El Gayarre propone practicar inglés en familia con ‘Canterbury Tales’

Música y teatro se dan cita en la función de esta tarde a las 19.00 horas

Ana Oliveira Lizarribar Oskar Montero - Sábado, 18 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Rebeca Cobos, ayer en el Gayarre.

Rebeca Cobos, ayer en el Gayarre.

Galería Noticia

Rebeca Cobos, ayer en el Gayarre.

pamplona- Recurso educativo, pero también forma de ocio. Es lo que quiere ser Canterbury Tales, el espectáculo en inglés para toda la familia -niños/as a partir de 5 años- que el Teatro Gayarre ha programado para esta tarde a las 19.00 horas. Las entradas tienen un precio de 10 euros y, al término de la función, que cuenta con títeres y música en vivo, los intérpretes mantendrán un encuentro con el público.

La compañía inglesa Parlon Film Company y la española Cup of Theatre son las responsables de esta propuesta basada en el clásico de la literatura británica de Geoffrey Chaucer que su directora, Rebeca Cobos, ha adaptado “mucho” para poner el texto al alcance de todos los públicos, de pequeños a mayores. Los cuentos originales fueron escritos a finales del siglo XIV con una estructura semejante a la de El Decamerón, de Boccaccio. “Está considerada la primera obra escrita en inglés coloquial, ya que hasta entonces todos los textos se redactaban y publicaban en latín o en francés”, explica Cobos, que reside en Londres desde hace 11 años, cuando se fue a trabajar como productora y actriz al espectáculo Freedom. “Cuando terminamos las funciones, lo iban a tirar todo y les dije que creía que en España podría tener un hueco un montaje para público adulto que estuviera aprendiendo inglés, y así fue. Vinimos al Teatro Infanta Isabel y fue muy bien, ahí nos vieron los del Teatro del Canal y ya hace cinco años que trabajamos con ellos”, indica la directora, que en Canterbury Tales ha optado por el público familiar.

“Los textos están muy adaptados y aunque es importante tener un cierto nivel de inglés, más que nada porque todos los actores son nativos, el espectáculo se disfruta fácilmente a la vez que se aprende el idioma de una manera relajada”, señala. Y añade que también “hay guiños para los padres”, además de una iluminación “vivaz” y muchos elementos visuales que ayudan a seguir la narración. En concreto, Cobos escogió dos de los cuentos de Chaucer. El primero es The Nun’s Priest Tales, una fábula en la que el zorro Russef y el gallo Chanticleer aprenderán a la fuerza a frenar la arrogancia y la fanfarronería. Y el segundo es The Wife of Bath, “un texto que me apasiona” porque defiende valores como la igualdad y el respeto, indica Cobos. Cuenta la historia del peculiar castigo que la reina impone a un caballero que intenta besar a una joven dama sin el consentimiento de esta. La monarca le fija el plazo de un año para dar con la respuesta a una pregunta: ¿qué desean las mujeres? La solución, esta tarde en el Gayarre.

música en vivoUna de las características principales de Canterbury Tales es el uso de la música en directo. Todos los intérpretes cantan y tocan instrumentos, de modo que la narración y las melodías, creadas expresamente para el montaje, se van entrelazando. En concreto, hay soprano, mezzosoprano y tenor, en el apartado vocal, y saxo, clarinete, piano, acordeón, guitarra española, mandolina oriental, cello y percusión, en el instrumental. Solo hay un tema compuesto a partir de unos versos de Geoffrey Chaucer, lo que le da a la obra un toque medieval.