Falces gestionará este año un presupuesto de 3 millones de euros

Arreglarán la casa museo, varias calles y cambiarán las ventanas del colegio

María San Gil - Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La calle que han marcado como prioritaria para su adecuación.

La calle que han marcado como prioritaria para su adecuación. (Foto: M.S.G.)

Galería Noticia

La calle que han marcado como prioritaria para su adecuación.

falces- El Consistorio de Falces gestionará este año un presupuesto que asciende a tres millones de euros, algo superior al del año pasado, y que contempla unas inversiones que rozan los 400.000 euros. El documento presentado por AIF (Agrupación Independiente Falcesina) contó con el apoyo de los socialistas y con la abstención de UPN y EH Bildu.

El Ayuntamiento está, tal y como explicaba el alcalde, Valentín García, a la espera de conocer la resolución de una serie de subvenciones que han solicitado y gracias a las cuales podrán ejecutar las obras previstas.

En este caso, insistía, han pedido 140.000 euros al Consorcio Eder para acometer un par de reformas. En primer lugar, y con 40.000 euros, esperan cambiar las ventanas del primer piso del colegio para continuar con las mejoras que ya iniciaron con fondos propios. Y por otro lado, el resto del dinero iría destinado a la mejora de la casa museo, concretamente al cambio íntegro del tejado y a la mejora de la accesibilidad.

De acuerdo con García, harán lo que puedan con la subvención que reciban y el resto saldrá de las arcas municipales.

Además, están muy pendiente del PIL ya que hay varias calles que esperan adecentar. La más urgente, puesto que se está hundiendo debido a las filtraciones, es la que hay junto a la plaza de la Cruz desde el centro cívico. Aquí esperan cambiar las redes de saneamiento y el pavimento.

Del mismo modo esperan adecentar las redes de la Agrupación Arga así como el pavimento de la placeta Maya y la plaza de la Iglesia. Por último, el Ayuntamiento espera adecuar las aceras de la avenida del Salvador.

De acuerdo con García, “el presupuesto no puede ser más realista”, por eso la abstención de UPN y EH Bildu le parece “ridícula”. “¿A qué venimos al Ayuntamiento, a trabajar por nuestro pueblo o a velar por los intereses de nuestro partido? A todos nos gustaría que nos correspondiera más dinero, pero haremos lo que podamos con lo que nos den”, añadió.

Además, otras partidas que reciben una cuantiosa cantidad económica año tras año, como es el caso de las fiestas, se mantiene, mientras que en el caso de los servicios sociales, la cifra aumenta algo porque ha subido la cuota que deben abonar a la Mancomunidad.