Trump acelerará la deportación masiva de inmigrantes con la contratación de 15.000 agentes

Los indocumentados que llegaron a EEUU cuando eran menores no se verán afectados

Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Trump y la sobrina de Martin Luther King, en la visita al Museo de Historia y Cultura Afroamericana.

Trump y la sobrina de Martin Luther King, en la visita al Museo de Historia y Cultura Afroamericana. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Trump y la sobrina de Martin Luther King, en la visita al Museo de Historia y Cultura Afroamericana.

washington- El Gobierno de Donald Trump estableció ayer nuevas directrices para reforzar el control migratorio en Estados Unidos, con un agresivo plan que incluye acelerar el proceso de deportación de inmigrantes indocumentados y contratar a 15.000 nuevos agentes.

“El auge de la inmigración ilegal en la frontera sur ha sobrepasado a las agencias y los recursos federales y ha creado una significativa vulnerabilidad en la seguridad nacional de Estados Unidos”, subraya el documento con los nuevos ejes de política migratoria.

El memorando, divulgado ayer y firmado por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, supone en la práctica un cambio de 180 grados respecto a las políticas del expresidente Barack Obama y abre la puerta a las deportaciones masivas en EEUU de inmigrantes indocumentados.

En concreto, precisa que no solo se perseguirá a los inmigrantes indocumentados con cargos criminales violentos, sino también aquellos que hayan “abusado” de los beneficios públicos o que, “a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y seguridad nacional”.

“El Departamento de Seguridad Nacional”, agrega el memorando, “ya no eximirá clases o categorías” de extranjeros indocumentados de “una potencial aplicación de la ley”.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz presidencial, Sean Spicer, dijo que el objetivo “es dar más autoridad a la agencia federal para hacer cumplir leyes migratorias” y recordó que “todo el mundo que está aquí ilegalmente puede ser deportado en cualquier momento”.

Obama había marcado como prioridad la deportación de inmigrantes indocumentados con antecedentes penales e historial criminal, y dejaba de lado a los inmigrantes indocumentados con violaciones menores de la ley, como conducir sin licencia o tener una luz rota del coche.

El Gobierno de Trump, no obstante, reconoce la falta de recursos, por lo que ordena la contratación de 15.000 nuevos agentes encargados del control migratorio y otorga mayores poderes para que agentes estatales y locales colaboren en estas labores.

Desde la oposición demócrata y los grupos de defensa de inmigrantes, las críticas a las nuevas directrices migratorias no se hicieron esperar. La senadora demócrata Catherine Cortez Masto, la primera latina en la Cámara Alta, atacó en su cuenta de Twitter las “deportaciones masivas como moralmente reprobables y antiestadounidenses”.

“Estos memorandos confirman que el Gobierno de Trump está dispuesto a incumplir el debido proceso, la decencia humana y el bienestar de nuestras comunidades en búsqueda de una política de deportación masiva hiperagresiva”, indicó el director de inmigración de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, Omar Jadwat.

los ‘dreamers’ no se tocanQuedan, sin embargo, fuera de esta rotunda expansión de la autoridad de las fuerzas de seguridad, los jóvenes indocumentados (dreamerso soñadores) que llegaron a EEUU como menores de edad. En el documento del Departamento de Seguridad Nacional se especifica que estos jóvenes indocumentados “no” se verán afectados por las nueves órdenes de la agencia federal, lo que supone una marcha atrás en las promesas de Trump durante la campaña en la que prometió derogar el Programa de Acción Diferida, impulsado por Obama en 2012.

Este programa permitía a los jóvenes frenar su deportación, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir, aunque establecía que, para seguir gozando de estos beneficios, los jóvenes debían renovar el permiso cada dos años. - Efe

muro con méxico

tres zonas para empezar a construir

El coste se eleva hasta los 21.600 millones. El Gobierno de Trump subrayó tres lugares prioritarios para comenzar la construcción del muro con México: El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y El Centro (California). El documento de política migratoria ordena “identificar y asignar de inmediato todos los recursos disponibles para planear, diseñar, construir y mantener un muro, incluyendo la iluminación y la tecnología”, y “preparar las peticiones de presupuesto del Congreso para este año fiscal y para los siguientes”. Las últimas estimaciones sobre el coste del muro se sitúan por encima de los 21.600 millones de dólares.

en detalle

Condena los actos de antisemitismo. Donald Trump condenó ayer durante su visita al Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana en Washington los “horribles” actos de antisemitismo que se han producido en el país, entre los que se incluyen amenazas de bomba contra centros judíos y vandalismo en un cementerio.

El segundo asesor militar. El teniente general H.R. McMaster, el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Trump, será el primer militar en activo en ocupar el cargo de asesor presidencial de Seguridad, desde que lo hiciese el general Colin Powell en la década de 1980 bajo el gobierno de Ronald Reagan. Trump recurre de nuevo a un general para ocupar uno de los principales cargos de seguridad.

Dimite la estrella del periódico del estratega de Trump. El ultraderechista griego-británico Milo Yiannopoulos dimitió ayer de su cargo como editor de Breitbart News, el medio de comunicación de extrema derecha que estuvo dirigido por Steve Bannon, el actual jefe estratega de Trump, tras verse envuelto en una polémica por unos comentarios en los que “aprobaba” la pedofilia.