El Consistorio de Barañáin reabre el debate de sus entreplantas

Crear diez pisos es una de las tres opciones del tripartito, con un informe técnico favorable

Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- El Ayuntamiento de Barañáin ha retomado el debate sobre el futuro uso de las entreplantas municipales de la plaza consistorial. Reformar estos locales de propiedad pública para uso de colectivos y otras necesidades municipales formaba parte las inversiones previstas para 2016 a cargo del remanente de tesorería (192.800 euros). Al no ejecutarse dentro del pasado ejercicio la partida quedó extinguida. Meses después la comisión de Urbanismo está analizando de nuevo tres opciones: la creación de diez viviendas de alquiler social, destinar una parte a vivienda y otra para dependencias municipales, y una tercera alternativa que pasa por combinar los usos de vivienda y dependencias municipales (futuras necesidades para el Ayuntamiento).

Existe por otro lado un informe técnico que avala la reconversión en usos residenciales una vez solventados dos obstáculos técnicos: acondicionar la salida de humos desde la fachada previo permiso a los vecinos y abrir un hueco para ascensor en aquellos portales donde no haya parada en las entreplantas. El Ayuntamiento aprobó en su día una ordenanza que daba cobertura a la construcción de viviendas en entreplantas y bajeras, mientras que la nueva ley foral de vivienda habilita a su vez subvenciones si dicha transformación se realiza para alquiler social (diez años) y para rentas por debajo de 1,7 veces el IPREM. En total, el Ayuntamiento dispone de entre 800 y 900 m2 distribuidos en cinco portales frente al edificio consistorial. Este año sí aparece en los presupuestos a cargo del Plan de Infraestructuras Locales el arreglo de la envolvente térmica de las entreplantas con independencia del uso que se le de.

La finalidad de estos espacios fue polémica y provocó en su día la división dentro del tripartito después de que el concejal de Batzarre Battite Martiarena aprobara junto con la oposición una moción a favor de reconvertir las dependencias municipales en viviendas de alquiler social (pidió la paralización de las obras de reforma) lo que precipitó su expulsión del equipo de gobierno. El gobierno lo forman EH Bildu, Participando en Barañáin e I-E/Equo, que junto con Geroa Bai, firmaron un acuerdo programático ( 11 de 21). Desde alcaldía se aseguró en octubre del 2016 que las obras continuarían. EH Bildu venían defendiendo además el uso de estas entreplantas para colectivos. Casi una treintena de entidades sociales y culturales de Barañáin habían reclamado previamente al Ayuntamiento dichos locales para desarrollar su actividad. El gobierno local ya cedió como gaztetxe los antiguos vestuarios de las pistas de atletismo (decisión recurrida ante el TAN) y la idea es ubicar a la Comisión de Fiestas y otros colectivos en los locales de la Avenida Comercial (2 y 4).

El uso de las entreplantas en cambio sigue en el aire. El tema volvió a salir a la palestra en la sesión plenaria de ayer después de que UPN y PSN preguntaran por la presencia de personas visitando los locales (persianas elevadas y luces encendidas). La Corporación también aprobó el acuerdo para que Tracasa haga oficial (no sólo en la señalización de calles sino en direcciones postales, buscadores de Internet, etc) la denominación en bilingüe de las calles. Y acordaron el traslado de la empresa adjudicataria de la limpieza a una nave del polígono y liberar así la actual sede (debajo de los Servicios Sociales) para albergar el centro de distribución de alimentos. Fue rechazada la moción de UPN contraria a la reforma de la ley que despenaliza la presencia de la ikurriña en los ayuntamientos. Martiarena planteó que sea la ciudadanía de Barañáin la que decida a través de una consulta antes de adoptar una decisión al respecto. - A.I.