Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El cuatripartito defiende que el acto de reparación con las víctimas de motivación política fue 'genérico'

Barkos niega que se homenajeara a terroristas: "Fue un acto de condena de la violencia" - UPN y PP afirman que el sábado "hubo familiares de miembros de ETA" y el PSN pide explicaciones

EP - Lunes, 20 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 13:24h

La Presidenta Barkos transmite la solidaridad de la sociedad navarra a las víctimas de la extrema derecha o funcionariosVER VÍDEOReproducir img

Dos dantzaris bailan un 'Aurresku'durante el homenaje que el Gobierno de Navarra, Parlamento Foral y la Federación de Municipios y Concejos celebró el sábado.

Galería Noticia

La Presidenta Barkos transmite la solidaridad de la sociedad navarra a las víctimas de la extrema derecha o funcionariosReproducirDos dantzaris bailan un 'Aurresku'durante el homenaje que el Gobierno de Navarra, Parlamento Foral y la Federación de Municipios y Concejos celebró el sábado.

PAMPLONA.La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha negado que este sábado se hiciera "ningún tipo de homenaje a terroristas, sino que fue un acto de reparación - mandatado por la Ley, visto por el Constitucional- que quiere avanzar en la condena a la violencia, como bien se pudo ver en el texto" que, ha añadido, estaba firmado por Gobierno de Navarra, Parlamento Foral y Federación de Municipios y Concejos.

Barkos ha realizado estas manifestaciones antes de participar en Nájera (La Rioja), en el Patronato de Santa María la Real, preguntada por los periodistas, acerca del acto de reconocimiento y reparación a las víctimas de motivación política, que se desarrolló el pasado sábado en Pamplona.

La presidenta de la Comunidad Foral ha señalado que la declaración "debiera servir para despejar la duda a quien quisiera tenerla", pero no obstante, ha afirmado que el Gobierno "va a batallar por la dignidad, por descontado, de ese acto;y de todas las víctimas, por supuesto de las víctimas del terrorismo", así "como por el avance, que nos compete a todos, de la construcción de la paz".

Finalmente, ha señalado que "debemos aspirar a superar las ausencias", en relación a la falta de representantes de UPN y PP en el acto del sábado.

UN ACTO "GENÉRICO Y LEGÍTIMO" El cuatripartito ha defendido este lunes el acto, que consideran "genérico y simbólico" y en el que, según el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, "no se mencionó a ninguna víctima en concreto".

En declaraciones a los medios de comunicación, Martínez ha manifestado que el acto del sábado estaba recogido en la ley foral y fue un acto "de reparación y reconocimiento de víctimas, un acto genérico, simbólico". Según ha continuado, "aparte de representantes de todas las fuerzas políticas representadas en este Parlamento excepto dos, asistieron representantes de más de 70 ayuntamientos, asociaciones dedicadas a derechos humanos y personas atendidas por la Dirección General de Paz y Convivencia".

"Lo más importante para mi fue la declaración institucional firmada por el Gobierno de Navarra, el Parlamento y la FNMC de solidaridad con las víctimas de violencia política, reconocimiento, el compromiso de las tres instituciones con el derecho de las víctimas a la justicia, a la verdad y a la reparación, la defensa de derechos humanos para todas las personas y la solicitud de perdón a estas víctimas que han sufrido abandono y desatención durante tantos años por sucesivos Gobiernos", ha expuesto.

Ha manifestado Martínez que la oposición "debe saber que el recurso del abogado del Estado al TC contra la ley impide que se cree una comisión que dijera quiénes son las víctimas". "En el acto no se mencionó a ninguna víctima en concretoy ni se hizo un homenaje a ninguna víctima en concreto, fue genérico y simbólico", ha señalado, para criticar que la oposición "quiera hacer ruido con este tema porque de forma partidaria les interesa".

Por su parte,Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha felicitado al Gobierno de Navarra por "la organización de este acto en el que desde hace mucho tiempo se tenía que haber realizado un reconocimiento a estas víctimas". "Estamos de acuerdo con lo que se dijo allí, estamos de acuerdo con que se haga una investigación de estos hechos;son víctimas que no pueden quedar en el olvido y a sus familiares no se les puede reprochar ser familiares de... o haber soportado una determinada violencia", ha dicho.

Tras señalar que son víctimas que "merecen todo el reconocimiento y toda la justicia en cuanto a la verdad de lo que sucedió", Araiz ha indicado que "aquí el problema que para algunos se ha planteado es quién decía determinadas cosas porque no estaban de acuerdo con lo que se decía;hay formaciones políticas que no están de acuerdo con lo que se dijo el sábado, que no están de acuerdo con que los derechos humanos sean para todas las personas y los derechos fundamentales no distinguen de colores, del tipo de víctimas;y tampoco de están de acuerdo con que es el momento de saber qué pasó".

Según ha dicho, "no se quiere reconocer que hay otro tipo de víctimas en esta tierra". "Hay víctimas del 36, víctimas de ETA pero también víctimas de motivación política, que estaban olvidadas hasta el sábado".

Desde Podemos, Laura Pérez ha explicado que no pudo acudir al acto y que por tanto no fue "testigo directo del homenaje" y "no se en qué fuentes basarme". "Sí puedo decir que se trata de un homenaje conforme a la ley", ha indicado.

Ha añadido que el acto "no sólo es legítimo sino que sirve para curar las heridas de esta democracia, hay que hablar de esta realidad que hasta ahora ha sido tabú". "Más allá de la polémica, es un ejemplo de democracia llevar a cabo un acto institucional donde se reconozca a todas las víctimas por igual", ha comentado.

Finalmente, el portavoz de I-E,José Miguel Nuin, ha señalado que fue un "acto legal, constitucional, se cumplió la ley foral, un acto de reconocimiento y memoria genérico y simbólico hacia víctimas reales". "Estamos satisfechos por que la ley se cumpliese y el acto se celebrase", ha concluido.

CRÍTICAS DESDE LA OPOSICIÓN UPN y PPN han manifestado que hubo familiares de miembros de ETA en el acto convocado el sábado y el PSN ha manifestado que "si ese acto ha sido utilizado para, de manera implícita, reconocer a otro tipo de víctimas a las recogidas en la ley, lo rechazamos".

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha manifestado que tras la celebración del acto "queda meridianamente claro que Barkos es cada día más radical" y que "los hechos son los hechos". "¿Hubo familias de miembros de ETA en ese acto? Sí. ¿Esas familias firmaron una declaración que se leyó públicamente? Sí. ¿Esas familias se sintieron parte del homenaje? Sí", ha señalado, para indicar que "lo demás sobra, es contar la historia a su manera, no tiene ningún sentido".

Según ha dicho, "no hay que ver más que lo encantados que están los miembros de EH Bildu". "Y es que las familias en la declaración que se leyó dicen textualmente: 'Entre nuestros familiares había cargos electos, activistas políticos, otros que no tenían filiación política concreta, los había miembros ETA';son taxativos... no dejan lugar a ningún tipo de duda", ha dicho.

Sobre las palabras de Barkos referentes a quienes no acudieron al acto "fruto de la ignorancia", Esparza ha manifestado que de "ignorancia nada de nada, conocemos de sobra a Geroa Bai y a EH Bildu". "Ella debería exigirle a EH Bildu que condene los atentados de ETA;le podía hablar del respeto a los derechos humanos, de las libertades y del derecho a la vida;eso que se lo diga la señora Barkos a EH Bildu", ha expuesto, para añadir que "cuando una es presidenta gracias al apoyo de Araiz se producen estas situaciones".

Por su parte, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha criticado el acto del sábado "a víctimas sin reconocer y muchas de ellas directamente relacionadas con la banda terrorista ETA". "Es momento de parar los pies a la presidenta del Gobierno y exigirle que se posicione para saber a qué atenernos", ha dicho.

A su juicio es un acto realizado "a imagen y semejanza" de EH Bildu, "permitido y amparado por la presidenta del Gobierno, por el Parlamento y la FNMC". "La presidenta tiene la obligación moral de defender a los navarros, a toda la sociedad que tanto ha sufrido por los asesinatos, extorsiones y secuestros de ETA", ha indicado, para añadir que "tienen una deuda con las víctimas de ETA y no se puede quedar impasible".

La portavoz 'popular' ha considerado "muy relevante" que en el acto no sonara el himno de Navarra. "Evidencia la poca importancia que le da el Gobierno de Navarra, en un acto institucional, al himno de Navarra", ha señalado.

Ha indicado Beltrán que el PPN ha registrado una pregunta oral al Gobierno para que la presidenta Barkos responda "cuándo va a exigir públicamente a Bildu que condene a ETA porque así lo exige su acuerdo programático y el deber moral que debe tener una presidenta hacia las víctimas de ETA".

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PSN,María Chivite, ha pedido a Uxue Barkos que explique quién elaboró la lista de invitados al acto del sábado y ha señalado que la presidenta deberá explicar "qué ocurrió" en el acto del sábado. "¿Por qué está la firma de esos familiares, por qué esos familiares de víctimas del entorno de ETA estaban en el acto y quién les invitó?".

Chivite ha pedido, además, que Barkos explique si "equipara a unas víctimas con otras, cosa que el PSN no está dispuesto a aceptar".

Según ha expuesto, el PSN apoya la ley de víctimas de extrema derecha y ha continuado que "entendemos que ese acto estaba cubierto por el Tribunal Constitucional". "Ahora bien, que ese acto haya sido utilizado para, de manera implícita, reconocer a otro tipo de víctimas, lo rechazamos", ha comentado, para señalar que "si en algún momento hubo intención por parte del Gobierno de reconocer a otro tipo de víctimas a las contempladas por la ley, como miembros de la banda terrorista, el PSN lo rechaza de pleno".