Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

De lo que habló Vizcay no se prueba ni la mitad

CASO | eL EXGERENTE puso a tebas sobre la pista de siete presuntos amaños en 2 cursos de los que poco se SABE

Enrique Conde - Sábado, 18 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Vizcay, a la salida del juzgado.

Vizcay, a la salida del juzgado. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Vizcay, a la salida del juzgado.

PAMPLONA- El embrollo que parió Vizcay cuando acudió a portagayola a contarle a Tebas todos los secretitos que guardaba de Osasuna ha cumplido ya dos años y, en este periodo, si bien el lío ha crecido extraordinariamente por encima de cualquier percentil imaginable y el club rojillo se ha convertido en una entidad vigilada, fiscalizada y sometida a todo tipo de injerencias e investigaciones. Si bien eso es innegable que ha ocurrido y queda mucho para que se le eche el telón, sin embargo la historieta que narró Vizcay ante Tebas, vayan a saber por qué, se ha quedado a la mitad. Del auto judicial conocido el jueves, en el que el juez Otamendi zanja los dos años de instrucción con 18 investigados que irán a juicio, otros once sobre los que se archivan las diligencias, solo quedan dos partidos señalados, e incluso uno de ellos no cumpliría los criterios del delito de corrupción deportiva al tratarse de una prima para que el Betis ganara al Valladolid. El otro duelo sería el Osasuna-Betis, que cerró la Liga 2013-14, y donde la victoria rojilla no impidió bajar.

EN LA 12-13 NO HAY NADAPero Vizcay contó de inicio muchas más cosas, y otras tantas o más calló, que no han tenido respaldo en la investigación judicial. Así, el exgerente decía que los 900.000 euros que salieron del club y que se justificaron a través de un recibo a unos agentes inmobiliarios de Terrassa habían ido destinados a los siguientes fines: 150.000 euros que se pagaron al Valladolid por ganarle al Deportivo (que decía que entregó Vasiljevic en Pucela a un utillero del equipo castellano), 150.000 que se dieron al Betis por imponerse al Celta (Vizcay no pudo concretar quién lo entregaba, decía que se le dieron al utillero del Betis en Madrid) y 400.000 euros para un Osasuna Getafe (para cuya entrega contaba que se había desplazado a un área de servicio de Zaragoza el directivo Txuma Peralta, que se llevó de acompañante al excontable Tomás López sin que este supiera nada, para verse con alguien).

Luego, Vizcay fue advertido por el gerente del Getafe de que al equipo azulón no se le había hecho entrega de nada y que, por ello, anduvieran al loro de lo que hacía Peralta. Por ello, decía Vizcay, a la temporada siguiente, Peralta no hacía solo esas cosas y las hacía con él. De todo esto, en la resolución judicial se pasa por encima porque nada se ha podido demostrar. “No se han obtenido indicios de la realidad de los pagos por amañar partidos en esa temporada por lo que llegaremos a la conclusión”, dice el juez, que “el dinero salido del patrimonio del club sin justificación alguna sobre su destino es muy superior al pretendido por Vizcay”. Conviene sumar a ello el préstamo de Osés, relatado en la noticia inferior.

SUS “CUENTAS” NO AVALADASLas cuentas (las comillas las pone el juez) realizadas por Vizcay en sus declaraciones “no han sido confirmadas por las diligencias practicadas”, recuerda el auto judicial y aquí hace referencia a la temporada siguiente, la 2013-14, donde salieron del club 1,4 millones a Flefield que no se han justificado. En este curso, el exgerente aseguró que se dieron 400.000 euros en enero para primas a jugadores por puntos ganados en distintos ciclos de partidos, pero el juez ve acreditado que para dichas primas solo fueron 226.000 euros. Además, de los partidos sospechosos, Vizcay decía que se pagaron 400.000 euros a los jugadores del Betis por vencer al Valladolid y otros 250.000 por que se dejaran ganar en Pamplona y 250.000 euros más por empatar con el Espanyol.

Solo el caso de los béticos va a ir a juicio. Ahí las evidencias son más numerosas. Las conversaciones telefónicas entre Peralta y Vizcay con los futbolistas implicados, el viaje de ambos a Sevilla y el traslado de 400.000 euros en tren de Maquírriain, una reunión previa en Madrid reconocida por el propio defensa Antonio Amaya entre este y Xavi Torres y los dos emisarios rojillos, el yate que adquirió Torres durante el verano, el reconocimiento de voz que de este hizo Vizcay tiempo después de haber señalado a Figueras como el jugador que le llamaba insistentemente para reclamarle más dinero prometido por Peralta y otra cita de Vizcay con Amaya en una furgoneta a las puertas del hotel Los Galgos de Madrid donde decía que se entregó el dinero. Si este se dio o no es buena materia para el juicio.

la ficción de cornelláDonde patinó de lleno la versión de Vizcay fue en el partido de Cornellá donde decía que se habían reunido Puñal y Damiá con el capitán espanyolista Sergio García para pactar un empate. El punto, recuerda el auto del juez, era estéril para Osasuna, que no le salvaba y le dejaba a expensas de terceros. Pero Vizcay nunca aclaró qué dinero se entregó en ese supuesto pacto, quién lo hizo, dónde y cómo sabía él que en ese partido jugadores del Espanyol habían apostado. En un principio dijo que eso se lo chivó Tebas. Al final, lo cierto es que las apuestas al empate en ese partido fueron muy por encima de la media pero nadie ha demostrado que los futbolistas estuvieran implicados en las mismas. De hecho, aunque la propia Liga dijera que la información se la ofreció un infiltrado entre apostadores profesionales, a dicho infiltrado nadie le ha puesto rostro. A ello se une la inverosímil narración de cómo Vizcay, desde el vestíbulo de un hotel, a 100 metros y de noche, había visto a Puñal montarse en un coche con el espanyolista García. Ficción de un mal cuento.