Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

El otro ‘caso Osasuna’

Por Félix Monreal - Lunes, 20 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Causic, en uno de sus forcejeos con Wass.

Causic, en uno de sus forcejeos con Wass. (Foto: Agencia LOF)

Galería Noticia

Causic, en uno de sus forcejeos con Wass.

si existiera un tribunal que juzgara los delitos deportivos -los que tuvieran que ver con la gestión de equipos, entrenadores y jugadores-, un magistrado versado en tácticas, rendimientos, estilos y manejo de grupo, que supiera algo de fútbol, vaya, encontraría materia sustancial para someter a juicio público a Sabalza, a su junta, a Canal y al director deportivo. Las irregularidades cometidas por este grupo son de dominio público y han contribuido, en gran medida, a la decadencia y deterioro de la imagen de Osasuna. Enunciados uno por uno, los indicios serían los siguientes:

-Apropiación indebida de la ilusión de los aficionados rojillos, que estaban volcados con el entrenador del ascenso, con su proyecto y filosofía, y a quienes han hurtado con decisiones interesadas la posibilidad de ver hasta dónde conducía a Osasuna esa idea que conectaba con el sentir de la hinchada y estaba pegada a la realidad y no a un cortoplacismo sin fundamento ni rigor y, peor todavía, sin futuro a la vista.

-Delito societario, por poner al primer equipo del club en una situación de ruina deportiva, adoptando decisiones adulteradas con el único objetivo de intentar salvar su gestión, porque doce jornadas después de echar a Martín todo lo que ha pasado ha sido un ir a peor, con el equipo abonado a la posición de colista, sin volver a ganar un partido y habiendo sumado solo tres puntos.

-Delito de falsedad contable porque, con cálculos alterados para intentar conseguir los puntos para la permanencia, lo que las cuentas expresan hoy es que han arruinado los discretos números del equipo en las primeras jornadas y todas sus decisiones, desde el desembarco de Caparrós, solo han restado y nunca han sumado, incluso cuando dan el visto bueno a los supuestos refuerzos.

-Falsificación documental porque aseguraron, tirando de currículum, traer a un entrenador de cantera, con metodología, sesiones de mejora individual y, dos meses después, se cargó a los chicos de casa;y luego ficharon a un portero que dijeron era bueno con los pies y en las salidas, y en estos tres partidos ni toca ni sale y le cuelan goles de tres en tres;y porque aseguraron tener margen de repescar a Merino cuando en el contrato, negro sobre blanco, solo concede a los rojillos una opción más que remota para esa operación.

-Y corrupción deportiva, en fin, porque, obviando la filosofía del club y el rendimiento de Tajonar, han tirado por la vía del todo vale, han puesto de entrenador al director deportivo que es también quien ficha, repescan a futbolistas que están de vuelta y dan minutos de forma reiterada a jugadores que ni aportan ni se les espera: en resumen, de buscar amaño según conveniencia.

Hasta aquí las pruebas de cargo. Habrá quien pida meter en el paquete de acusados a los futbolistas porque en partidos como el de ayer entran en modo de atonía, de sufrir una laguna de intensidad, de no comerse a un equipo que, como el Celta, atempera y juega con el balón y con los tiempos sin apenas arriesgar. Pero son los futbolistas los únicos que pueden mantener esta ilusión cada vez más mermada ante la imposibilidad de recortar la desventaja de puntos. A ellos ya les juzga el fútbol en cada partido. Pero Sabalza, su junta, Canal y el director deportivo tendrán juicio con un jurado implacable, el de la afición. Y no hay argumentos en su defensa.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »