Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Más de 100 escolares optan a plaza en los sorteos de los colegios concertados

Al menos 8 de una veintena de centros harán un sorteo, cifra similar pero inferior a hace un año
Directivos dicen que las familias esperaron al final para inscribirse

G. Montañés / Javier Bergasa - Martes, 21 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Alumnado de diversos centros educativos de Pamplona, como Hijas de Jesús, San Ignacio, La Presentación o el IES Zizur, en una jornada anterior de apoyo a la educación.

Alumnado de diversos centros educativos de Pamplona, como Hijas de Jesús, San Ignacio, La Presentación o el IES Zizur, en una jornada anterior de apoyo a la educación. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Alumnado de diversos centros educativos de Pamplona, como Hijas de Jesús, San Ignacio, La Presentación o el IES Zizur, en una jornada anterior de apoyo a la educación.

pamplona- El plazo para presentar las prematrículas para escolarizar a niños y niñas de 3 años en un colegio de Infantil y Primaria el próximo curso concluyó el pasado viernes, pero el proceso sigue adelante. De una veintena de centros concertados consultados por este rotativo, al menos ocho confirmaron que tendrán que hacer sorteos para decidir sus últimas plazas en el primer curso de Infantil. La cifra es levemente inferior a la de hace un año cuando, consultados casi los mismos centros, la mitad tuvo que recurrir a esta vía para decidir quién lograba sus últimos espacios. Entonces, más de 70 escolares no lograron plaza en el centro que habían escogido como primera opción y, a estas alturas y en los centros entrevistados, pueden ser más de 100.

Los datos son provisionales, a la espera de que todos los colegios faciliten entre ayer y hoy sus preinscripciones al departamento foral de Educación. Y cabe recordar que Educación calculó que esta vez pueden escolarizarse unos 6.179 niños y niñas de 3 años, algo más que el año pasado pero un 8% menos que hace siete cursos por la caída de la natalidad.

Desde la mayoría de los colegios concertados reconocen que se ofrece información actualizada a las familias sobre cómo marcha el proceso, y con cuánta puntuación se puede en ese momento acceder a una plaza para que así las familias que ya sepan que tienen un baremo menor puedan presentar sus solicitudes en otro centro. Este es el sistema alternativo con el que se intenta evitar los sorteos.

Con todo, estos se realizarán para decidir las últimas plazas al menos en Maristas (128 solicitudes para 112 plazas), Vedruna (57 para 56;la última plaza se decide entre cuatro familias con la misma puntuación, porque hay más familias implicadas en el proceso que las que exceden las plazas disponibles), Luis Amigó (133 para 108), Liceo Monjardín (112 para 110), Compañía de María (115 para 100), San Fermin Ikastola (113 para 100), Paz de Ziganda (96 para 75) y Jaso (56 para 50). Otros colegios, como La Anunciata de Tudela, o San Ignacio (Jesuitas) y Larraona, en Pamplona, también tendrán sorteo, pero en cursos superiores de Infantil y Primaria.

“Había algo de confusión entre las familias, que no sabían si podían acceder a una plaza o no. Y la sensación es que se ha esperado hasta el último día”, cuenta el director de Larraona, Aitor Kamiruaga. “Las familias echan donde creen que van a tener opciones, o donde les gustaría. Muchas no quieren saber nada de sorteos, y otras se han arriesgado (a entrar en un sorteo)”, cuenta Alberto Burguete, director del colegio Santa María la Real (Maristas).

Una de las novedades de la prematrícula de este año es que el departamento foral de Educación optó por eliminar el punto complementario, aquel que entraba en juego tras los criterios generales (como la presencia de hermanos en el centro, la renta, la discapacidad...) y que, en muchos centros concertados, incluía un punto por ser hijo o hija de exalumno, entre otras cuestiones. La apuesta del Ejecutivo fue eliminar ese punto, que era clave para decidir en casos de empate, y sustituirlo por 0,5 puntos que se otorgan por la proximidad del domicilio de la familia al centro.

Las patronales de la red concertada criticaron este nuevo sistema, exigieron en el Consejo Escolar de Navarra que se mantuviera el antiguo y auguraron más sorteos. A priori, hasta el momento esos resultados de la prematrícula no apuntan a más sorteos que hace un año. Preguntado sobre ello, el gerente de la cooperativa del colegio San Cernin, en Pamplona, Francisco José Flores, cree que ha habido “miedo” entre las familias a verse inmersas en un sorteo y que las peticiones se han “autorregulado”. Es decir, que las familias no han presentado su preinscipción en centros en los que sabían que el mínimo de puntos exigido era superior a los suyos (por información de los propios centros), según apunta también Ángel Pérez, director del colegio San Ignacio (Jesuitas).

Desde una de las patronales de la red concertada, CECE Navarra, su presidente y director de El Redín, Jesús Mª Ezponda, afirma que “lo previsible” es que hubiera más sorteos: “Pero también es verdad que las familias han esperado hasta el último momento. Esa es la impresión”. Desde diversos centros defienden también que más alumnado acudió a conocer los centros que las solicitudes finales (teniendo en cuenta las presentadas en esta veintena de centros, estas siguen la línea de hace un año, con un leve aumento, pero está por ver cuáles son las segundas opciones o siguientes) presentaron su preinscripción y algunos la retiraron. “El jueves y el viernes (de la semana pasada) hubo personas que se llevaron preinscripciones ya presentadas”, apunta el director de Hijas de Jesús (Jesuitinas), en Pamplona, Ángel Estanga.

En cualquier caso, desde varios de los colegios consultados se reafirman en la defensa del anterior sistema (desde el cuatripartito, en cambio, se ha defendido que prime la cercanía al centro), y en ikastolas de la Comarca de Pamplona (en San Fermín, Paz de Ziganda y Jaso habrá sorteo) se reafirman en su petición de que se tenga en cuenta a familias que han participado en las cooperativas para el acceso al centro educativo. “Que haya un sorteo quiere decir que hay más familias interesadas en el proyecto que las plazas de las que dispones. Podría interpretarse como un buen síntoma. Pero también ves que muchas personas que apuestan por estudiar aquí se quedan fuera”, sostiene el director de Paz de Ziganda (Burlada), Iñaki Erroz.