Trump, adicto a la mentira

El presidente de EEUU realiza una media de cuatro afirmaciones al día falsas o engañosas desde que llegó a la Casa Blanca, según ‘The Washington Post’
La mayoría las ha dicho sobre inmigración y en Twitter

Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho de media cuatro mentiras al día desde que llegó a la Casa Blanca según el conteo realizado por el periódico estadounidense The Washington Post.

El medio, al que Trump se ha referido en alguna ocasión como Fake News (noticias falsas), ha seguido todos los días las afirmaciones de Trump desde que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero, y ha verificado cúal de ellas son verdaderas y cuáles no.

En 34 días de Gobierno, el presidente de Estados Unidos ha dicho “133 aseveraciones falsas o engañosas” en sus discuros o intervenciones públicas, lo que supone un promedio de cuatro mentiras al día. The Washington Post divide las mentiras de Trump en varias categorías, como inmigración, política exterior, empleo, economía, elecciones o su vida personal.

La mentira más reciente que generó un gran eco mediático se produjo el pasado sábado, cuando Donald Trump habló en un acto en Florida sobre un inexistente incidente en Suecia mientras hablaba sobre terrorismo. “Uno mira lo que está ocurriendo en Alemania, uno mira lo que pasó anoche en Suecia. Suecia, ¿quien lo creería?”, señaló Trump, que provocó la reacción del ministro de Exteriores sueco que pidió explicaciones al departamento de Estado de EEUU acerca de las palabras del presidente estadounidense.

Donde son más frecuentes las afirmaciones “falsas o engañosas” de Trump es en Twitter, con 34 afirmaciones incorrectas. Por categorías, el tema en el que Trump “miente” más es sobre la inmigración, con 24 afirmaciones, seguido de declaraciones sobre su vida personal (18) y sobre el empleo (17).

méxico se pone firmeEl ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray, sostuvo ayer, poco antes de reunirse con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, y el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, que el país no aceptará nuevas disposiciones migratorias de su vecino del norte.

Videgaray confirmó que la nueva política migratoria de Estados Unidos, que contempla deportaciones masivas y la construcción de un muro en la frontera común, será “el tema fundamental”. “Es inevitablemente, y por convicción, el primer punto de la agenda”, subrayó.

El Gobierno estadounidense anunció en las últimas horas que planea considerar a casi todos los extranjeros indocumentados personas susceptibles de deportación inmediata, a excepción de los llamados dreamers que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

Sobre esta cuestión, Videgaray quiso “dejar claro de la manera más enfática que el Gobierno y el pueblo de México no tienen por qué aceptar disposiciones que de manera unilateral un Gobierno quiere imponer a otro”. “Eso no lo vamos a aceptar”, recalcó.

Por otro lado, según un estudio publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica, prescindir de los millones de inmigrantes indocumentados que trabajan en EEUU tendría un impacto “sustancial” sobre la economía estadounidense, que podría llegar a perder hasta 5 billones de dólares a lo largo de una década o una media de 500.000 millones de dólares anuales. - D.N.