Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Podemos consuma en el Congreso los cambios que relegan a los errejonistas

Montero debuta como portavoz en lugar de Errejón, que deja la primera fila, y Tania Sánchez sube al ‘gallinero’

Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- El grupo parlamentario de Podemos hizo ayer efectivos los cambios aprobados en la dirección con el début de Irene Montero como portavoz en el Congreso, en sustitución de Íñigo Errejón, y con una nueva reubicación de la posición de sus diputados en el hemiciclo que quita visibilidad a los “errejonistas”. El ahora secretario de estrategia política, Íñigo Errejón, deja de sentarse al lado de Pablo Iglesias y ocupa desde hoy un escaño en la fila superior, mientras que Montero, como nueva portavoz, es la que se sienta en la butaca contigua a la del secretario general. La nueva portavoz adjunta, Ione Belarra, también baja a esa primera fila de Podemos, detrás de la bancada del Gobierno, para ocupar el escaño siguiente al de Montero.

Errejón, por su parte, se sienta ahora entre el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, cuyo lugar se ha respetado por los acuerdos con la coalición, y Rafael Mayoral, que al otro lado tiene a Noelia Vera, ambos “pablistas” y miembros de la dirección. Esta reordenación afecta también a otros diputados, como Tania Sánchez, que desde ayer está sentada en la última fila, conocida como el “gallinero”, y bajan a posiciones más visibles diputadas como Sofía Castañón o Noelia Vera.

Los cambios, en definitiva, sitúan en posiciones de primera línea a las personas del equipo de Pablo Iglesias que tienen mayores responsabilidades en la nueva dirección y desplazan por ese motivo a otros, la mayoría “errejonistas”, como Pablo Bustinduy, Ángela Ballester o el juez Juan Pedro Yllanes.

También cambia de sitio Carolina Bescansa, que abandona la secretaria general del grupo parlamentario -cargo que ocupa ahora Txema Guijarro- y se sienta desde hoy en un escaño en la cuarta fila del hemiciclo, y no en la tercera como antes. A su lado estará el responsable de Internacional de Podemos, Pablo Bustinduy, uno de los “errejonistas” que se mantienen en la dirección del partido como responsable de Internacional, que también pasa de la tercera a la cuarta fila.

visibilidadUnos cambios que Montero justificó en su primera rueda de prensa como portavoz al explicar que se han utilizado los mismos criterios que en anteriores ocasiones para situar en puestos más visibles a personas con responsabilidades en el partido. Es decir, que si Tania Sánchez ha subido al gallinero es porque allí estaba antes la diputada Sofía Castañón, que ahora es responsable de Igualdad y ha sido colocada en una mejor posición, e igual en el resto de casos. Montero confirmó también que Errejón será el portavoz en la Comisión Constitucional, un puesto que antes ejercía Iglesias, y se contemplan cambios en otras portavocías de comisiones más adelante. Errejón se despidió con “orgullo” de su puesto y repitió que ha sido un “honor”, pero que hay nuevas responsabilidades y posiciones y toca “remar”.

Pablo Iglesias no será el representante de su grupo en la Comisión de Secretos Oficiales, cuya composición se vota hoy en el pleno, y Podemos respetará la tradición de que sean los portavoces parlamentarios los que integren este órgano parlamentario. La formación morada no ha querido arriesgar a que pudiera haber algún problema reglamentario y ha preferido que sea finalmente Montero, la que forme parte de esa comisión, en la que en principio quería estar Iglesias, según reveló el portavoz del PP Rafael Hernando.

De los cambios acordados el pasado sábado por el Consejo Ciudadano estatal de Podemos, Montero destacó que son representativos de que las mujeres de la formación morada dan “un paso adelante” y ocupan posiciones más relevantes. Al tiempo, ha apuntado el objetivo de realizar un “trabajo democrático para ganar la batalla al plan restaurador de las élites comandado por Mariano Rajoy y apoyado por PSOE y Ciudadanos”. - D.N./Efe