El PSN defiende su gestión en Oncineda y achaca la situación a la actuación de UPN

Mª José Fernández asegura que firmó los anexos porque apostaba por el proyecto de ciudad deportiva

Maite González - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Jorge Crespo, Ignacio Sanz de Galdeano y Mª José Fernández, ayer.

Jorge Crespo, Ignacio Sanz de Galdeano y Mª José Fernández, ayer. (MAITE GONZÁLEZ)

Galería Noticia

Jorge Crespo, Ignacio Sanz de Galdeano y Mª José Fernández, ayer.

estella-lizarra- La Agrupación Socialista de Estella dio explicaciones ayer sobre las actuaciones llevadas a cabo en torno a la zona de Oncineda, donde estaba proyectada una ciudad deportiva. La exalcaldesa de Estella-Lizarra, Mª José Fernández, aseguró que siguió con el proceso porque creía en el proyecto y deseaba que se construyesen las instalaciones deportivas, cuya primera fase era viable económicamente, según constataba un informe de viabilidad de los servicios técnicos municipales.

“Yo soy responsable de este proyecto, junto con los grupos que me acompañaban y estoy orgullosa de ello”, aseguró contundente Fernández, que añadió que “firmé ese anexo porque era lo que había que hacer, porque era un expediente en curso. No había ninguna razón para no firmarlo. Volvería a hacerlo”, aseguró.

La exalcaldesa explicó que “cuando firmé el último anexo dimos por supuesto que el proyecto iba a seguir”. Fernández recordó que “incluso aumentamos el plazo de cuatro a ocho años para que al Ayuntamiento le diese tiempo a tramitar todo: seguir con el proyecto, aprobar el Plan General y la reparcelación de Ibarra”.

El grupo socialista hizo referencia al cambio en la alcaldía, que pasó a UPN en 2007. “¿Puede ser responsable una alcaldesa de lo que no han hecho los que le han sucedido?”, se preguntó Mª José Fernández a este respecto.

En este sentido, su compañero de grupo y actual concejal del PSN Ignacio Sanz de Galdeano aseguró que “se posibilitaba al gobierno que viniese haber seguido con el tema adelante. Sin embargo, UPN, a pesar de que no deseaba la creación de la zona deportiva, ni la suspendió ni la solucionó”.

El grupo socialista aseguró que “si hubiesen seguido ahora, ya tendríamos las instalaciones hechas, al menos la primera fase. Sin embargo, UPN optó por la reforma del campo de fútbol de Merkatondoa y de las piscinas del Agua Salada, de todo punto insuficientes”.

Desde el grupo socialista recordaron que existía un informe de viabilidad de los técnicos municipales que constataba textualmente “que existe viabilidad económica para llevar a cabo la construcción de la primera fase, de 7,7 millones de euros”. Por ello, según explicó Ignacio Sanz de Galdeano, “en el presupuesto del Ayuntamiento de Estella se incluyeron 7,7 millones para la ejecución del proyecto”. También se tramitó una subvención al Gobierno de Navarra de un millón de euros para llevar a cabo esta actuación. Incluso se aprobó el proyecto inicial.

Desde el PSN insistieron en que “en 2008 UPN decide acometer la reforma de Merkatondoa y de las piscinas del Agua Salada. En 2011 Begoña Ganuza (UPN) dice que quieren hacer las instalaciones deportivas. Pero ya habían imposibilitado cualquier plan de viabilidad porque decidieron hacer esas dos obras”.

Ignacio Sanz de Galdeano defendió que había herramientas para seguir gestionando el tema. “Se podrían haber reunido con los propietarios y acordar una prórroga. Esa negociación se tenía que haber hecho”. Mª José Fernández añadió que “había una tercera solución, revertir definitivamente el proyecto, decir yo no quiero instalaciones, y cerrarlo todo. Pero eso tampoco se hizo”. Ignacio Sanz de Galdeano recordó asimismo que “quedaban los compromisos con las personas que decidieron buscar permutas y salida económica a su patrimonio, pero tampoco lo solucionaron. Todo esto nos ha llevado a esta situación”. Asimismo, sobre el argumento que esgrime UPN de que no estaba aprobado el Plan General, Mª José Fernández asegura que “se podía haber hecho un Plan Parcial”.

negociaciónSin embargo, sobre la situación actual, desde el PSN expresaron que “lo importante ahora no es tanto justificar esta gestión, sino trabajar por su solución”.

Por su parte, sobre Geroa Bai, el PSN aseguró que “dejó clara su participación, explicó su gestión y atribuyó responsabilidades del fracaso de la gestión a UPN, salvando la suya propia”. Asimismo, desde el grupo socialista hicieron referencia a las declaraciones de EH Bildu. “Anuncian una catástrofe. Que la situación de este expediente no es un caramelo es cierto, pero los Ayuntamientos son entes vivos y la herencia de los anteriores la tienen que soportar y asumir siempre los que vienen. Ahora es tiempo de trabajo y gestión y la gestión depende del equipo de gobierno, del que todos esperamos que luche para sacarnos de este atolladero. Debe pedir ayuda y colaboración de todos para salir de este aprieto”.

En este sentido, Mª José Fernández señaló que es posible la negociación. “Hay que centrarse en la solución y lo primero que hay que hacer es sentarse. Sería interesante hacer una nueva valoración y todavía consideramos que es importante llegar a un acuerdo con los propietarios. Se están poniendo en la peor de las situaciones. Es complicado, pero hay que negociar”.

terrenosPor su parte, la exalcaldesa de Estella-Lizarra asegura que “se habla de indemnización y este término es erróneo. Si el Ayuntamiento llegase a un acuerdo con los propietarios, se haría una compra y además de los terrenos se contaría con los aprovechamientos de Ibarra. Es una compra, no una indemnización”.

Con respecto a los precios por los terrenos que se establecieron en los anexos, Mª José Fernández e Ignacio Sanz de Galdeano relataron que “los terrenos eran rústicos, que entonces se pagaban de 13 a 15 euros el metro cuadrado, pero el Plan General preveía convertirlos en dotacioneles. Se hizo a un precio de 43,94, que era algo inferior a lo que entonces se pagaba por terrenos dotacionales”. Respecto al paso de este precio de 43,94 euros a 108 euros por metro cuadrado en un anexo firmado por Begoña Ganuza, Mª José Fernández aseguró que “me parece tremendo pasar a más de dos veces y media. La razón no la sé, pero me parece un despropósito”.

En esta línea, Ignacio Sanz de Galdeano indicó que “hemos mirado por qué se puso a 108 y hubo un técnico propuesto por los propietarios que hizo una valoración. En ella se calculó el beneficio si se hubieran hecho con los aprovechamientos en Ibarra”, indicó.