No me gusta

Manuela Jiménez Garrido - Lunes, 20 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Estos días circula un vídeo por las redes sociales (y la noticia en la prensa) de una chirigota de Cádiz que hace alusión al desagradable hecho cometido estos Sanfermines por unos jóvenes sevillanos contra una joven madrileña. Es muy posible que este vídeo se convierta en trending topic en las redes sociales por los miles de Me gusta de los seguidores de las mismas. Analicemos el contexto y la situación en que se produce el vídeo: Carnaval: “Fiesta popular que consiste en mascaradas, comparsas, bailes y otros regocijos bulliciosos”. Chirigota: “La chirigota es una agrupación músico coral de carácter carnavalesco que canta principalmente por las calles ofreciendo coplas humorísticas al pueblo. El objetivo de la chirigota es hacer reír al público a través de la crítica satírico-humorística”. Es obvio que, el carnaval y la chirigota son el medio apropiado para la crítica, la sátira, la parodia sobre determinados personajes públicos que desempeñan una amplia gama de actividades y que por su buena o mala actuación se exponen a ellas. Por ello, considero que los autores de la chirigota se han equivocado en el fondo y en la forma al transmitir una crítica sobre un suceso tan delicado que nada tiene que ver con el humor y la fiesta carnavalesca. No me gusta el lenguaje chabacano y la bravuconería expresados en la copla que dejan un regusto rancio propio de épocas pasadas y no dignifican y valoran más a la mujer. No me gusta que un tema tan doloroso se trate en tan grotesca ambientación y carnavalesca indumentaria de la comparsa que provocan la risa y la cuchufleta. No me gusta que se utilice la vergüenza y humillación de una mujer en aras del espectáculo enmascarado en crítica social. No, no me gusta.