“vamos a convertirlo en el mejor de todos”

Trump apuesta por reforzar y mejorar el arsenal nuclear de EEUU

El portavoz de la Casa Blanca asegura que no se van a quedar atrás cuando otros países lo aumentan

Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump (d), y su hija, Ivanka Trump (i), asisten a una audiencia sobre tráfico doméstico e internacional de personas

El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump (d), y su hija, Ivanka Trump (i), asisten a una audiencia sobre tráfico doméstico e internacional de personas (EFE)

Galería Noticia

El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump (d), y su hija, Ivanka Trump (i), asisten a una audiencia sobre tráfico doméstico e internacional de personasMarcha en Chicago con el lema ‘Combate la pobreza, no a los pobres’<em>.</em>

washington- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que quiere reforzar el arsenal nuclear norteamericano para convertirlo en “el mejor de todos”, tras considerar que su país ha perdido capacidades en materia de armamento atómico.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters, Trump criticó el despliegue de misiles de crucero por parte de Rusia por considerar que supone una violación del tratado de control de armas y aseguró que abordará este tema con el presidente ruso, Vladimir Putin, cuando tenga oportunidad.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró que la respuesta del presidente era para “dejar claro que mantenemos el dominio estadounidense en todo el mundo y no nos vamos a quedar sentados cuando otros países aumentan (su arsenal)”.

Estados Unidos es junto con Rusia la potencia con mayor número de cabezas nucleares, seguido muy por detrás de otros países como Reino Unido, Francia y China.

No obstante, la avanzada edad del arsenal estadounidense, que se emplea en misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos aéreos, ha motivado durante los últimos años un debate sobre las necesidades de modernización.

La administración del anterior presidente, Barack Obama, se comprometió a invertir en modernizar tecnológicamente el arsenal, mientras que el actual secretario de Defensa, James Mattis, en 2015 llegó a dejar abierta la puerta a desmantelar las ojivas nucleares de misiles intercontinentales para evitar accidentes.

más presión sobre pyongyangPor otra parte, Trump dijo que China podría resolver la amenaza a la seguridad nacional que representa Corea del Norte “muy fácilmente si quisiera hacerlo”, aumentando la presión sobre Pekín para que ejerza más influencia para frenar las acciones belicosas de Pyongyang.

Hablando desde el Despacho Oval, el presidente estadounidense dijo sentirse “muy enfadado” por los ensayos de misiles balísticos realizados por Corea del Norte y apuntó que entre las opciones disponibles frente a esa amenaza está la de acelerar el despliegue de sistemas de defensa de misiles en Corea del Sur y Japón.

Trump también habló de la propuesta republicana para un ajuste de impuestos destinado a impulsar las exportaciones estadounidenses aunque no llegó a mostrar su respaldo a la medida. “Yo desde luego que apoyo un impuesto en la frontera. Lo que va a pasar es que las empresas van a volver aquí, van a construir sus fábricas y van a crear muchos más empleos y entonces no hay impuestos”, indicó. - Efe/E.P. / Foto: Efe

en detalle

Más control del uso de marihuana. El Gobierno estadounidense de Donald Trump está a favor de un “mayor cumplimiento” de las leyes federales contra el consumo lúdico de marihuana, mientras que se mostró abierto a su uso médico.

Desalojan a los últimos manifestantes en Dakota. Las autoridades policiales y militares de EEUU desalojaron ayer el campamento del último reducto de manifestantes que bloqueaba la construcción de un oleoducto en Dakota del Norte que pasará cerca de un reserva indígena, después de meses de oposición.

gestión presidencial

42%


Solo el 42% de los estadounidenses aprueba la gestión de Trump, un mes después de su llegada a la Casa Blanca, el nivel más bajo registrado por ningún otro presidente, según un sondeo publicado por Gallup. Entre los republicanos, el respaldo es mucho mayor, llegando al 86%, mientras que entre los demócratas la desaprobación a su gestión alcanza el 89%.