Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

5.000 voces de la Memoria Histórica

ramón herrera publica un diccionario audiovisual con miles de documentos sobre la guerra civil y el franquismo

Un reportaje de Amaia Rodríguez Oroz. Fotografía Oskar Montero - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Ramón Herrera sostiene el ‘Diccionario Audiovisual de la Memoria Histórica en Navarra’.

Ramón Herrera sostiene el ‘Diccionario Audiovisual de la Memoria Histórica en Navarra’.

Galería Noticia

Ramón Herrera sostiene el ‘Diccionario Audiovisual de la Memoria Histórica en Navarra’.
“El objetivo es contribuir a la recuperación de la memoria a través de lo audiovisual”

Cinco mil voces, historias y documentos sobre la Guerra Civil, el franquismo y sus víctimas en Navarra se recogen, por primera vez, en un Diccionario Audiovisual de la Memoria Histórica en Navarra (Pamiela) que publica ahora Ramón Herrera. Este periodista, historiador y divulgador cinematográfico ha creado, a fin de cuentas, un nomenclátor de las víctimas y los ejecutores de aquel régimen de terror surgido tras el golpe militar de 1936, realizado a través de la cinematografía y de otras expresiones audiovisuales recopiladas hasta 2015. El diccionario incluye también múltiples clasificaciones sobre víctimas, localidades y audiovisuales, con detenimiento especial en los presos del Fuerte de San Cristóbal, los denominados esclavos del franquismo, entre otras reseñas que incluyen también las de la mirada y presencia del ámbito cultural y político a la Memoria Histórica en Navarra. “El objetivo fundamental es contribuir a la recuperación de la memoria a través de la recopilación de múltiples documentos audiovisuales”, destaca Herrera.

ramón herrera

Periodista y divulgador cinematográfico

La importancia cada vez mayor del movimiento memorialista, el acceso masivo a la tecnología y la propagación de las imágenes a través de las redes sociales son algunos de los factores clave en la recuperación de la Memoria Histórica, aquella que durante los años del régimen y los posteriores se silenció a merced de los intereses franquistas. A través del diccionario audiovisual, Herrera ha pretendido recopilar, clasificar y divulgar la máxima información audiovisual posible, desde 1936 hasta 2015, sobre aquellos hechos reflejados en “películas de ficción o documentales de largo, mediano o corto metraje, vídeos o series y tv-movies, así como los insertos audiovisuales, por lo general sobre actos de homenajes a las víctimas, colgados en plataformas web como YouTube o Vimeo”. Por lo tanto, no se trata de un manual biográfico al uso, sino que refleja el trabajo de entidades y asociaciones memorialistas que en los últimos años se han distinguido por investigar sobre estos años.

A lo largo de las páginas del diccionario se pueden observar referencias a una gran cantidad de audiovisuales memorialistas, centrados fundamentalmente en los fusilados en Navarra, los esclavos del franquismo y los presos del fuerte de San Cristóbal, realizados, sobre todo, a partir del tercer milenio. Pero hay que hacer mención también a algunas producciones de mayor empaque industrial sobre el tema, como La buena nueva, de Helena Taberna -este largometraje complementa sus dos incursiones anteriores de Recuerdos del 36 y Alsasua 1936-, Dragon Rapide, de Jaime Camino, La conspiración, de Pedro Olea, Monzón, el líder olvidado por la Historia, de Enric Canals, o la trilogía de Mikel Donazar sobre Rodríguez-Medel, el primero de la lista, Virgilio Leret, el capitán del azul y Éramos vecinos. “Ha sido un trabajo de unos cinco años, no dedicados exclusivamente a esto, pero sí en los que he estado investigando y recopilando toda la documentación audiovisual pertinente para llevar a cabo este libro”, subraya Herrera, para quien el diccionario es una herramienta fácil de utilizar y muy útil a la hora de buscar información. “Es un intento de ordenar todo el material que ya existía, pero que estaba disperso”, agrega.

Por último, el autor destaca que una de las características de los documentos a los que hace referencia en el libro es su fácil acceso. “El 90% de ellos están disponibles en plataformas web, y el 10% se pueden comprar o alquilar, por lo que es muy fácil que al lector le pique la curiosidad por ver los audiovisuales conforme lee el diccionario”, señala, y concluye: “Este es un buen punto de partida para acercarse a la Memoria Histórica desde todos los ámbitos”.