Mi querida Olivetti

Compromiso

Por Santiago J. Navarro - Domingo, 19 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

El primer día de febrero de 1917 nacía en Barcelona el economista y escritor José Luis Sampedro, razón por la que ahora puede celebrarse el centenario de su llegada al mundo, casi un siglo antes de recibir la Orden de las Artes y las Letras de España, que en 2010 se le concediera por “su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo”, y, un año después, el Premio Nacional de las Letras Españolas. Ensayos como Realidad económica y análisis estructural (1959), Conciencia del subdesarrollo (1973), El mercado y la globalización (2002) y Los mongoles en Bagdad (2003) se hermanan con novelas tan populares como Congreso en Estocolmo (1952), El río que nos lleva (1961), El caballo desnudo(1970), Octubre, octubre (1981), La sonrisa etrusca (1985) o La vieja sirena (1990) en una obra que incluye, igualmente, el texto autobiográfico Escribir es vivir, libro autobiográfico de 2005 escrito en colaboración con Olga Lucas.

Pero Sampedro era más que el autor de estas citas y autor (también) teatral, poeta y académico de la lengua, pues, gracias a la multiculturalidad familiar que, al parecer, mamó desde muy pequeño, contó con el beneficio de una serie de influencias presentes, más tarde, en su obra. Y, a todo ello, debe añadirse el cúmulo de conocimientos que le brindarían su exilio en Gran Bretaña y su regreso a España en la década de los ochenta del pasado siglo, experiencias que, no cabe duda, quedarían reflejadas en dicha obra, la cual contaría, finalmente, con la aceptación general del lector y de la crítica. En 2016, Debate presentó Diccionario Sampedro, con una edición también a cargo de Olga Lucas, impulsora del Taller de los Etcéteras en Radio Klara y de La Esfera Azul y autora de cuentos y poemas en diversas obras colectivas y propias .Por su parte, DeBolsillo se ha encargado de hacer lo propio con La ciencia y la vida, producto de una serie de conversaciones del economista con el doctor Valentín Fuster, que le salvaría la vida y se convertiría en un gran amigo y compañero de reflexiones sobre la vida y el arte.

Por otro lado, Seix Barral reedita ahora La balada del café triste, novela breve nada ajena al compromiso con la verdad escrita por Carson McCullers en 1951 y con la cual recuerda el centenario del nacimiento de la escritora estadounidense (el 19 de febrero de 1917) y los 50 años de su fallecimiento en forma de una nueva edición que cuenta con diseño renovado y un prólogo de Paulina Flores e incluye los cuentos que acompañan al texto que ha dado nombre al libro a lo largo de los años. McCullers también publicaría otras grandes obras en las que se reflejan las difíciles condiciones de la vida provinciana sureña del pasado siglo, como El corazón es un cazador solitario (1940) y Reflejos de un ojo dorado (1941). Seix Barral tiene previsto reeditar próximamente, en similares condiciones y precios asequibles, buena parte de la muy atractiva obra de Carson McCullers.