Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Interior y bomberos acuerdan medidas para renovar la plantilla y reforzar el servicio

Se propone convocar 55 plazas más hasta 2019, ampliar el transporte sanitario urgente y crear el Grupo de Rescate Técnico (montaña)
Se incentiva que el personal mayor de 55 años siga operativo

Jesús Morales - Domingo, 19 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Un bombero trabaja durante una quema controlada.

Un bombero trabaja durante una quema controlada. (D.N.)

Galería Noticia

Un bombero trabaja durante una quema controlada.Bomberos interviniendo para sofocar un fuego.

PAMPLONA- El Departamento de Interior del Gobierno de Navarra y los representantes sindicales de los Bomberos han alcanzado un acuerdo para reorganizar y garantizar la sostenibilidad del servicio, subsanando las necesidades de personal heredadas de los gobiernos de UPN, con la consolidación e incluso una ampliación de la actual cartera de prestaciones. Entre las medidas de mayor calado figuran el compromiso del Ejecutivo foral de convocar 55 plazas más de bomberos en lo que resta de legislatura (años 2017, 2018 y 2019);el fortalecimiento de los servicios de transporte sanitario urgente y la creación del Grupo de Rescate Técnico (montaña);y se incentivará mediante una reducción progresiva del cómputo anual de horas que el personal de más de 55 años mantenga la condición operativa y no pase al régimen de segunda actividad.

La propuesta de acuerdo que la consejera de Interior, María José Beaumont, espera llevar esta próxima semana a la sesión del Gobierno para su aprobación formal, ha venido siendo negociada durante los últimos meses por los máximos responsables de la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra, entre ellos el director general de Interior, Agustín Gastaminza, y el jefe del Servicio de Bomberos, Javier Bayona, con la Comisión de Personal del servicio, que prevé someter las medidas a votación en una asamblea de toda la plantilla.

El estudio realizado por la Dirección del Servicio de Bomberos sobre la evolución demográfica del personal operativo que integra actualmente la plantilla puso de manifiesto en el seno del Departamento de Interior la necesidad de adoptar una serie de medidas cuyo objeto es garantizar la capacidad necesaria para atender en condiciones de seguridad y eficiencia la cartera de servicios que en estos momentos prestan los bomberos, pero también para permitir un mejor desarrollo de sus competencias.

El objetivo del Gobierno de Navarra es dimensionar progresivamente y estabilizar la plantilla en 388 cabos y bomberos operativos en servicio activo. En esa tarea, se enmarcan la Oferta de Empleo Público de 2015 de 30 plazas, cuyos efectivos se incorporarán de forma efectiva al servicio próximamente tras la realización de la formación práctica que han venido desarrollando durante los últimos meses, y la reciente Oferta Pública de Empleo de 15 plazas, cuyo plazo de inscripción dio comienzo el pasado 7 de febrero.

cien plazas en la legislaturaEn ese sentido, la propuesta de acuerdo prevé renovar la plantilla de bomberos a través de la progresiva inclusión en las OPE de 2017, 2018 y 2019 de un número de efectivos que ronde las cien plazas en el conjunto de la legislatura, de modo que quedarían pendientes de aprobar 55 plazas, que se sumarían a las 45 ya convocadas.

De forma paralela, la propuesta de acuerdo plantea la consolidación y fortalecimiento de los servicios de transporte sanitario urgente, así como el resto de servicios que se prestan actualmente desde el Servicio de Bomberos de Navarra, además del desarrollo de las competencias de rescate mediante la organización de un Grupo de Rescate Técnico, que tendría entre sus funciones las de llevar a cabo salvamentos en montaña.

Asimismo, se propone regular las condiciones en las que se desempeñan lo servicios de segunda actividad o servicios auxiliares (trabajos de logística y mantenimiento de vehículos, equipos, etc) mediante un reglamento que, entre otras cosas, garantice el pase a dicha situación a todo el personal que, por dictamen del Servicio de Prevención, se vea obligado a ello.

Para incentivar el mantenimiento de la condición operativa del personal se contempla que los cabos y bomberos que con más de 55 años que opten por no pasar al régimen de segunda actividad vean reducido el cómputo anual de horas en 72 horas el primer año, en 144 horas el segundo, en 216 horas el tercero, en 288 el cuarto, y en 360 el quinto, de modo que las reducciones citadas podrá ser acumuladas para su disfrute en años sucesivos.

Por último, la propuesta de acuerdo, que se revisará anualmente o cuando una de las partes lo considere oportuno, revalida el apoyo a la realización de horas estructurales -ya reguladas por Decreto Foral de 27 de julio de 2016- mientras se redimensiona la plantilla, y se extiende esta posibilidad a las categorías de Oficial, Suboficial y Sargento.