El farolito

Pena verlo

Por F.L. Chivite - Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

¿Qué está pasando con las tiendas? Ha cerrado la confitería de la esquina y la tienda en la que compraba los cartuchos de tinta. Y el de las bicicletas. Y la floristera. Y el taller de bricolaje del barrio. Y la droguería a la que iba desde niño. Y el cine. Es un flujo imparable. Y al parecer no hay renovación. Puertas cerradas con la persiana echada. Escaparates cubiertos de polvo en los que han pegado papeles, por los que ya nadie se interesa y que permanecen abandonados durante años con el letrero de Se Traspasa o Se vende. ¿Qué está pasando con las calles? Los que ya vamos teniendo una edad no podemos evitar ver lo que desaparece. Lo que se borra. Y recordar con una punzada los comercios de otra época, aquellas tiendas que animaban las calles. Eso es vivir, supongo: registrar los cambios: ser testigo de lo que se pierde y no vuelve. Pero ahora todo se acelera: los negocios no duran: se van a la ruina y no se renuevan. El auge de las compras por internet es abrumador y está cambiando literalmente la fisonomía de las ciudades. Durante el pasado Black Friday, Amazon, la empresa de compra online, vendió (solo en España) más de 940.000 productos en 24 horas: un artículo por cada décima de segundo. Y sin duda, los nuevos hábitos que trasladan el consumo a los hipermercados, centros comerciales y grandes superficies de la periferia controladas por marcas multinacionales está condenando el centro urbano a convertirse en una mera zona de bares o tiendas de Amancio Ortega. Ahora oigo el rumor de que Inditex está interesado en hacerse con el edificio de la Vasco Navarra. Como vacíe a la vez todos sus locales de la avenida Carlos III va a dejar un paisaje desolado que va a dar pena verlo.