Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juzgado de Primera Instancia 6 de Pamplona

Piden medio millón de euros a Osasuna por un ‘stock’ de ropa de 2009

CIVIL | la fabricante textil diadora reclamó ayer en un juicio 340.000 euros de cantidad principal más intereses por un suministro cuando fue patrocinador del club

Enrique Conde - Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Imagen de los jugadores de Osasuna con la nueva equipación de Diadora de la temporada 2009-10, última en la que vistió al equipo.

Imagen de los jugadores de Osasuna con la nueva equipación de Diadora de la temporada 2009-10, última en la que vistió al equipo. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Imagen de los jugadores de Osasuna con la nueva equipación de Diadora de la temporada 2009-10, última en la que vistió al equipo.

pamplona- La marca italiana de ropa Diadora, que vistió a Osasuna en las temporadas 2008-09 y 2009-10, luego entró en concurso de acreedores y fue absorbida por otra firma, reclamó ayer en un juicio celebrado en el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Pamplona la cantidad principal de 340.000 euros al club rojillo por un stock de ropa que envió a Osasuna antes de las Navidades de 2009 y que, según dice ahora, no fue abonado. A dicha cantidad, la firma reclamante añade 199.997,82 euros en concepto de intereses de demora por el tiempo transcurrido hasta que demandó en febrero de 2015.

El club rojillo, que fue defendido por el abogado Ignacio del Burgo, alega que las facturas aportadas por Diadora no acreditan que dicha entrega del material deportivo se efectuara y que, aunque así fuera, a la firma de ropa le proporcionó valor para su negocio el hecho de vestir a Osasuna durante dos temporadas en Primera División. “Por poner un ejemplo Adidas paga 94 millones por el patrocinio del Manchester United”, ejemplificó el letrado del club rojillo. En el juicio solo hubo una testifical, la de la responsable de lo que era la tienda del club, que ahora es de Adidas, y la misma recordó que de una temporada para otra la marca que vestía al equipo, en este caso Diadora, renovaba todas las indumentarias. Recordó que en diciembre de 2009, cuando se pidió un encargo para traer nuevo material de cara a la posible venta en Navidades, la firma Diadora se negó alegando que tenía “facturas pendientes”. El abogado de la marca italiana recordó que en los suministros de ropa que se efectuaron “hubo notas de abono porque una parte pequeña de ese material fue devuelta, lo que demuestra que se había suministrado la ropa”. Diadora entiende que no caben las alegaciones de Osasuna en cuanto al crédito compensable, es decir el valor añadido que le concedía a la fabricante el hecho de que sus prendas las vistiera Osasuna. “No procedería dicho crédito porque la remuneración no fue cumplida y tampoco Osasuna se prestó activamente para actos publicitarias con Diadora como organización de eventos o presencia de publicidad en el estadio. Tampoco se cumplió la obligación de una compra mínima de ropa y esta no se pudo liberar hacia otros canales de venta”, argumentó el abogado, que dijo que Diadora fue hasta 2014 constante a la hora de requerir esta cantidad adeudada.

El letrado de Osasuna discrepó con el de la firma de ropa puesto que, a su criterio, la simple presencia de la factura no garantiza que se produjera “el suministro real. No hay albaranes, ni justificantes. Hay que hacer un acto de fe para creer que esa ropa se entregó. El celo probatorio debía excitarse un poco más”. Y añadió que Diadora usó para su negocio “la marca Osasuna y se benefició de algo que tiene un valor en el mercado. Esto no fue una concesión graciosa”, expuso, y combatió el hecho de que Diadora no fuera expuesta en actos públicos, para lo que aportó como prueba documental el póster oficial de aquella temporada, fotos de Camacho y Pandiani con la indumentaria de Diadora y reportajes de la revista del club hablando de su línea de ropa. Por ello, la entidad navarra entiende que la demanda debe desestimarse.

LAS POSTURAS

La firma de ropa italiana. Exige una cantidad de 340.000 euros más casi 200.000 euros de intereses de demora desde lo que considera el impago en diciembre de 2009 hasta que se presentó la demanda judicial, en febrero de 2015. Entiende que se le adeudan una serie de facturas por los stocks de ropa que suministró a Osasuna antes de las Navidades de 2009.

Osasuna. Alega que el mero hecho de la existencia de unas facturas no acredita que se produjera el suministro real y que además, la marca de ropa se benefició por el hecho de ser patrocinador de que Osasuna vistiera sus prendas deportivas durante dos temporadas, con lo que considera que eso salda la deuda porque tuvo la oportunidad de a través de un equipo de Primera División realzar el valor de su marca en el mercado.