Mesa de Redacción

Purga política de fiscales

Por Joseba Santamaria - Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Hacia un régimen autoritario y policial avanza el Estado español. Amnistía Internacional, en su informe anual, advertía sobre la devaluación de la libertad de expresión y sobre la aplicación de leyes de excepción. También denunciaba al Gobierno por no investigar las torturas tras ya nueve condenas del Tribunal de Estrasburgo. En pocos meses, cantantes, titiriteros, manifestantes, jóvenes han sido condenados a penas de cárcel por expresar libremente opiniones críticas. El último, el cantante Valtonic por unas letras contra Juan Carlos de Borbón. Una lista cada más larga impensable en EEUU, Francia, Alemania o Gran Bretaña y otros muchos estados. Casi al mismo tiempo, el Gobierno de Rajoy inicia la purga de aquellos fiscales más duros en la investigación de la corrupción o que simplemente le eran incómodos. Un paso más en la idea del ministro Catalá de trasladar la instrucción de los casos de los jueces a los fiscales, unos fiscales a los que se les exige primero obediencia a las consignas del Gobierno. Si la independencia judicial ya estaba en España devaluada por la injerencia de la política en la Justicia, este golpe, que es también una advertencia de que quienes no se muestren sumisos a los dictados políticos serán coaccionados y perseguidos, es otro paso más en la construcción de una judicatura al servicio de los intereses políticos. Una involución antidemocrática generalizada que exige una amplia respuesta social, profesional y política, que, sin embargo, dudo que se dé en una sociedad cada vez más adormecida y con una oposición a Rajoy que ni está ni se le espera.