En peligro de muerte

Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

CRÓNICA

EN EL REQUETÉ DE OLITE

Autor: Mikel Azurmendi. Editorial: Almuzara, 2016. Páginas: 296.

Se dan cita las aventuras y desventuras del soldado y los acontecimientos reales, presentes en forma de mapas, fotografías y documentos que informan sobre las condiciones infrahumanas

Indaga, como lo hace, en las razones psicológicas y en las c

Sin renunciar a una mínima trama novelística, Mikel Azurmendi (autor de Las brujas de Zugarramurdi, donde ya indagaba en las causas de una persecución desencadenada por las contradicciones sociales entre la clase instruida y la gran masa analfabeta) cronica ahora los primeros meses de la Guerra Civil española desde la perspectiva de un joven combatiente de un tercio ultraconservador navarro en un relato titulado con tino En el Requeté de Olite, donde se dan cita las aventuras y desventuras del soldado y los acontecimientos reales, presentes en forma de mapas, fotografías y documentos que informan sobre las condiciones infrahumanas en las que hubieron de luchar y sobrevivir los contendientes de dicho conflicto.

PeroEn el Requeté de Olite es un relato que también brinda al lector la posibilidad de comprobar cómo la guerra devora al hombre, en este caso a soldados que, como el requeté, en un principio no formaría parte de un solo bando de manera exclusiva en la batalla.

En realidad, el libro muestra la división galopante entre las distintas sensibilidades existentes en todo bando a lo largo de la historia y en cualquier conflicto de tal magnitud. Y muestra la inconsciencia del ser humano ante la inminencia de su acceso al frente de batalla: “¡Paradojas de la imaginación de quien se cree en trace de ser aniquilado: sólo el valor que le eche confirmará la verdad de lo que él ha imaginado! Es decir, solamente ex post se podrá saber si lo que estos mozos tanto temen iba a cumplirse o no. Si lo que ahora sienten fuese pura paranoia y una manía de persecución, bastaría con que los republicanos se cruzaran de brazos ante ellos”.

El estilo narrativo elegido por el antropólogo y traductor donostiarra para componerEn el Requeté de Olite da vida a la esencia del libro, la crónica, ocultando un vigoroso relato tras una aparente simpleza lingüística: “El embarque en los camiones hacia Berástegu se demoró en Tolosa debido sobre todo al ánimo moroso de muchos mozos. Tras haber cebado el candil amoroso de algunas tolosanas, no podían apagar su fuego con un empeñoso pero breve adiós”. Así es como Azurmendi ha querido contarnos qué pasó por la mente de aquellos hombres y niños empeñados en tomar Donostia para entregarla a los responsables de la sangrienta rebelión armada de 1936. Y cabe informar al lector contemporáneo que sus conocimientos en etnología cultural y política terminan por imponerse en la elaboración de los diálogos y en la de las situaciones más peliagudas, esencia de unos acontecimientos de cuya veracidad dan cuenta incluso partes de guerra que redundan en beneficio de la necesidad de estudiarlos y valorarlos en su justa medida para no repetir en años futuros sus letales consecuencias.

No es de extrañar, por lo tanto, que el libro ya cuente con una segunda edición desde el diciembre pasado, un mes después de aparecer por vez primera también en Almuzara, editorial que ha publicado recientemente otros libros relacionados directa o indirectamente con el que ahora nos ocupa, como Historia de los maquis, de David Baird, o La Guerra Civil y la Tercera España, de Joaquín Riera. Pero el libro de Mikel Azurmendi es diferente a la mayoría de las crónicas y los ensayos centrados en la Guerra Civil española, indagando, como lo hace, en las razones psicológicas y en las costumbres que condujeron a multitud de personas tras la senda del conflicto armado. Página 66, fin de capítulo: “Algunos mozos se desperdigaron por los caseríos para conocer gente y hablar de otras cosas que la guerra, sin darse cuenta que ellos la llevaban consigo. En opinión de los campesinos ellos eran la guerra”.