Se impugnará la resolución del TAN sobre una adjudicación del área de Participación

Labarga dice que fue una decisión jurídica y niega trato de favor a la empresa que se llevó el contrato

Kepa García - Martes, 21 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

“Fue un concurso normal y las diferencias de criterio fueron por una cuestión de plazos”

pamplona - El Ayuntamiento de Pamplona impugnará al Contencioso-Administrativo la resolución del Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) que dio la razón a una empresa que fue excluida de un proceso de adjudicación que puso en marcha el área de Participación Ciudadana pese a contar con la mejor valoración. La razón esgrimida para dejar a Proyecto 21 fuera del contrato fue que no había facilitado la documentación requerida, pero el TAN estimó el recurso presentado por la citada mercantil con el argumento de que se le tenía que haber dado un plazo mayor para subsanar la información que faltara. Al frente de Proyecto 21 se encuentra el que fuera coordinador general de I-U en Navarra, parlamentario foral y portavoz de dicha formación, Ion Erro.

El asunto fue tratado ayer en la comisión de Asuntos Ciudadanos, donde se debatieron dos iniciativas de UPN y PSN para solicitar la dimisión del concejal delegado de Participación Ciudadana Alberto Labarga y del director del área Axel Moreno. La oposición les acusa de mantener un trato de favor a la empresa que finalmente logró la adjudicación, Nommad, cuyo socio mantuvo relaciones laborales con el actual director del área y que ha ganado alguna adjudicación previa. Las dos propuestas fueron derrotadas con los votos de EH Bildu, Geroa Bai y Aranzadi (la representante de I-E Edurne Eguino estuvo ausente por enfermedad).

Alberto Labarga

Edil de Participación

dos informesDurante el debate, Labarga dio a conocer el contenido de los dos informes elaborados por los servicios jurídicos del Ayuntamiento tras conocerse el contenido de la resolución del TAN. Los dos se centran principalmente en analizar si había que otorgar o no un nuevo plazo de subsanación en la fase del procedimiento de presentación de la documentación definitiva por la persona a cuyo favor se iba a elevar propuesta de adjudicación teniendo en cuenta que en el plazo de 7 días naturales con los que contaba para ello presentó documentación incompleta.

En el primer informe, elaborado por la persona que avaló la exclusión de Proyecto 21, se insiste en la adecuación de la medida que se adoptó y se aboga por presentar un recurso. El segundo, aunque comparte el argumento del primero, menciona que hay argumentos jurídicos para presentar el recurso y para lo contrario, recordando que en la jurisdicción sobre la materia hay resoluciones en uno y otro sentido.

El concejal de Participación Ciudadana aseguró que la decisión de excluir a Proyecto 21 se adoptó en base a criterios jurídicos (se preguntó qué habría pasado de no haberlo hecho así) e insistió en que se mantuvo al margen del proceso de adjudicación. No resultaron creíbles sus explicaciones para los portavoces de la oposición. Por parte de UPN, María Caballero calificó de “insostenible” la situación del área de Participación y acusó a las formaciones del equipo de Gobierno de ser cómplices de los “desmanes continuos de Aranzadi”. La socialista Maite Esporrín enumeró las adjudicaciones a favor de Nommad, lo que a su juicio demuestra la falta de principios de Aranzadi.

Por parte de Geroa Bai, Javier Leoz incidió en las diferentes interpretaciones que existen sobre el plazo de subsanación y se mostró a favor de no recurrir y abonar lo que pudiera corresponder a la empresa recurrente (menos de 3.000 euros). Patricia Perales (EH Bildu) censuró a la oposición por pedir dimisiones ahora y no haber velado por la gestión correcta de los bienes públicos cuando gobernaron.