Gameiro lanza al Atlético

contundencia los de simeone cuajan un gran partido ante el bayer leverkusen y solo tendrán que rematar la faena en el calderón

Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Kevin Gameiro celebra su tanto.

Kevin Gameiro celebra su tanto. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Kevin Gameiro celebra su tanto.

B. Leverkusen 2

At. de Madrid 4

LEVERKUSEN Leno;Henrichs, Toprak, Dragovic, Wendell;Aranguiz, Kampl;Bellarabi (Pohjanpalo, m. 65), Havertz (Volland, m. 55), Brandt;y Chicharito Hernández.

ATLÉTICO Moyá;Vrsaljko, Giménez, Savic, Filipe;Saúl, Gabi, Koke, Carrasco (Torres, m. 77);Griezmann (Correa, m. 77) y Gameiro (Thomas, m. 70).

Goles 0-1, m. 17: Saúl. 0-2, m. 25: Griezmann. 1-2, m. 48: Bellarabi. 1-3, m. 59: Gameiro, de penalti. 2-3, m. 67: Savic, en propia puerta. 2-4, m. 86: Fernando Torres.

Árbitro William Collum (Escocia). Amonestó a los locales Henrichs (m. 15), Dragovic (m. 58), Wendell (m. 63) y Aranguiz (m. 73) y a los visitantes Gabi (m.89) y Filipe Luis (m. 90).

Estadio Bay Arena de Leverkusen, ante unos 30.000 espectadores.

madrid- Un partido sensacional del francés Kevin Gameiro y cuatro goles, uno suyo, uno de Saúl Ñíguez, uno de Antoine Griezmann y uno de Fernando Torres, propulsaron al Atlético de Madrid en su eliminatoria contra el Bayer Leverkusen, ya casi sentenciada por el despliegue ofensivo del equipo rojiblanco.

Su ataque, liderado por Gameiro, fue imparable para el conjunto alemán y el resultado final, un 2-4, es muy bueno, con la vuelta pendiente en el Vicente Calderón, pero, a la vez pudo ser incluso mejor, por ambición, ocasiones y fútbol de un Atlético que lo tuvo todo para golear, pero que concedió dos tantos en su retaguardia.

El plan del Atlético surgió perfecto. Cada movimiento imaginado, diseñado meticulosamente, lo ejecutó en el comienzo del encuentro. Lo tenía claro el equipo rojiblanco, que combatió las virtudes de su rival, el robo de balón en el medio y el contragolpe, con las mismas cualidades, con la misma ambición, pero con mucha más determinación.

Dentro de la previsible potencia e intensidad altísima a la que se jugó el partido, el Atlético fue casi siempre mejor en ataque, en cada detalle, en lo táctico, en sus duelos individuales, en cada sector, en cada salida a la contra y en la presión en el medio campo, desde la que cimentó un triunfo espectacular al intermedio.

Cada vez que ganó ese pulso, cada vez que superó la primera línea de su rival, corrió, combinó y ejecutó los ataques a toda velocidad, incontenible para el Bayer Leverkusen, desbordado por las continuas conexiones de un triángulo indescifrable para el bloque alemán: Saúl Ñíguez, a la derecha, y Griezmann y Gameiro, en la delantera.

Su adversario aguantó las primeras ofensivas rojiblancas, con participación activa también del belga Yannick Carrasco, pero luego fue noqueado con la contundencia ofensiva que pedían tanto Diego Simeone como Gabi en la víspera del encuentro. Noche redonda para el Atético. - Efe