Silbidos

El saque de banda

Por Manuel Osorio - Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

el grito es antiguo como el mismo fútbol y lo oímos a menudo: “¡Mal sacao!”. Se ha ejecutado un saque de banda y se ha apreciado algún gesto raro, difícil de definir, que nos hace intuir que hay algo irregular en ese saque.

Por eso es interesante repasar cuales son las condiciones que debe cumplir el ejecutor de un saque de banda para hacerlo correctamente:

-Estar de frente al terreno de juego.

-Tener una parte de ambos pies sobre la línea de banda o en el suelo al exterior de la misma.

-Lanzar el balón con ambas manos desde atrás y por encima de la cabeza desde el lugar en que salió del terreno de juego.

La última de estas condiciones es la que, generalmente, hace que el público aprecie algo extraño en una mala ejecución, cuando el jugador no lanza el balón desde detrás de su cabeza y continúa sujetándolo antes de soltarlo una vez sobrepasada ésta se produce un gesto, poco estético, que delata la infracción.

Es de destacar también que es reglamentario pisar la línea con los dos pies o situarse en el exterior de ella, lo que no es correcto es introducir el pie completamente dentro del terreno sin pisar la línea, ni tampoco levantar un pie en el aire antes de soltar el balón.

Durante años se permitió que el defensor encimara al lanzador hasta la misma línea de banda, en la actualidad está obligado a conceder dos metros de distancia, con ello se evitan no pocas fricciones y hasta algún codazo de discutible intencionalidad. Este año las Reglas añaden la amonestación cuando un adversario se acerque a menos de esa distancia cuando se realiza el saque y, en este caso, el juego se reanudará con un tiro libre indirecto.

Sabido es que si el saque se ejecuta incorrectamente o desde un lugar inadecuado, corresponderá realizarlo al equipo adversario.

Señalar, finalmente, que el balón estará en juego cuando entre al campo, que no puede producirse fuera de juego inmediatamente después de un saque de banda y que no es válido marcar gol directamente en ninguna de las dos porterías.

El autor es vocal de Formación y Relaciones Sociales del Comité Navarro de Árbitros de Fútbol