Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El presidente de Murcia declarará como imputado por el ‘caso Auditorio’

El juez investiga a Sánchez por supuesta corrupción urbanística cuando era alcalde

No dimite pese a faltar a su palabra, la ley de transparencia y el pacto de investidura

Martes, 21 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia, en un acto.

Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia, en un acto. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia, en un acto.

murcia- El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, declarará el lunes 6 de marzo como investigado en el caso Auditorio por una supuesta corrupción urbanística cuando era alcalde de Puerto Lumbreras, y se le imputa prevaricación continuada, fraude, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

Según el Tribunal Superior de Justicia de esa región, el magistrado instructor del caso Auditorio, Julián Pérez-Templado, inició las diligencias previas para investigar el proyecto, la adjudicación, la ejecución y la recepción de las obras de esa sala y ha citado a declarar a Sánchez, que anunció que lo hará “para aclararlo”, pues “cuanto antes se aclare todo, mejor”.

“Mientras hay gente a la que no le interesa que se sepa la verdad, a mí me interesa que se sepa cuanto antes”, afirmó en un acto público de exportadores hortofrutícolas, donde anunció, antes que las fuentes judiciales, la fecha de su comparecencia en los tribunales al ser preguntado por la trama Púnica por un periodista.

Para ello, aportará su declaración y documentación y pedirá “nuevas diligencias” en lo que consideró “una buena ocasión y oportunidad” para explicar su participación en este asunto.

Sánchez recordó que, en su opinión, lo que se investiga es “una cuestión absolutamente administrativa” sobre el “expediente de una subvención” de 6 millones del Gobierno autonómico al ayuntamiento que él presidía y aseguró que “será fácil demostrar que toda, toda, toda la subvención está invertida en esa obra”.

la oposición pide su dimisiónLos socios que permitieron su investidura, Ciudadanos, pidieron por boca de sus portavoces en el Congreso, Juan Carlos Girauta, y en la región de Murcia, Miguel Sánchez, la dimisión del presidente murciano y la propuesta de un candidato alternativo de entre los diputados autonómicos del PP como nuevo jefe del Ejecutivo.

Ambos recordaron que la Ley murciana de transparencia lo obliga a dimitir por delitos de corrupción, así como por la propia palabra dada de Pedro Antonio Sánchez y el primer punto del pacto de investidura con Ciudadanos, un asunto que, según Girauta, gestionará la organización regional del partido naranja.

Miguel Sánchez se refirió a la frase que el presidente murciano manifestó públicamente el 25 de junio de 2015: “Si al final la justicia dictaminara una imputación por el caso Auditorio, yo dimitiría, porque cumplo lo que firmo y cumplo mi palabra”.

El presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, pidió ayer “prudencia” y que se respete la presunción de inocencia de Sánchez, pues en los últimos años se han archivado 16 denuncias contra él.

para el pp “no está imputado”La misma tesis defendieron desde la dirección nacional del PP, que no contempla que otro candidato lidere el partido en Murcia tras el congreso regional de mediados de marzo, una vez que haya declarado en sede judicial, pues “saldrá indemne de esta nueva acusación y todo se solucionará bien”, apuntan.

El PP murciano sostiene que Sánchez “no va a dimitir” porque “no está imputado, ya que la imputación no se produce hasta que se abre juicio oral”, por lo que no se estaría incumpliendo el pacto de investidura con Ciudadanos.

Por contra, desde el principal partido de la oposición en el Parlamento murciano, el PSOE, su secretario general, Rafael González Tovar, volvió a pedir ayer la dimisión de Sánchez porque la “investigación formal que él esperaba ha llegado y ya no es una especulación, sino una realidad”.

Según sus palabras, el pacto de investidura PP-Ciudadanos “ha sido fulminado, ya que su primera medida era que, si era imputado, el presidente dimitiría: esa es su palabra y su compromiso, que hoy le obliga a dimitir y dinamita el programa de Gobierno”, dimisión que también vendría exigida por el artículo 54 de la Ley murciana de Transparencia, recordó.

Por último, el secretario general de Podemos en la región de Murcia, Óscar Urralburu, anunció el inicio de contactos con PSOE y Ciudadanos para promover una moción de censura contra Sánchez, cuya situación calificó de “insostenible”, dada además la relación del presidente autonómico con la trama Púnica.

Para Urralburu, los delitos que se investigan son “gravísimos, de corrupción y sin ningún tipo de apellido”, por lo que pidió a Ciudadanos que se pronuncie, porque “solo queda combatir la corrupción o avalarla. Se acabó el tiempo del escondite”.- Efe

‘trama púnica’ en murcia

no está procesado por ser aforado

El juez Eloy Velasco encausa a 20 personas. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha procesado a veinte personas en la pieza sobre la red Púnica en Murcia, entre los que no figuran el presidente de la región, Pedro Antonio Sánchez, ni la senadora Pilar Barreiro, por estar aforados, pese a ser acusados de los delitos de cohecho, fraude y revelación de información por su presunta participación en la trama. El auto pide continuar la tramitación de este pieza de Púnica y da traslado a la Fiscalía, al Ayuntamiento de Cartagena y la acusación popular para que informen de la apertura de juicio oral o del archivo de las actuaciones.

en detalle

sánchez “si me imputan por el ‘caso auditorio’ dimito, porque cumplo mi palabra”

El 25 de junio de 2015 el presidente murciano pronunció estas palabras, que han caído en saco roto.

El Fiscal, en la lupa. El Gobierno tiene previsto sustituir al fiscal que investiga a Pedro Antonio Sánchez, Manuel López Bernal, cuyo relevo será abordado esta semana por el Consejo Fiscal, en el marco de un plan para cambiar a una treintena de cargos en el Estado.