REE plantea repotenciar la línea de 220 Itsaso-Orkoien

La Plataforma pide a la CAV y Navarra que la supediten a que no se construya la de 400 kV

Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Representantes de localidades afectadas, ayer en la FNMC.

Representantes de localidades afectadas, ayer en la FNMC. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Representantes de localidades afectadas, ayer en la FNMC.

pamplona- Diecinueve ayuntamientos de Gipuzkoa y Navarra (de Sakana y la Comarca de Pamplona) han recibido de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente el inicio de la Evaluación Ambiental Integrada para la repotenciación de la actual línea eléctrica de 220 kV Itsaso-Orkoien 2, cuando todavía no están resueltas las alegaciones de la línea de 400 kV Dicastillo-Itsaso, que discurriría paralela a la anterior. La Plataforma No Línea de Alta Tensión-Autopista Elektrikorik Ez pidió ayer a los Gobiernos de la CAV y de Navarra que supediten la repotenciación a la no construcción de la nueva línea de 400 kV.

Según explicó en rueda de prensa Alberto Frías, portavoz de la Plataforma, quien compareció junto a representantes de algunas localidades afectadas, el proyecto de repotenciación de la línea de 220 kV de Red Eléctrica de España (REE) plantea el recrecido de 36 apoyos y la tala de arbolado en 15 vanos que suman una longitud acumulada de 7.100 metros, de ellos el 77% de robles y hayas. La afección sobre el suelo habla de una superficie total afectada de 14.400 metros cuadrados en los que se requiere la “eliminación de la cobertura vegetal”.

Frías manifestó su extrañeza por el hecho de que ahora se plantee la repotenciación de una de las líneas existentes, a la vez que se sigue tramitando la nueva de 400 kV y recordó que en octubre de 2013 presentaron 15.000 alegaciones a este proyecto que “tres años y medio después aún están sin resolver”, dijo.

El portavoz de la Plataforma incidió en el hecho de que el documento ambiental del nuevo proyecto señala que la adecuación de la línea de 220 kV Itsaso-Orkoien 2 podría “evitar la construcción futura de una nueva línea que la sustituya”, lo que, a su juicio, viene a demostrar que “en ningún caso la línea de 400 kV está destinada a cubrir las necesidades de Navarra y la CAV”. En este sentido, aseguró que la tramitación simultánea de los impactos ambientales de las dos líneas sería “muy difícil de justificar”.

silencio del gobiernoFrías recordó que la repontenciación de la línea de 220 kV como alternativa a la de 400 kV ya la planteó el Gobierno de Navarra en su día, aunque ahora “hay un silencio”, dijo, en torno al tema. “Ninguno de los dos gobiernos (CAV y Navarra) ha dicho una palabra al respecto”, añadió. Así, recordó que en el acuerdo programático del cuatripartito que apoya al actual Gobierno foral se recoge acometer un estudio detallado de la red de suministro eléctrico que concluya sobre la necesidad o no de la línea Itsaso-Dicastillo. Sin embargo, aseguró que el vicepresidente Manu Ayerdi todavía no ha respondido a la solicitud de una entrevista solicitada en mayo de 2016 después de que 26 ayuntamientos navarros aprobaran mociones demandando un pronunciamiento del Gobierno desfavorable al proyecto. A la vista de la falta de respuesta, ahora han solicitado una entrevista con la presidenta Uxue Barkos, ya que hay un “incumplimiento expreso”, aseguró Frías. - P.G.