“2017 es un año clave para la Estrategia de Especialización”

Mikel Irujo, delegado navarro en Bruselas, destaca el valor de la cooperación territorial entre las regiones

Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

“La eurorregión con Aquitania forma parte de la arquitectura que pide la Unión Europea”

pamplona- Europa cuenta con cinco laboratarios dedicados a las energías renovables. Uno de ellos es el de Sangüesa del Cener, que no es el más grande. Y todos juntos han costado unos 200 millones de euros, sin que unos países hablasen con otros antes de instalarlos para identificar las necesidades. Estados Unidos y China tienen solo uno: entienden que no precisan más.

Evitar este tipo de situaciones y mejorar las cadenas de valor entre las más de 250 regiones europeas son dos de los objetivos de las Estrategias de Especialización Inteligente, que se encuentran en un año clave, explicó ayer Mikel Irujo, delegado del Gobierno de Navarra. “Esto se debe a que nos encontramos en el periodo intermedio de la financiación de la Unión Europea, que se extiende desde 2014 hasta el 2020”, precisó Irujo. Por ello, apuntó que en 2017 “toca una revisión intermedia” de la que se derivarán las conclusiones que servirán de base para ejecutar la planificación del siguiente periodo de financiación.

Mikel Irujo

Delegado de Navarra en Bruselas

“Europa ya está pensando en el 2021, por eso es clave”, puntualizó el delegado, que recordó que mediante estas estrategias se busca “saber quién hace qué y cómo lo hace, tener un mapa de cómo se está haciendo”. De esta forma, precisó que “el plan que existe en la UE” es crear “cadenas de valor regionales” a lo largo de toda la geografía europea “para ser mucho más competitivos”. El delegado apostó por “cooperaciones más reforzadas” y “colaboraciones permanentes” para devolver la “competitividad” a la Unión Europea. Irujo aseveró que el dictamen recomienda a la UE una “reforma del marco normativo actual”, reforma que deberá incluir la elaboración de un “nuevo acto jurídico que dé repuesta a la falta de armonización” que existe en la implantación y seguimiento de las S3. Asimismo, se piden “instrumentos que permitan proyectos piloto dirigidos a redes de cooperación internacional”.

Según recordó, desde 2013 la S3 se convirtió en una “obligación ex ante”, tras experimentar la UE un descenso de un 8% en el peso en el comercio mundial, habiendo pasado del 31% en 2004 a un 24% en la actualidad. Por ello, se obligó a las regiones a “poner blanco sobre negro en qué son potentes y en qué quieren enfocar su economía”. Irujo ha añadido que los europeos invertían en números brutos “más dinero que nadie en el mundo” pero que, a la hora de llegar a mercado, quedaban a la “mitad de lo que podían estar en Estados Unidos o Japón”, por lo que Europa decidió tomar cartas en el asunto.

La parlamentaria de Geroa Bai Virginia Alemán vio “interesantes” las conclusiones del dictamen y ha apoyado la idea de la “colaboración mutua”. El regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin quiso mostrar su “plena confianza” en el proyecto de la Unión Europea. Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, apostó por “ir más allá” de la realización de dictámenes en esa búsqueda de las señas de identidad de cada región. El parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Rubén Velasco calificó el informe como “muy interesante” por considerar que, “independientemente de que gusten o no las políticas que se están tomando, hay que conocerlas”. La socialista Inma Jurío se mostró “de acuerdo” con que las “diferentes regiones tienen que interrelacionarse” y afirmó que “la crítica de políticas que no gustan no se demuestra quitando banderas”, en la misma línea que el popular Javier García, que también lamentó la ausencia de la bandera europea ante el delegado navarro en Bruselas. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia