Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UPN y PSN convierten la campaña de matriculación en una batalla política con el euskera como posible víctima

| Han cuestionado una difusión publicitaria para el modelo D muy similar a la que ellos hicieron en otras épocas o entidades

| La inscripción termina hoy tras una semana marcada por la polémica lingüística sobre la que alertó el Consejo del Euskera

| La gestión de Educación de una prematrícula con novedades y muy competida completa un incierto panorama en resultados

Txus Iribarren - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

NIZE mantiene su campaña surgida en los tiempos ‘duros’ de UPN.

NIZE mantiene su campaña surgida en los tiempos ‘duros’ de UPN. (D.N.)

Galería Noticia

NIZE mantiene su campaña surgida en los tiempos ‘duros’ de UPN.Imagen de un panfleto contra el modelo D buzoneado en Tudela.Alcaldes en una presentación de la campaña local en la prematrícula de 2012.Sortzen tambien lanza su propia campaña desde las apymas mayoritarias del modelo D público.Cartel de la campaña oficial de Educación puesta en marcha este año.Un detalle de la publicidad de los centros de modelo D.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Pamplona- El periodo de premariculación para el curso 2017/2018 que hoy termina ha devenido en lo contrario a lo que el Consejo Navarro del Euskera recomendó el pasado mes de enero en una declaración unánime que alertaba de que “determinados partidos políticos y otros agentes se están valiendo del euskera para alimentar el conflicto social” y solicitaba sacar el idioma de la disputa partidista. PSN y UPN (en compañía de PPN) han convertido la campaña de preinscripción en una campaña política (en forma de pronunciamientos, mociones...) centrada en cuestionar la publicidad que desde diferentes departamentos del Gobierno se ha realizado en torno al modelo D, una difusión muy similar a la que ambos partidos habían realizado en otras épocas o desde diferentes instituciones (ayuntamientos, política lingüística..). Las serie de “incidencias” o “fallos técnicos” en la gestión de la prematrícula por parte del departamento d Educación también han allanado el camino a esta estrategia política en una prematrícula en la que el Gobierno y el cuatripartito arriesgaba mucho, pero especialmente por otras cuestiones sociales que no tenían que ver con lo lingüístico como el tipo de jornada, la proximidad... Una campaña, por otra parte, más competida que nunca y con los idiomas en el ojo del huracán y como gancho de marketing. Los primeros resultados de la preinscripción -con el interés añadido de ver la respuesta en la zona no vascófona a una oferta más trabajada del modelo D con 14 centros de referencia y doble solicitud- se empezarán a conocer hoy, aunque existe el precedente de los datos del año pasado en la oferta pública del PAI -que no es un modelo, en todo caso- que se resintió por la polémica generada en torno al inglés.

La actuación del Gobierno (con una doble campaña oficial de difusión desde Educación y desde Euskarabidea) no ha sido muy diferente a lo que otros Ejecutivos de UPN solían hacer antes de la involución decretada a partir del año 2000 tras la que cual desapareció la filosofía de discriminación positiva y tuvo que ser la iniciativa social (NIZE, NIE, Sor-tzen y entidades locales) la que asumiera el papel protagonista de trasladar a la sociedad la existencia de una enseñanza también en la otra lengua de Navarra. Es cierto que, apremiado por los socios de Gobierno, se ha puesto el acento ahora en la información sobre el modelo D (lo que ha podido tener un efecto boomerang como ya sucedió también a principios del siglo, tras una multitudinaria marcha en favor del euskera que fue respondida desde el nuevo gobierno de Sanz desmontando Política Lingüística y diluyendo la LFV);pero el trasfondo no es nuevo y arranca de un enfoque de normalización lingüística defendido hoy por Euskarabidea o el Plan Estratégico del Euskera y que es habitual en otras autonomías bilingües y lo era en la propia Comunidad Foral en los años 90. Las críticas de diferentes agentes y partidos en torno a una priorización del modelo D en las campañas institucionales sobre la prematrícula pueden ser lógicas en el juego político, pero técnicamente adolecen de una visión reduccionista al restringir el euskera al mero plano educativo, con diferentes opciones en liza (pública-privada, modelo G-A y modelo D...), y al momento concreto de la matrícula.

Por el contrario, la apuesta del Gobierno, aunque polémica, tiene su raíz en un enfoque de promoción del una lengua propia (base también de la Ley Foral del Vascuence) en el que la educación (de ahí las actuaciones sobre la prematrícula) es una pieza más y un motor clave de su futuro. Así lo demuestra la última encuesta sociolingüística, según la cual la pervivencia de la lengua se apuntala en que las nuevas generaciones de hablantes sustituyan a los viejos euskaldunes: un 25,85% de los menores de 24 años conocen este idioma, dominado ya por al menos 69.000 navarros. En Navarra, donde el castellano es la lengua fuerte desde un punto de vista sociolingüístico, la difusión de la opción a estudiar en euskera (luego las familias deciden) es un factor clave de su recuperación, al igual que otros como medios de comunicación, ámbito laboral, prestigio social, etc...). Ahí se apoyan las tres patas de la polémica prematrícula: que Euskarabidea haya lanzado un campaña explícita en favor del modelo D, que Educación incluya una pestaña específica en la genérica por la enseñanza pública y que una veintena de entidades locales suscriban una campaña animando a sus vecinos a inscribir a sus hijos en el modelo D al entender que el euskera es una segunda lengua (o primera, según la zona) que enriquece culturalmente sus municipios.

campañas oficiales...

Educación: “Elige la pública. Por calidad, por cercanía”. La campaña institucional de Educación se ha centrado en promocionar la red de centros de la que es titular. Ha costado 54.000 euros e incluye anuncios en prensa, radio, TV... Tiene un link relativo al modelo D y otro a esta opción en la zona no vascófona (por las novedades de este año). No se incluye información específica sobre el PAI, que no es un modelo sino un programa de intensificación de inglés presente tanto en el modelo D como en el G y el A. Educación ha habilitado para este año dos medidas para canalizar una posible demanda social en la zona no vascófona (a donde se extendió la posibilidad del modelo D por ley) ya que las familias tienen que inscribirse en ocasiones en un centro en el que no se sabe si habrá esta oferta: se fijan 14 centros de referencia y se permite una inscripción única pero con dos solicitudes para hacer que en caso de que no salga por ratio, el alumno no pierda posiciones respecto a otras opciones. Esto ha sido cuestionado por el Consejo de Navarra, UPN, PPN y PSN.

Euskarabidea: “Calidad, confianza, euskera”. Euskarabidea, adscrita orgánicamente a otro departamento (Relaciones ciudadanas e Institucionales) y con vocación de transversalidad a todo el Gobierno sí que realiza una campaña específica de promoción del modelo D, que lo liga al plurilingüismo: “euskera, castellan e inglés”. Ha costado 48.000 euros con una difusión similar. Euskarabidea ha hecho doce reuniones informativas en la zona no vascófona para explicar esta nueva oferta potencial. La labor de Euskarabidea es promocionar una de las dos lenguas propias.

Entidades locales: “Modelo D: la fórmula perfecta”. Como viene siendo habitual desde los años noventa, una veintena de municipios de diferentes zonas de Navarra han editado una campaña en favor de la escolarización del euskera como una parte consustancial a la realidad social de sus localidades en las que también se ofertan actividades culturales en ese idioma, etc...

... y otras campañas

Sortzen, NIZE, NIE... Habitualmente tanto la federación de apymas mayoritaria en el modelo D (Sortzen) como los directores de estos centros (NIZE) o la Federación de ikastolas realizan sus campañas en favor del euskera.

Panfletos en contra: “¿Guerra lingüística sucia?”. Pero también ha habido movimientos, en este caso anónimos, justamente en dirección contraria. En la Ribera se han buzoneado unos panfletos en contra del modelo D.