Un pueblo que acoge amigos

Por Carlos Vélez Medrano - Domingo, 19 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Así dice la aurora que se canta el día 25 de julio, por las calles de Gares, en honor a Santiago, nuestro patrón.

Tuve la suerte de estar en el partido Beti Kozkor-Gares, único partido al que he asistido como aficionado del CD Gares fuera de Osabidea.

A mi lado, durante el partido, un jugador del Gares, otro exjugador (al que rompiste la nariz) y dos padres y dos madres de dos jugadores del Gares, estábamos en un rincón de la grada.

La verdad es que vimos el partido tranquilamente y animamos a nuestro querido Gares. Ni los jugadores ni los padres que estaban a mi lado alzaron la voz. Volvimos contentos del empate logrado en Lekunberri.

El domingo, dándole un vistazo al periódico, veo las primeras noticias alarmantes: “Gritos racistas del Gares contra un jugador de raza negra del Beti Kozkor”. Personalmente, no los oí.

Entonces me acuerdo de cómo en una jugada en la segunda parte, y enfrente de donde nos encontrábamos todos los arriba mencionados, un jugador del Beti Kozkor le dice a otro del Gares: “¡Mecagüen tu puta madre!”. La madre era una de las dos que estaban junto a mí. La madre, sin más, dice: “Mira, ésa soy yo”. Quitando hierro a la palabrota, y todos y todas los que estábamos allí nos reímos.

Allí estaban los forales. Sin embargo, no ha habido ninguna denuncia, por ninguna de las partes implicadas. ¿Esto no podía ser violencia de género?

Mi conclusión final: ¿quién gana con todo esto? Creo que hay dos claros perdedores: el fútbol navarro y el CD Gares, por todo lo que está saliendo en la prensa. Y un claro ganador: el Beti Kozkor. ¿Por qué han creado todo este montaje?

En el CD Gares han jugado y juegan blancos, negros, marroquís, sudamericanos y hasta de Obanos. ¿Es esto racismo?

De todas formas, seguiréis siendo bien recibidos a este pueblo que acoge amigos.

Solo decir ¡Aupa Gares! y que pasemos un buen día en la celebración del 50º aniversario.

Ez-racismo-no. ¡Aurrera Gares!

El autor es socio número 4 del CD Gares.