Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El foro social pide a ETA que “se desarme” e insta a los gobiernos navarro y vasco a implicarse en este proceso

Considera “grave” la situación y solicita a los estados que “no lo obstaculicen”

Ningún partido entiende que cinco años después del cese de la violencia no haya habido avances en este terreno

Javier Encinas | Iban Aguinaga - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Koldo Martínez (Geroa Bai) charla con Juanje Soria, Teresa Fagoaga y Agus Hernán, del Foro Social Permanente, ayer en el Parlamento.

Koldo Martínez (Geroa Bai) charla con Juanje Soria, Teresa Fagoaga y Agus Hernán, del Foro Social Permanente, ayer en el Parlamento.

Galería Noticia

Koldo Martínez (Geroa Bai) charla con Juanje Soria, Teresa Fagoaga y Agus Hernán, del Foro Social Permanente, ayer en el Parlamento.

pamplona- Es difícil entender que superados los cinco años desde que ETA anunciara el cese definitivo de su violencia, todavía no haya habido avances significativos en su desarme. Y lo es más si se parte de la base de que el desarme es un paso previo a la disolución de la organización terrorista, al reconocimiento del daño causado, a la distensión en la política penitenciaria y, en definitiva, a la garantía de que un conflicto como este nunca más se vuelva a repetir.

Todas estas reflexiones estuvieron ayer sobre la mesa en la sesión de trabajo celebrada en el Parlamento, a instancias de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, con los representantes del Foro Social Permanente Teresa Fagoaga, Juanje Soria y Agus Hernán.

Este Foro, surgido para impulsar el proceso de paz, reiteró ayer su emplazamiento a ETA para que “se desarme” y pidió a los Estados español y francés que “no contribuyan a obstaculizarlo”. Además, instó a los Gobiernos y Parlamentos navarros y vascos y a la recién surgida Mancomunidad de Iparralde a “jugar un papel importante” en este proceso.

Agus Hernán destacó que en los últimos años “se han producido avances en la convivencia, pero no en el desarme”. “Y esto es grave”, continuó, “porque ETA sigue teniendo el 85% de sus armas y explosivos”, con el riesgo de que alguien los localice en zulos “y haga un mal uso de ellos”.

Pese a la situación de preocupante parálisis, Hernán cree que “2017 va a ser un año determinante para el desarme, pero la realidad es que se ha avanzado muy poquito”.

También Juanje Soria incidió en la “necesidad de afrontar el desarme de ETA en un plazo razonable”. Subrayó que actualmente se dan las condiciones institucionales, políticas y sociales para que “ETA entre lo más rápidamente posible en la fase de desarme y destrucción de armas”.

Al respecto, recordó la “positiva” reacción política y social tras el intento de destruir el 15% del arsenal en Luhuso -cerca de Baiona- a finales de diciembre, que se saldó con cinco detenidos que posteriormente quedaron en libertad. Por ello, consideró que si los Estados “persisten en su actitud”, habrá que dar este paso con las instituciones de Navarra y la CAV “para que contribuyan a que este proceso se desarrolle con éxito”.

Por su parte Teresa Fagoaga repasó el camino abordado desde el final de la violencia de ETA. Valoró el “gran avance” que supuso el “primer reconocimiento hacia las víctimas” y trasladó el deseo de construir consensos para que se puedan cerrar las heridas.

los grupos parlamentariosLos portavoces de los siete grupos parlamentarios coincidieron en expresar su incomprensión por el hecho de que el desarme casi no se haya iniciado cinco años después del final de ETA, si bien lo hicieron desde ópticas diferentes.

Koldo Martínez (Geroa Bai) exigió el desarme de ETA sin ninguna contraprestación política y tildó de “tomadura de pelo” el fallido intento de febrero de 2014. Asimismo, consideró que “un desarme sin autocrítica es incompleto”, por lo que demandó también “un desarme intelectual de ETA”.

Bakartxo Ruiz (EH Bildu) dijo que el desarme es “esencial para la paz y debería estar hecho ya”. “Es surrealista que ETA quiera desarmarse y los Estados lo quieran obstaculizar”, agregó.

Rubén Velasco (Podemos) también censuró el desarme de 2014, que fue “bastante cutre” y dijo que “el Estado puede hacer más de lo que está haciendo”.

También para José Miguel Nuin (I-E) “es difícil de entender que no se haya producido el desarme”. “Es algo ilógico, absurdo”, continuó Nuin, quien cree que “la primera responsabilidad es de ETA, pero no es exclusiva” y reprochó la actitud del Estado.

Iñaki Iriarte (UPN) y Javier García (PPN) apostaron por la rendición absoluta de ETA, una vía inédita en la solución de conflictos de esta naturaleza. “ETA debe desarmarse, entregarse a la Justicia, colaborar para que se clarifiquen sus crímenes, reconocer el sufrimiento y sufragar a todas las víctimas”, manifestó Iriarte. Además, planteó a ETA que “si quiere entregar las armas, acuda a un juzgado”.

La misma tesis defendió García, para quien “ETA lo tiene muy fácil para desarmarse;solo tiene que ir al cuartel de la Guardia Civil, entregar las armas, disolverse, pedir perdón, resarcir a las víctimas y colaborar con los más de 300 casos sin resolverse”.

Para Inma Jurío (PSN) también “es increíble que ETA todavía no se haya disuelto, ni haya reconocido su ilegitimidad”, y apuntó que “ni por parte de ETA ni del Estado se ha manifestado una voluntad firme de acabar con todo esto”.