Plan Estratégico de Comercio

Los habitantes de Pamplona realizan sus compras habituales en el súper del barrio

Descienden las adquisiciones diarias en las pequeñas tiendas de alimentación, del 12% en 2009 al 3% en 2016

noticiasdenavarra.com - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 12:43h

Vista general de la calle Mayor.

Vista general de la calle Mayor. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Vista general de la calle Mayor.

PAMPLONA. Los vecinos de Pamplona realizan sus compras habituales en supermercados de sus barrios y Casco Antiguo y Ensanches se sitúan como las zonas comerciales más atractivas de la ciudad.

Estos son algunos de los datos que se pueden extraer de los estudios que el Ayuntamiento de Pamplona ha realizado sobre la oferta y la demanda comercial de la ciudad y la comarca que servirán de base para realizar el diagnóstico que permitirá elaborar el futuro Plan Estratégico de Comercio. La concejala delegada de Economía Local Sostenible, Patricia Perales, ha sido la encargada de presentar en rueda de prensa las líneas maestras de estos estudios antes de que todos los datos se expusieran en la Mesa de Comercio, celebrada esta mañana en el Consistorio. El estudio sobre la oferta comercial de Pamplona ha sido realizado por Auren y ha contado con 850 encuestas, grupos de discusión y paneles de expertos, entre otras herramientas.

El estudio sobre la demanda comercial en Pamplona y comarca ha sido realizado por CIES, S.L. con 1.000 entrevistas telefónicas y 1.410 encuestas en calle. Ambos documentos han de sentar las bases para la redacción, dentro de este mismo ejercicio, del Plan Estratégico de Comercio una herramienta clave para diseñar el futuro del sector de cara a los próximos años.

Los objetivos de este plan son analizar con detalle el marco de la actividad comercial en Pamplona, determinar la adecuación de la oferta a la demanda en los distintos barrios y ser un verdadero plan de ordenación con la consolidación y potenciación de su centro urbano y el desarrollo de zonas y ejes comerciales en los diferentes barrios. También ha de servir para diseñar propuestas de actuación concretas combinando acciones comerciales, empresariales o turísticas y determinar acciones armonizadas con la imagen que el Ayuntamiento desea proyectar de ciudad comercialmente viva y dinámica.

Necesidades: formación, relevo generacional y ayudas

Es el estudio de la oferta el que plantea un análisis de las necesidades del sector. Entre ellas la prioridad es volver a atraer a clientes, ser más competitivos, garantizar el reemplazo generacional, recibir información de las ayudas existentes y formación en marketing y ventas, idiomas y gestión de stocks. Según el análisis realizado, el sector tradicional ha notado la implantación de las grandes superficies en una menor facturación, la reducción de la clientela, la reducción de los precios y el cierre de establecimientos.

Entre las carencias del sector comercial de proximidad se señala la formación en el uso de la TICs en el comercio y la aplicación de las nuevas tecnologías y el desarrollo de servicios ligados a la compra. También, implantar técnicas de captación de clientela y de fidelización así como de promoción de ventas, acciones para mejorar escaparates e interiores y participar en campañas conjuntas de espacios comerciales de la misma zona.

Estrategias: especialización, nuevos nichos de mercado y apoyo al emprendimiento

Estratégicamente, los profesionales del sector se muestran preocupados por potenciar la especialización de los negocios, buscar los segmentos de demanda crecientes, realizar de estudios de mercado sobre la viabilidad económica y la expansión de los negocios, apoyar a los emprendedores en el relevo generacional, promocionar la imagen comercial como destino conjunto de varios negocios y potenciar acuerdos de colaboración con las administraciones locales.

En este sentido, señalan la necesidad de mayor integración de las actividades comerciales en los instrumentos de planeamiento urbano y ordenanzas municipales y mejorar la accesibilidad y la dotación de aparcamientos. Entre las principales fortalezas, los comerciantes muestran la cercanía y proximidad del comercio local a la ciudadanía, la especialización como valor añadido sobre el producto y el trato cercano y especializado. Asimismo se señala como oportunidades de mejora la posibilidad de crear sinergias con el sector turístico, la puesta en marcha de un programa de comunicación de los barrios como destinos de compra, la creación de un banco de ideas de negocio y la potenciación del asociacionismo zonal.

Medio millón de personas a menos de 45 minutos y 2.690 altas en el IAE

El ‘Estudio sobre la oferta comercial de Pamplona’ ha tenido en cuenta que cerca de medio millón de personas viven a menos de 45 minutos en vehículo de Pamplona y que las grandes superficies comerciales están en los municipios limítrofes. La dotación comercial minorista de Pamplona ha descendido durante los últimos 5 años un 11,7%. Actualmente presenta 2.690 altas comerciales en el Impuesto de Actividad Económica (IAE) y casi medio millón de metros cuadrados de superficie comercial en planta baja.

El mayor porcentaje lo tienen el comercio mixto con el 36% y en torno al 14% se sitúan alimentación y bebidas, equipamiento hogar y equipamiento persona. Si se tiene en cuenta las altas en el IAE de comercio minorista , los barrios que tienen mayor número son Ensanche, Casco Antiguo e Iturrama, sumando entre los tres, cerca del 54% del total de la ciudad.

El comercio minorista en planta baja representa el 37% de las actividades económicas

El peso del comercio minorista en planta baja en Pamplona es del 36,65% respecto al total de actividades económicas. La mayor parte de las altas en el IAE en planta baja se dan en Ensanches (21,8%), Iturrama (15%) y Casco Antiguo (10,7%). Actualmente hay inactivos en Pamplona 1.520 locales, de los que 290 están en el Casco Antiguo, 225 en el Ensanche y 182 en Rochapea. En el comercio de proximidad, la media de edad de los empresarios es de 48 años con más de 10 años de experiencia y estudios secundarios y superiores. El grado de rentabilidad de los negocios es menor al 30% y cuentan para su trabajo con equipos informáticos y de software. Menos del 30% pertenecen a asociaciones, un 28% aceptan encargos, un 25% tienen atención al cliente y un 12% cuentan con tarjetas de fidelización.

Suben supermercados e Internet, bajan hipermercados y pequeñas tiendas

Según constata el estudio de demanda comercial, el supermercado de barrio casi llega a copar la mitad de las compras habituales que se realizan en Pamplona y comarca (49% el año pasado frente al 51% que alcanzó en 2012 y el 44% de 2009). Por el contrario, han descendido las adquisiciones diarias en las pequeñas tiendas de alimentación del 12% en 2009 al 3% en 2016 aunque el mayor descenso se produjo en 2012 que ya estaba en el 4%.

Un descenso compartido por hipermercados (20% de las compras en 2009;21% en 2012 y 9% en 2016) y en menor medida por mercados municipales que en 2009 surtían el 4% de las compras y en 2012 y 2016 el 2%. Por lo que respecta a las compras no cotidianas, el 29% se realizan en grandes superficies especializadas (eran el 13% hace siete años y el 27% hace cuatro años) y el 24% en tiendas especializadas independientes (el mismo porcentaje que en 2009 aunque en 2012 llegó al 31%).

A continuación se sitúan las cadenas o franquicias, que bajan de una cuota de mercado del 29% en 2009, al 21% en 2012 y el 17% el año pasado. En este listado también aparecen los centros comerciales (11% en 2016;8% en 2012 y 14% en 2009);los hipermercados que se mantienen en 2016 con el mismo porcentaje del 4% de 2012 después de estar en el 10% en 2009, e Internet, que en 2009 no aparecía, en 2012 alcanzaba el 1% y ya está en el 4%.

Los pamploneses prefieren supermercados de barrio para compras cotidianas

Teniendo en cuenta si son compradores de Pamplona o de la comarca, se puede destacar las diferencias que hay en las compras cotidianas en supermercados que son del 52% para los vecinos de la capital y el 45% para los de la comarca, quienes a cambio compran mucho más en los supermercados grandes (21% frente a 10%) y en hipermercados (11% y 7%).

En las compras no habituales, las grandes superficies especializadas resultan más atractivas para los vecinos de la comarca (33% de las compras) que para los de Pamplona (26%) como los centros comerciales (13% y 7%), al contrario que las tiendas especializadas independientes (27% de las compras de Pamplona y 19% de las de la comarca) o centros comerciales localizados en el centro de la ciudad (12% y 7%, respectivamente).

El 84% de los gastos cotidianos de habitantes de Pamplona queda en la ciudad

El estudio también muestra cómo las personas que viven en Pamplona compran en su mayoría en el centro (33%) o en ‘comarca sur-este’ y ‘cinturón’ (ambas con el 15% de las compras) y en ‘comarca norte-oeste’ (12%). De los barrios destacan San Juan (aglutina 11%) e Iturrama-Milagrosa (9%). En cambio, las personas de la comarca apenas compran en barrios y se inclinan por ‘comarca norte-este’ con el 31%, ‘comarca sur-oeste’ con el 30% y el centro de Pamplona con el 23%.

Por lo que se respecta al gasto en compras cotidianas, la media arroja que el 61% se hace en Pamplona y el 39% en la comarca, pero entre los vecinos de Pamplona llega al 84% del gasto el que se queda en la ciudad. Los vecinos de la comarca gastan el 31% del presupuesto en compras habituales en la capital y el 69% fuera de ella. En los alimentos frescos lo que prima es la proximidad del establecimiento (en el 64% de las compras), la calidad del producto (57%) y la atención al cliente (24%). La proximidad también es lo más importante para el resto de alimentación (67%) y droguería (59%). Baja para ocio (26%) y ropa (19%), artículo en lo que más importa al cliente es la calidad y variedad (33%) y el precio (23%). En ocio destacan la calidad de los productos (23%) y la variedad (26%).

Se valora la atención al cliente y la variedad del producto

Entre los factores señalados para elegir establecimientos donde comprar, los encuestados destacan que devuelvan el dinero, aconsejen y atiendan bien, estén cerca, tengan variedad, que se pueda pagar con tarjeta o que haga ofertas. Lo que no influye en las compras es que tengan productos muy baratos, que la tienda sea moderna o que además de comprar se pueda pasear o tomar algo.

La opinión de los consumidores sobre el pequeño comercio se mantiene muy similar a los estudios anteriores. Sobre 5, se valora con 4,1 la variedad de producto y la atención al cliente;con 4 el transporte público;con 3,9 el horario;con 3,8 la relación calidad precio;y con 2,3 las plazas de aparcamiento. Pamplona sigue siendo atractiva para el 59% de los compradores, una porcentaje que baja ligeramente desde 2012 cuando era del 65% y del 63% en 2009. Entre los motivos principales de compra se mantienen en el 51% la proximidad y sobre el 25% la variedad de las tiendas y la variedad del producto.