Se crearán dos líneas operativas

La nueva autorización permite pretratar a El Culebrete hasta 204.000 Tm de basura

Se crearán dos líneas operativas con capacidad para 72.000 y 132.000 toneladas, respectivamente

Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 19 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Instalaciones de El Culebrete, cerca de Tudela.

Instalaciones de El Culebrete, cerca de Tudela. (FERMÍN PÉREZ-NIEVAS)

Galería Noticia

Instalaciones de El Culebrete, cerca de Tudela.

Tudela- La nueva Autorización Ambiental Integrada que el Departamento de Medio Ambiente concedió a la planta de El Culebrete el pasado 25 de enero (y que aún no ha salido publicada en el BON) permitirá a esta instalación pretratar hasta 204.000 toneladas de basura procedente del contenedor de resto (verde).

En el documento se separan dos líneas, tal y como se anunció, una que estaría destinada a seguir pretratando la misma basura que estaba llegando hasta ahora y otra que está destinada, aunque aún no se ha aprobado, a la basura que pueda llegar desde Gipuzkoa. El documento amplía en 2.000 toneladas las más las 70.000 que era la capacidad que ya aprobó el Gobierno en septiembre de 2015, alcanzando así la cifra de 72.000. Por otra parte, la nueva línea operativa para la que han dado el permiso tendrá una capacidad autorizada de 132.000 toneladas, lo que significa la llegada de un máximo de 440 toneladas al día, por las 240 toneladas al día que tiene capacidad la primera línea.

Pese a que la nueva línea tendrá una autorización de 132.000 toneladas, hay que recordar que el preacuerdo con Gipuzkoa, que aún no se votado ni firmado dentro de la Mancomunidad de Residuos, marca un máximo de 70.000 toneladas al año de las que, tras el pretratamiento, 6.000 se venderán a distintas empresas recicladoras y las 64.000 toneladas restantes deberán encontrar acomodo en algún vertedero cercano gestionado por FCC y del que no hay noticia.

Igualmente, la AAI cambia algunos términos como el hecho de que “donde dice compostaje debe decir bioestabilización aerobia”. Además hace especial hincapié en que las dos líneas tendrán que ser independientes, algo en lo que el Gobierno ha hecho especial hincapié desde que comenzó la polémica por la posible llegada de basura de Gipuzkoa y la reforma de la planta para poder acogerla. “El depósito de los residuos de fracción resto procedente de recogida doméstica procesados en la línea operativa 2 se realizará de forma totalmente independiente de los residuos procesados en la línea operativa 1, habilitándose paneles móviles de hormigón que aseguren su completa separación”. Además, la Mancomunidad estará obligada a que “con periodicidad trimestral” se deberá remitir a Medio Ambiente, “una memoria en la que se detallen las entradas y salidas en la línea operativa 2 de la planta de pretratamiento de la fracción resto, indicando procedencia, cantidad y código LER de cada partida”.

Pese a que en la Ribera no se ha firmado ningún acuerdo con Gipuzkoa, ni hay fecha para votarlo en asamblea o en junta, son recurrentes las informaciones que en Gipuzkoa hacen referencia a que “el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa llegó en noviembre a un acuerdo con la Mancomunidad de la Ribera para enviar al centro de tratamiento de Residuos El Culebrete 75.000 toneladas anuales durante los 3 próximos años” (DV 16-2-2017). Ni cantidades, ni fechas coinciden con el preacuerdo (que no acuerdo) que se baraja pero es que la Mancomunidad de Residuos de la Ribera no ha enseñado el documento a los pueblos integrantes.