Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Sin indicios de amaño en el Espanyol-Osasuna

ARCHIVO | EL INSTRUCTOR NO VE PRUEBA CONTRA PUÑAL, DAMIÁ Y SERGIO GARCÍA POR AQUEL 1-1 ESTÉRIL PARA LOS ROJILLOS

Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

  • Mail
Damiá presiona a Stuani.

Damiá presiona a Stuani. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

pamplona - Los exjugadores de Osasuna Patxi Puñal y Damiá Abellá y el jugador del Espanyol Sergio García dejan de estar imputados en el Caso Osasuna debido a que el juez, Eduardo Otamendi, decretó el sobreseimiento provisional de la causa sobre ellos, ya que las declaraciones incriminatorias del exgerente Ángel Vizcay sobre un supuesto encuentro entre los futbolistas a escasos metros del hotel donde se alojaba Osasuna para pactar un resultado no se han refrendado con ninguna otra prueba. De este modo, el juez no aprecia indicios de que se pudiera haber amañado un empate entre el Espanyol y Osasuna en el penúltimo partido de Liga de la temporada 2013-14, a cambio de 250.000 euros a jugadores del Espanyol, un resultado que efectivamente se produjo, pero que, según destaca el juez, “no le servía al conjunto navarro para mantenerse en Primera División” y “sólo beneficiaba al receptor del dinero”, ya que con ese punto el Espanyol salvaba matemáticamente la categoría, mientras que Osasuna no aseguraba nada con ese resultado.

Para argumentar el sobreseimiento, el magistrado revela también que cuenta con otro dato “de singular potencia indiciaria” a favor de los investigados Puñal y García, que radica en el hecho de que “los dos estaban siendo vigilados por detectives privados contratados por la LFP”, quienes los siguieron todo el fin de semana del partido en que, según el exgerente, se entregó el dinero “sin ver nada sospechoso o ni siquiera llamativo”. En la labor de espionaje encargada a los investigadores, observan los movimientos de Patxi Puñal desde que se bajó del autobús a su llegada a Barcelona y destaca que no se vio con terceras personas ni el sábado ni el domingo, día del encuentro. Durante la siguiente semana se fotografían los movimientos del jugador, sin observar nada anómalo en su vida cotidiana. Los detectives también investigaron a Sergio García desde el 6 de mayo e incluyen fotografías de su día a día. Concluyen que no advirtieron nada sospechoso en el comportamiento del jugador, ni antes ni después del partido.

De este modo, el juez entiende que la mera declaración de Vizcay “no puede ser suficiente para permitir continuar el procedimiento contra estos investigados”. Tampoco hay ningún indicio en torno a Damiá, al que Vizcay nombró como acompañante de Puñal en la presunta negociación.

la lotería no es relevante Asimismo, el juez no considera un indicio de amaño del partido el informe patrimonial efectuado por la Agencia Tributaria sobre Sergio García, relativo a que la esposa de éste, Genoveva Montero, “cobró dos décimos de la Lotería Nacional premiados con 41.000 euros los días 16 y 17 de junio de 2014”. Los funcionarios de la Agencia Tributaria alertaron al juez a la vista de que “los boletos fueron cobrados dos meses después de haberse producido el sorteo y que fueran adquiridos en la misma Administración sin ser correlativos” (seguidos).

Una vez valorada esta circunstancia en el transcurso de la instrucción, el magistrado concluye que “no es suficiente, ni en solitario ni conjuntamente con el resto de los hechos, como para considerar que existen indicios de amaño”. Para ello, recuerda que “estos décimos de lotería fueron adquiridos por la esposa de Sergio García en Badalona, una localidad vinculada íntimamente al jugador y su familia, según se desprende del informe de detectives de la LFP”. En tal información, se le ve al jugador acudiendo a dicha localidad, sin que el hecho de que los décimos no fueran correlativos “supusiera un dato especialmente llamativo y, en consecuencia, suficiente como para, obviando el resto de datos recabados durante la instrucción, acordar continuar el procedimiento frente a dicho jugador”.

las apuestas ni se mencionan En relación al Espanyol-Osasuna, Vizcay declaró en su día que los responsables de la Liga de Fútbol Profesional le informaron que algún jugador del Espanyol estaba implicado en apuestas en casas inglesas que alcanzaban los 250.000 euros. Nada de eso se ha podido probar. El juez tenía en el sumario un informe policial respecto a las apuestas en aquel encuentro, que desataron una fiebre de ingresos al empate. Sin embargo, ese dato ni siquiera se nombra en el auto de conclusión hecho público ayer.

Fue el partido de toda la Liga con más porcentaje de apuestas a la X, un 49,8%. Hasta esa fecha ni el Espanyol como local ni Osasuna como visitante habían manejado esos porcentajes al empate. La Policía sospechó, por ello, que pudo haberse dado un pacto y que se podía conocer previamente el resultado. Esa hipótesis no tiene trascendencia en la investigación. - M.J.A.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad