El barrio de la Chantrea debatirá cómo renovar el parque de Aranzadi y su ampliación

El Ayuntamiento ha seleccionado cinco propuestas para el parque de Chantrea Sur
Los vecinos están debatiendo el futuro de Salesianas y para otoño estará el auditorio

Ana Ibarra Javier Bergasa - Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una de las salas de la biblioteca, completa en el segundo foro de barrio que dirigió Joxe Abaurrea.

Una de las salas de la biblioteca, completa en el segundo foro de barrio que dirigió Joxe Abaurrea.

Galería Noticia

Una de las salas de la biblioteca, completa en el segundo foro de barrio que dirigió Joxe Abaurrea.

“Crear un comedor social en Salesianas es una buena idea porque hay cocina”

pamplona- El nuevo parque y la urbanización entorno a las 575 viviendas proyectadas en Chantrea Sur, la segunda fase del Parque de Aranzadi y el futuro uso del edificio de Salesianas son tres temas de peso que generan una gran expectación entre los vecinos del barrio reunidos ayer en el segundo Foro de Barrio. El concejal delegado y responsable de Urbanismo Joxe Abaurrea detalló ayer los diferentes proyectos que están encima de la mesa para el barrio y anunció que el parque Txantrea-Magdalena tiene ya cinco proyectos seleccionados entre los once presentados a concurso y que se darán a conocer en breve. Tras un primer proceso participativo en el que se recogieron 1.500 aportaciones vecinales el barrio podrá realizar en una segunda fase nuevas sugerencias a las cinco propuestas elegidas antes de que se elija el proyecto definitivo.

En relación a las nuevas edificaciones colindantes (baja más cinco o baja más cuatro alturas), Abaurrea destacó que ante la petición de los promotores para “poner en marcha” el plan residencial, el gobierno municipal optó por finalizar primero el proceso participativo del parque y abordar después la urbanización del sector y las soluciones viarias. No obstante anunció que para principios del próximo año podrían dar comienzo las obras de urbanización. Una vecina propuso repensar la rotonda prevista en el plan parcial y que “rompe el parque de Irubide”. Al respecto, Abaurrea aseguró que es uno de los aspectos que se ha tenido en cuenta en las opciones elegidas. También dio a conocer la iniciativa vecinal para crear un huerto urbano entorno a este nuevo parque, que cuenta, dijo, con mucha base social y que se dará a conocer en los próximos meses, una iniciativa que tiene un componente “pedagógico para las nuevas generaciones”.

Aranzadi es otro parque de peso asignado al barrio. Finalizadas las obras de la primera fase (polémica y sin participación, puntualizó), el Ayuntamiento prevé “resolver” en una primera fase los problemas que ha generado este espacio y replantear a su vez la segunda fase de la “almendra interior”. La idea es abrir un nuevo proceso participativo que podría culminar antes del verano. En su momento fue un proyecto “caro”, de gran envergadura, y que desde Jardinería se está revisando (la ampliación) para abordarlo desde otro enfoque que sustentan en tres ejes: participación, sostenibilidad ambiental e inclusión social (rehabilitación a través de la escuelas taller). “Queremos hacer un plan de gestión que coordine actividades con Casa Gurbindo o la escuela taller para que sea un parque productivo”, expuso. A su vez, los vecinos demandan baños públicos y bancos.

Respecto a Salesianas (edificio que cedió la MECA al Ayuntamiento y que se ha puesto a disposición de los vecinos como “contenedor social y cultural”) está abierto otro proceso participativo sobre los usos y el modelo de gestión. Mientras tanto, el edificio es utilizado por diferentes colectivos sociales. El Ayuntamiento quiere apoyarse en este espacio para programar cursos y actividades a falta de un Civivox en el barrio, y para otoño se quiere terminar las obras de adecuación del espacio escénico y del espacio central para que sea un edificio “accesible”. Para finales de mayo habrá una asamblea abierta a todo el barrio, tal y como explicó uno de los participantes del debate. Otra vecina del barrio propuso que Salesianas acoja un comedor social para la gente mayor al tratarse de un espacio “infrautilizado”. “Una buena idea y de hecho con la concejala Edurne Eguino hemos hablado de la posibilidad de crear una red de comedores sociales barrio a barrio. La ventaja es que Salesianas tiene cocina”, respondió.

pisos tuteladosOtra demanda recogida ayer en la biblioteca de la Chantrea fue la creación de pisos tutelados para personas mayores, un colectivo en crecimiento. Se pidió también revisar a la baja las tasas que pagan por alquiler las personas jubiladas en los pisos tutelados que ya existen.

Preguntado por el número de viviendas vacías en el barrio, Abaurrea indicó que el Ayuntamiento de Pamplona está elaborando un censo oficial para lo que se han pedido datos a Hacienda y a otras instituciones sobre consumos (agua, luz...), lo que permitirá “conocer a quién nos dirigimos desde la Oficina de Vivienda y dar así a conocer la bolsa de alquiler del Gobierno, una alternativa muy interesante para el propietario porque tiene un seguro y garantiza el pago del alquiler además de evitar que se construyan nuevas viviendas”. Se prevé que en Milagrosa se haga una prueba piloto de valoración de viviendas vacías al haberse activado un proyecto en marcha de regeneración urbanística y social. “Queremos saber, por ejemplo, cuantas personas viven solas porque hay colectivos más vulnerables que superan los 75-80 años y el parque inmobiliario que existe”, reiteró.

Abaurrea también dio a conocer otro proyecto en marcha Txantreak Poliki que pretende transformar todo un itinerario urbano que atraviesa los centros educativos y el centro de salud para su conversión en calles más seguras. También preocupa la velocidad en la calle San Cristóbal.

Para este año o el que se viene, con ayudas del Gobierno, se pretende acometer las obras de reurbanización de las calles Urrutia y Etxauri. Abaurrea recordó también la colocación de iluminación en el parque de la Magdalena, las tareas de limpieza del ribazo del río para evitar inundaciones y anunció que el problema de tráfico en la Magdalena desaparecerá porque la calle Camino de Caparroso que enlaza el Casco Viejo con la Chantrea y Burlada dejará de ser una zona de paso y tendrá uso exclusivo para los vecinos.