BNC gana con solvencia al Alcázar

Fin a la mala racha

Leb Plata BNC gana con solvencia al Alcázar tras un gran primer cuarto pero se queda a las puertas de llevarse el ‘average’

Javi Gómez Mikel Saiz - Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Hidalgo deja suavemente la pelota en la canasta.

Hidalgo deja suavemente la pelota en la canasta. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Hidalgo deja suavemente la pelota en la canasta.

BNC 78

Alcázar 68

BASKET NAVARRA CLUB Fuentes (8), Poston (4), Narros (18), Max (16), Hidalgo (23)-cinco inicial-, García (4);Bleeker, Zabalo, Vázquez (5).

ALCÁZAR Thomas (11), Santoja (19), Oluic, Villarejo (14), Nared (2)-cinco inicial-, Ruiz (2), Estévez (10), Djambo (3), Mbansogo, Díaz (7).

Parciales 30-13, 13-22 (43-35), 22-18 (65-53) y 13-15 (78-68).

Árbitros Torres y Marqueta. Expulsaron al entrenador visitante por doble técnica.

Incidencias Pabellón Universitario con, aproximadamente, 400 espectadores.

Pamplona- Adiós a la mala racha. Víctor Hidalgo lideró a Basket Navarra para vencer ante un rival directo y lograr quitarse de encima esas malas sensaciones que les habían dejado los últimos encuentros, perdidos en los último minutos.

Y pocas maneras mejores de evitar que se te escape el encuentro al final que finiquitarlo desde el principio. Los rojos salieron en tromba. Max e Hidalgo comenzaron a dominar ambas zonas avisando de sus intenciones. Se les unió al poco el de siempre. Narros, esté más o menos resultón ese día, hace números que marcan la diferencia (ayer 18 puntos). Entre los tres se guisaron y se comieron el destrozo que realizaron en ataque al Alcázar. Treinta puntos al final del primer cuarto invitaba al optimismo. Además, la falta de acierto de los visitantes les había dejado en unos pírricos 13 puntos.

Pero Alcázar es un rival directo por los play off por algo. Santoja comenzó a anotar y sobre todo los visitantes robaron el ritmo del encuentro. BNC se atascó y comenzó a tomar decisiones erróneas en ataque. Los visitantes redujeron a la mitad la ventaja y dieron la sensación de que si no cambiaba, el guión de la segunda parte lo iban a protagonizar por ahí.

Pero ayer el prota del libro era otro. Hidalgo, que acabó con 23 puntos y 9 rebotes, dio un recital de fundamentos en ambos postes, de esos de poner a los niños para que aprendan a jugar de espaldas y de cara a canasta. Incluso se atrevió con una asistencia inverosímil que no salió por poco. Ayer, sin Bleeker lesionado con un esguince que provocó que apenas jugara, Hidalgo demostró las diferencias que puede marcar en esta categoría.

Además, BNC mantuvo durante todo el encuentro un control absoluto del rebote. Hidalgo hizo lo suyo, Max también, pero el encargado de controlar las altas esferas del Universitario es Manu Vázquez. El joven alero cedido por Unicaja sumó ayer 11 rebotes, alguno le sirvió también para arreglar una bombilla fundida en el techo de lo arriba que saltó.

Esto cerró las segundas opciones de Alcázar y permitió a los de Prado correr para controlar el encuentro durante la segunda parte. Ayudó también la expulsión del entrenador visitante a falta de seis minutos por dos técnicas, la segunda por una queja mínima y en la que, además, tenía razón, todo hay que decirlo.

Con Fuentes controlando el partido a su antojo, la ventaja no bajó de 10 puntos en los últimos minutos. La pena es que el equipo navarro estuvo apunto de llevarse el average (65-50 en la ida), algo que había convertido la noche en redonda. Pero la victoria cuenta y mucho. Vuelve a colocar a BNC en la lucha por las eliminatorias por el título y hace que recupere sensaciones positivas. Y este equipo en modo ganador es muy peligroso en play offpara cualquiera, así que sólo falta rematar la faena en lo que queda de campaña.