Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Sabalza y su directiva no tienen ningún criterio”

exentrenador joaquín caparrós cuestiona la capacidad de gestión del presidente y su junta, dice que le engañaron y que un club histórico como osasuna no merece estos rectores

Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Joaquín Caparrós en Tajonar.

Joaquín Caparrós en Tajonar. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

Joaquín Caparrós en Tajonar.Oriol Riera sigue el balón durante el entrenamiento matinal de ayer en Tajonar.

pamplona- El exentrenador de Osasuna Joaquín Caparrós realizó ayer unas duras declaraciones en las que cuestiona la capacidad de Sabalza y su junta para llevar las riendas de una entidad de la categoría del club navarro. El extécnico rojillo, que estuvo al frente del equipo durante cinco encuentros de Liga y no sumó un solo punto, hizo unas manifestaciones en Radio Marcaen las se mostró frustrado por la experiencia en el conjunto pamplonés, pero especialmente dolido por la falta de palabra de la directiva, de la que dijo que le engañó.

“¿Qué pasó en Osasuna? Todavía le estoy dando vueltas, porque íbamos con una ilusión tremenda, sabíamos que estaba la situación complicada, pero cómo íbamos de ilusionados que, incluso, aceptamos estar en el equipo si bajaba”, dijo el entrenador sevillano, que explicó también el motivo por el que llegó a un equipo metido en problemas. “¿Por qué? Porque había un proyecto. El presidente y su junta nos hablaban de un proyecto no solo para el año que viene, sino para más tiempo. Hablaba el presidente de que él se quería presentar (a la reelección ) y que me iba a ampliar el contrato. Eso me gustaba, porque había habido algunos años en los que estábamos para ir a Osasuna, porque estábamos los dos muy ilusionados, pero no cuajó”, señaló refiriéndose a las tentativas fallidas en etapas anteriores para contar con sus servicios.

Caparrós, en su repaso de circunstancias en Osasuna, abundó en lo que el osasunismo sabe: que no hay nivel en los rectores de la entidad. “La afición me demostró que es espectacular, una de las mejores aficiones;he tenido una ciudad de diez, pero me he encontrado con una parte complicada, con una junta directiva y con un presidente que no tienen ningún tipo de criterio”, espetó. “Y claro, ya vas analizando y reflexionando y te das cuenta del cese del otro entrenador (Martín), a los dos meses nuestro cese, que es cierto que no ganábamos, pero que también es cierto que había un proyecto que estaba por encima de todo eso. Hicimos debutar a chicos de categorías inferiores, porque ese era uno de los objetivos y esperemos, ahora que han traído futbolistas, que tengan criterio y mantengan al entrenador y no hagan otro cambio, porque todavía tienen matemáticamente opciones. La prueba está en que Granada y Sporting se han metido (más arriba) y tienen opciones de mantener la categoría”.

Caparrós, que no fue muy autocrítico con su pésima labor en Osasuna, siguió siendo inflexible con la junta y puso sobre el tapete el hecho de estar a la altura de un club con historia. “Ha sido una estancia corta pero intensa, porque he disfrutado de una afición que siempre que íbamos con otros equipos decíamos que tenía que ser la leche contar con ella, y así ha sido. Y una ciudad completamente volcada, independientemente de los resultados. La gente por la calle te animaba... Pero claro, es una pena que no esté relacionado la entidad, la historia de un club con un presidente que el hombre tiene mucha voluntad, porque no era fácil me imagino coger el equipo cuando lo cogió, pero con la voluntad solamente no se puede gestionar un club histórico como Osasuna”.

El entrenador va más lejos y, como se quejara en su momento Martín, también dice que los directivos le cambiaron de planteamiento sobre la marcha. “Acepté ir a Osasuna por el proyecto que me presentaron. Porque no solo era esta temporada, sino meterte de lleno en la cantera”.

“¿Le engañaron?”, preguntó uno de los periodistas de Radio Marca, y la respuesta es prístina. “Total, totalmente. La prueba es que nosotros firmamos incluso si el equipo bajaba a la Segunda División porque queríamos meternos en la cantera. Las primeras reuniones con el presidente eran para hacer todo un trabajo en Tajonar, la sorpresa nuestra es que fue todo lo contrario. Pero insisto en que fue por no tener criterio”.

“Donde hemos conseguido los objetivos ha sido donde hemos tenido una comunicación muy directa y una empatía entre el presidente y el entrenador. Si no hay empatía, si no hay esa comunicación, el entrenador... ¡Buf! Las temporadas son complicadas y vienen resultados malos y a la mínima, si no hay esa comunicación y esa empatía, entran las dudas. Y no lo hemos tenido”, siguió. “Nos metimos de lleno en trabajar con la cantera, incluso hicimos debutar a un chico del juvenil y a uno del Promesas y esa era la idea. Quería vivir de nuevo ese fútbol auténtico de cuando conocía a Osasuna, pero fue todo lo contrario. Son experiencias dolorosas, pero hay que asumirlas, asumir el fracaso y tener capacidad de recuperación”. Caparrós cobró de Osasuna unos 800.000 euros. - D.N.