15.000 personas recibirán orientación laboral personalizada cada año

El Gobierno licita estos servicios, que sustituyen a los convenios nominales, para los próximos cuatro años
Las oficinas públicas de empleo pasan a vertebrar el sistema, que contará con una dotación de 7,5 millones en cuatro años

Juan Ángel Monreal - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Miguel Laparra, vicepresidente, y María Solana, portavoz del Gobierno.

Miguel Laparra, vicepresidente, y María Solana, portavoz del Gobierno. (Foto: Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Miguel Laparra, vicepresidente, y María Solana, portavoz del Gobierno.

pamplona- La orientación laboral adopta en Navarra un nuevo formato. Con las oficinas públicas como nuevo eje vertebrador, el Ejecutivo foral busca atender de manera personalizada e integral a más de 15.000 personas al año hasta 2020 para hacer frente a una situación de desempleo que, pese a las mejorías de los últimos años, sigue siendo preocupante.

Estos servicios de orientación para personas desempleadas van a ser licitados para los próximos cuatro años por valor de 7,5 millones de euros, una fórmula que sustituye a los convenios firmados anteriormente con distintas organizaciones. El servicio incluye un diagnóstico de la situación individual, la elaboración de un itinerario para el empleo personalizado, y la motivación y el acompañamiento en las transiciones laborales que pueden darse a lo largo de la vida laboral. El plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 29 de marzo, y está previsto que las derivaciones por parte del SNE se inicien en junio.

El acuerdo marco para la contratación de servicios de orientación profesional, que ha sido publicado en el Portal de Contratación, establece una asignación presupuestaria en 2017 de 1.383.754,80 euros, IVA excluido, prorrogable por otros tres años. Según las previsiones anunciadas ayer por Miguel Laparra, vicepresidente del Gobierno, el acuerdo permitirá atender a aproximadamente 47.000 personas en total, 12.000 por año. De ellas, 25.850 formarán parte de colectivos concretos que requieren una atención especializada: 10.300 personas en riesgo de exclusión social;1.540 con discapacidad;9.335 persona desempleadas de larga duración;y 4.670 personas jóvenes menores de 30 años. El resto, alrededor de 21.000 serán personas desempleadas sin necesidades especiales. “Hay una sectorización según los distintos colectivos”, señaló Laparra.

Laparra destacó que la comunidad cuenta con “una amplia red de servicios para la orientación laboral”, gestionados directa o indirectamente por el Servicio Navarro de Empleo (SNE), por medio de 10 agencias de empleo que cuentan con cerca de 90 personas que prestan distintos servicios de atención”. Hasta el año 2016, contó con la colaboración de 12 entidades, con aproximadamente 40 orientadores y orientadoras: Forem y UGT Empleo (vía convenio), Amimet, Cocemfe, Fundación Ilundáin, Gaztelan, Sare, Afammer, Fundación Universidad Pública, Club de Marketing y Asociación de Empresarios de Sakana (vía convocatoria de ayudas).

Para 2017, la previsión es destinar un total de 2,3 millones (1,7 millones, IVA incluido para esta convocatoria y 600.000 euros en ayudas a seis entidades sin ánimo de lucro) más la atención mediante recursos propios. El SNE estima que, con el nuevo sistema, “se va a avanzar en criterios de eficiencia, eficacia y retorno social, ya que el acceso al sistema de orientación será a través del Servicio Navarro de Empleo, que derivará las atenciones a las entidades correspondientes”. De este modo, “una persona no podrá acudir a varias entidades de orientación para recibir el mismo o similares servicios, lo que además permitirá conocer la demanda exacta del servicio de orientación”.

Asimismo, “se mejorará la trazabilidad de las acciones realizadas sobre una misma persona mediante el programa Orientasare, implantado tanto en las agencias del propio SNE como en las entidades colaboradoras”. Este cambio en el sistema de atención se enmarca en “el nuevo modelo de orientación profesional único, en el que serán las propias agencias de empleo quienes deriven a las personas desempleadas a los servicios de las diferentes entidades colaboradoras”, explicaban desde el propio SNE.

La licitación se realiza a través de seis lotes, cuatro vinculados a la asistencia a las 10 agencias de empleo, de manera que se garantice la prestación de servicios de orientación en todo Navarra. Y otros dos específicos, respectivamente para personas en riesgo de exclusión o con discapacidad. En el precio de licitación también se incluyen posibles modificaciones, por ejemplo, por mayor demanda a la estimada, hasta alcanzar los 7,5 millones de euros. Serán admitidas hasta un máximo de diez entidades por lote.

apunte

Criterios de adjudicación. Además del precio de la oferta, puntuará contar con local en la zona geográfica, el número de trabajadores de la entidad destinados a la prestación de los servicios, los convenios suscritos con empresas de cara a llevar a cabo acciones de colocación, la propuesta técnica (indicadores, aspectos innovadores, adaptación a colectivas, herramientas, metodología...) y la organización de la prestación del servicio (calendario anual, horario, compromisos de plazo de atención).

Jornada explicativa. El Servicio Navarro de Empleo ha organizado una jornada sobre el enfoque de orientación que establece la Estrategia Europea para el Empleo 2020 y el nuevo modelo de orientación que está implantando el Gobierno de Navarra. Será el martes 7 de marzo en el Palacio del Condestable, en Pamplona, de 9 a 14 horas.