Críticas a la “falta de transparencia” de la Mancomunidad de Montejurra

Salvemos El Ega, Sustrai y alcaldes insisten en que el abastecimiento “debe ser sostenible”

Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Un momento de la rueda de prensa de ayer.

Un momento de la rueda de prensa de ayer. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Un momento de la rueda de prensa de ayer.

medio ambiente- Representantes de Sustrai Erakuntza, de la asociación Salvemos El Ega y alcaldes de localidades de Valdega valoraron ayer la reciente sentencia del Tribunal Supremo en torno al PSIS del proyecto de abastecimiento de agua al sur de la Merindad. Estas entidades consideran que la Mancomunidad de Montejurra “debería haber actuado con transparencia”.

Desde Salvemos el Ega insistieron de nuevo en que este colectivo no es contrario “al abastecimiento de boca de ninguna población. Siempre hemos defendido que el abastecimiento se realice de forma sostenible, por eso pedimos un estudio hidrológico completo y actualizado de la capacidad del acuífero de Lóquiz que no ponga en riesgo los ecosistemas y el río Ega”, destacan. Asimismo, desde la asociación creen necesario “establecer el caudal mínimo ecológico”.

Además, señalaron que “es necesario que se corrija el excesivo uso que hace la población del agua potable, dado que en la Mancomunidad de Montejurra el consumo es de 420 litros por habitante y día, tratándose del mayor consumo de toda la Cuenca del Ebro, muy por encima de la media de 275 litros por habitante y día”.

Sobre la Mancomunidad de Montejurra, aseguran que “ha actuado durante todo este proceso con opacidad y prepotencia, ha llevado una política de hechos consumados e incumpliendo la ley tal y como demuestra esta sentencia”.

“Ejemplo de ello es, una vez más, su último comunicado, por el cual informaban de que paralizaban las obras del pozo de investigación de Mendaza. La calificación de pozo de investigación no es cierta. Se trata de las obras de los dos pozos que se incluían en el PSIS que se recurrió en los tribunales y que ha sido ahora anulado. Son los dos pozos por los que pretenden ampliar la extracción de agua del acuífero de Lóquiz. No son pozos de investigación, aunque pretendieran también utilizarlos para realizar una investigación de la capacidad del acuífero. Creemos que si la Mancomunidad de Montejurra hubiese actuado con una gestión transparente, teniendo siempre como criterios básicos la sostenibilidad y la protección de los recursos que administra bajo un criterio de equidad, no habría ocurrido lo que está pasando con este proyecto”, señalan. - M.G.