La recuperación de la ripa de Beloso y un nuevo humedal ponen en valor el Arga

Terminado el derribo de Villa Celes, se ha completado todo el talud

El área húmeda mejorará el hábitat del río y de sus anfibios y nutrias

Marivi Salvo | Oskar Montero - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Junto a la pasarela ubicada en la trasera de la CD Amaya se han eliminado las especies exóticas y creado un humedal.

Junto a la pasarela ubicada en la trasera de la CD Amaya se han eliminado las especies exóticas y creado un humedal.

Galería Noticia

Junto a la pasarela ubicada en la trasera de la CD Amaya se han eliminado las especies exóticas y creado un humedal.

Pamplona- El entorno del río Arga, en el tramo de la Magdalena y de la ripa de Beloso, puesto en valor. Tres nuevas intervenciones lo han hecho posible. Representantes de la Comisión de Urbanismo visitaron ayer el resultado de las actuaciones, que se centran, por un lado, en el entorno de la ripa de Beloso, que se va a recuperar paisajísticamente en su totalidad tras el derribo de Villa Celes, el chalé que coronaba el talud, y, por otro, se está creando un nuevo humedal junto a la pasarela de la CD Amaya, con el objetivo de mejorar el ecosistema y el hábitat de especies de anfibios, aves y mustélidos.

La visita, encabezada por el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, junto con concejales de los distintos grupos municipales, y técnicos de las áreas de Urbanismo y Conservación Urbana, se centró por un lado en la ripa de Beloso, cuyo perfil ha cambiado radicalmente en los últimos meses. Los trabajos de derribo de Villa Celes comenzaron a finales del mes de noviembre y concluyeron en las primeras semanas de este año, y ahora en el horizonte ha desaparecido la imagen de la vivienda de 1942, que fue durante décadas la Imprenta e Industrias Ortiz.

Como explicó el arquitecto técnico del área, Jesús Yárnoz, los trabajos del que fuera un “edificio muy bien construido”, fueron adjudicados en octubre a Construcciones Mariezkurrena por 150.162,37 euros. El derribo de Villa Celes se hizo posible una vez que el Ayuntamiento de Pamplona adquiriera en 2015 el edificio por el precio de 30.000 euros, a la mercantil Belotxi SL, para demolerlo y recuperar la ripa. Aunque el edificio no fue declarado fuera de ordenación, la actuación se basaba en su estado de deterioro, pero además así se recogía en la revisión del Plan Municipal de 2002, que ya planteaba la ripa de Beloso como un espacio “de especial protección”, abogando por la “conservación y restauración de los valores ecológicos”, dado su “gran interés paisajístico como hito y mirador”, una ripa con “elevada fragilidad frente a la erosión y difícil recuperación después de cualquier intervención”.

ACERA Y BARANDILLAUna vez terminados los trabajos de demolición, se ha procedido a la cimentación del muro de contención (realizado con hormigón) para homogeneizarlo con el resto del talud. Ahora se ve blanco, pero enseguida empezarán a crecer el musgo y la hierba que se ha sembrado para tapar el terraplén y evitar escorrentías de lodos hacia el camino del puente. Después, las zarzas y la vegetación conseguirán de forma natural que se integre en el paisaje.

En la parte delantera de Villa Celes, además, se ha cerrado la zona, con la colocación de barandilla idéntica al resto, completando así el impresionante mirador sobre el Arga que es Beloso. La acera también ha sido unificada, pasando ahora a tener una anchura de tres metros, como el resto de la cuesta de Beloso, y se ha pavimentado con el mismo tipo de loseta. El último detalle que queda para completar el tramo es la plantación de arbolad, seis, para lo que se han dejado en la acera alcorques. Se colocarán tilos como hay en el resto y se ha adecuado la instalación eléctrica de las farolas.

MEJORAR EL HÁBITATMirando desde Beloso hacia el Arga, junto a la pasarela peatonal de la trasera de la Ciudad Deportiva Amaya, el Ayuntamiento de Pamplona también está actuando para mejorar, en este caso, el hábitat del entorno del río. Camino Jaso, directora del área de Ecología Urbana, explicó que la actuación ha consistido en la “erradicación” de especies exóticas invasoras, como la budleya, o arbusto de las mariposas, que se había aposentado con una extensa zona, “por lo que se ha procedido a erradicar por peligro de que invadiera el ecosistema de otras especies autóctonas”. Durante la actuación, además, se descubrió que la zona recibía agua de una regata de pluviales que llega desde el Seminario, “y vimos la oportunidad de crear un humedal”.

En la parcela, que era de titularidad municipal y que hasta finales del siglo XX albergó una granja, se han excavado dos zonas, a modo de charcas, con un metro de profundidad y una superficie de 50 metros cuadrados, y se han repoblado con plantas acuáticas y semiacuáticas, lo que permitirá mejorar el hábitat de anfibios, y otras especies como la nutria o el visón europeo. Y justo al lado, junto a la ribera del río, se han colocado dos nidos artificiales de martín pescador, que podrán ser visitados.

El coste

150.000, el derribo. El derribo de Villa Celes en la cuesta de Beloso ha costado en torno a 150.000 euros, debido a la complejidad de la actuación por su ubicación junto al talud. Por su parte, el acondicionamiento del humedal junto a la pasarela del Amaya ha costado en torno a 20.000 euros. La tercera actuación, que consolida el talud derecho en la bajada a Burlada, ha costado otros 107.000 euros.

opinión

Camino Jaso “El humedal mejorará el hábitat de anfibios”

La directora de Ecología destacó que los anfibios son un grupo muy vulnerable, de ahí la actuación.

Últimas Noticias Multimedia