47 partidos de sanción por agredir al árbitro

violencia llamativo castigo para un futbolista de la regional andaluza

Sábado, 18 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

madrid- El Comité de Competición de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) en Cádiz sancionó este jueves con 47 partidos a un futbolista del CD Jédula por agredir a un árbitro asistente en el partido de Primera Andaluza Sénior que le enfrentaba al Recreativo Portuense, disputado el pasado domingo en El Puerto de Santa María.

Dicho comité ha impuesto un castigo al jugador de 40 partidos de suspensión por la agresión al árbitro, otros cinco por producirse violentamente en otra acción que no llega a ser agresión y otros dos más por desconsideración al colegiado del encuentro. Asimismo, ha sancionado a su club, el CD Jédula, con la pérdida de un punto en la clasificación por este hecho.

“Esta importante sanción es una prueba más de la firmeza con la que la Real Federación Andaluza de Fútbol sanciona las acciones violentas y agresiones (físicas o verbales) dentro del terreno de juego, objeto de su competencia, especialmente si tienen como víctima al árbitro del encuentro, con agravantes en casos de racismo, xenofobia y homofobia”, señala la Federación Española de Fútbol en una nota.

Hace un mes el Comité de Competición de Sevilla impuso otra sanción a cuatro jugadores y al entrenador del CD San Martín, que milita en la Cuarta División Andaluza Sénior, de 51 partidos de suspensión a cada uno por otra agresión a un árbitro -más de 200 encuentros de suspensión para un equipo si se suman los castigos de todos los protagonistas del altercado. En aquella oportunidad, el colegiado agredido estuvo 18 días de baja para recuperarse de las lesiones producidas por el ataque.

En el año 2013, otra agresión a un árbitro le supuso a tres jugadores sénior del Marchena Balompié una sanción de cuatro años alejados de los terrenos de juego por otra agresión a un árbitro, que permaneció tres meses de baja por la paliza. - E.P.

los datos

La suspensión. Los 47 partidos se distribuyen en 40 por la agresión, cinco por otra acción violenta y dos más por desconsideranción al árbitro.

Un punto. Sorprende que el club del agresor solo haya sido sancionado con la pérdida de un punto en la clasificación tras la salvajada de su futbolista.

Antecedentes. El Comité de Competición Andaluz ha tenido que lidiar con antecedentes de agresiones muy graves en las que ha optado por aplicar con total rigor el reglamento. Ha habido suspensiones hasta de 51 partidos.