Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Once años de espera a una sentencia histórica

Hoy se ha conocido el fallo del caso que por primera vez ha puesto a una infanta ante el juez y ha hundido la imagen de la corona

Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

  • Mail
Fotografías de archivo de los acusados en el caso Nóos.

Fotografías de archivo de los acusados en el caso Nóos.

Galería Noticia

la sentencia del caso Nóos, que se ha conocido hoy, culmina el proceso judicial sobre una trama destapada hace 11 años cuando el diputado socialista Antoni Diéguez pidió explicaciones por el elevado coste de un foro sobre turismo y deporte organizado por Iñaki Urdangarin para el Govern balear. Llega así a su fin un proceso que afecta de pleno a la credibilidad del vértice del entramado institucional diseñado por la Constitución, la Corona. Diéguez, que en la actualidad preside el Consejo Consultivo de Baleares, compareció en rueda de prensa un jueves -el 16 de febrero de 2006- para denunciar que el Instituto Nóos había cobrado 1,2 millones de euros por organizar en Palma un encuentro de deportistas y gestores con dos jornadas de trabajo efectivas y que la entidad organizadora, asociación sin animo de lucro, fue escogida a dedo por el entonces presidente balear, Jaume Matas.

Hoy, once años y un día después, 17 acusados han conocido la sentencia, entre ellos el propio Urdangarin, el expresidente Matas -ya condenado en otras dos causas de corrupción- y la infanta Cristina, que se enfrenta a una petición de 8 años de prisión por presunta cooperación en delitos fiscales de su esposo. Hasta llegar a este punto, la siguiente fecha clave en este mediático caso fue el 20 de julio de 2010, cuando el juez de Palma, José Castro, abrió una pieza separada sobre el Instituto Nóos dentro de la macrocausa conocida como Palma Arena. A partir de ahí se fueron sucediendo hitos, entre ellos el de la imputación del entonces duque de Palma y de su esposa, que el 8 de febrero de 2014 compareció ante el juez para prestar declaración.

Finalmente, la infanta Cristina, su marido, el socio de éste, Diego Torres, y otras catorce personas fueron juzgadas en 2016, entre el 11 de enero y el 22 de junio, jornada en la que el proceso quedó visto para sentencia en manos de las magistradas del tribunal de la Audiencia de Palma que deberán aplicar la ley: Samantha Romero (presidenta y ponente), Eleonor Moyà y Rocío Martín.

fraude La investigación concluyó que cargos políticos de primer nivel aceptaron plegarse a Urdangarin, yerno del Rey Juan Carlos y cuñado de Felipe VI, a quien adjudicaron a dedo contratos sólo con que él se acogiera a su posición en la Casa Real y su matrimonio con la Infanta Cristina. La Audiencia de Palma notificará hoy a las doce del mediodía el desenlace, no definitivo, de este proceso que juzgó la presunta trama urdida para beneficiar con fondos públicos a entidades creadas por Urdangarin y su exsocio, que percibieron unos 6 millones de euros de varias administraciones, así como el supuesto plan posterior para defraudar a Hacienda.

Los encuentros desengrasantes con los dirigentes que dieron luz verde a los proyectos -Jaume Matas, Francisco Camps y Rita Barberá- tuvieron lugar en las residencias oficiales de Marivent y Zarzuela. Dos terceras partes del dinero -cuatro millones- acabaron malversados en los bolsillos de Urdangarin y de su socio, Diego Torres, como quiera que los respectivos gobiernos hicieron abandono consciente de su responsabilidad de fiscalizar la utilización de esos fondos por parte de un familiar del Monarca.

Las condenas que piden las seis acusaciones varían de los 107 años que suman las que reclama la Fiscalía Anticorrupción a los 192 años que reclama Manos Limpias. La petición de condena más alta es la del sindicato para Urdangarin: 26 años y 6 meses de prisión. El esposo de la infanta Cristina se enfrenta a una petición de condena de 19 años y 6 meses de prisión por parte de la Fiscalía Anticorrupción por los presuntos delitos de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, dos delitos contra Hacienda y blanqueo. A su esposa solo la acusa Manos Limpias, que pide e una condena de 8 años de cárcel por colaboración en dos delitos fiscales, mientras que la Fiscalía solo la considera responsable a título lucrativo por 587.413 euros.

Sobre el juicio sobrevoló desde el primer día la duda cáustica, alimentada por Torres con abundante documentación, de hasta dónde llegaba el amparo o al menos la tolerancia del Rey Juan Carlos hacia las actividades del Instituto Nóos de Iñaki Urdangarin. - D.N.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Últimas Noticias Multimedia

Publicidad

Publicidad