Se anunciará el próximo lunes

La Fiscalía también se inclina por no exigir prisión para Blesa y Rato

Anticorrupción pedirá el lunes que se convoque vistilla para solicitar medidas cautelares contra los condenados
De Guindos sobre las tarjetas ‘black’: “Al final el tiempo acaba poniendo todo en su sitio”

Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

La Fiscalía también se inclina por no exigir prisión para Blesa y Rato.

(EFE)

Galería Noticia

La Fiscalía también se inclina por no exigir prisión para Blesa y Rato.

pamplona- La Fiscalía Anticorrupción anunciará el próximo lunes si pide el ingreso inmediato en prisión u otras medidas cautelares para alguno de los 65 condenados por el uso irregular de tarjetas opacas de Caja Madrid, entre los que figuran los expresidentes de la entidad Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

Fuentes de la Fiscalía no han especificado cuáles serán las medidas que propondrá el fiscal Alejandro Luzón al tribunal que el jueves condenó a Blesa y Rato a seis años y cuatro años y medio de prisión, respectivamente, al considerarlos culpables de apropiarse indebidamente del patrimonio de la entidad a través del sistema de las tarjetas “black”, pero, según informó la Cadena Ser, se conformará con la prisión eludible bajo fianza para Blesa y Rato.

Tanto Blesa como Rato manifestaron su intención de recurrir la sentencia, decisión compartida por la mayoría de los condenados y para lo que cuentan con cinco días a partir de su notificación.

El presidente de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), Gonzalo Postigo, sindicato de las antiguas cajas que ha ejercido la acusación popular, explicó que no descarta acudir al Supremo para que “se les juzgue por un delito de administración desleal” al no ser todavía la sentencia firme. La CIC ha pedido a la Sala de lo Penal el ingreso en prisión sin fianza de Blesa y Rato para evitar “la reiteración del delito”.

Aunque Anticorrupción no ha adelantado qué hará en el caso de las tarjetas Black, es previsible que la petición de medidas cautelares se centren en los condenados con penas de cárcel más elevadas, como los dos expresidentes ejecutivos de Caja Madrid y Bankia. Ambos tienen además otras causas pendientes con la justicia, un criterio que suele tener en cuenta el fiscal a la hora de valorar las medidas cautelares que solicita. Si optara por no pedir su ingreso en prisión inmediata, podría pedir otras medidas, como la retirada de pasaporte y la obligación de comparecer periódicamente ante el juez.

En principio, la Fiscalía es partidaria de solicitar el ingreso en prisión sólo para los condenados a más de cinco años y cuando existe riesgo de fuga, circunstancia que no parece apreciar en el caso de Miguel Blesa, el único con una pena superior. Sí podría imponerle alguna otra medida cautelar, como la retirada del pasaporte o la comparecencia periódica en el juzgado.

Anticorrupción aplicó el criterio de pedir el ingreso en prisión preventiva sin fianza para los condenados a penas superiores a cinco años de cárcel a Francisco Correa, Álvaro Pérez y otros condenados de la trama Gürtel. En los casos de Diego Torres e Iñaki Urdangarin, condenados a ocho años y seis años de prisión respectivamente, la fiscalía solicitó, sin embargo, el encarcelamiento eludible con fianza, aunque el tribunal optó finalmente por dejarles en libertad sin necesidad de abonar fianza.

A Rato ya se le retiró el pasaporte en octubre de 2015, con motivo de la causa pendiente en el juzgado de instrucción nº 31 de Madrid sobre el origen de su fortuna. En mayo de 2013, Blesa tuvo que entregar también su pasaporte, en la causa que investigaba la compra de City National Bank de Florida, pero se le devolvió en julio de ese año a instancias de la Audiencia Provincial de Madrid.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, mostró ayer su respeto por la sentencia del caso de las tarjetas “black” de la extinta Caja Madrid y se ha limitado a señalar que “al final el tiempo acaba poniendo todo en su sitio”. El ministro recordado que el FROB ha remitido a la Fiscalía 47 operaciones de casos “potencialmente irregulares” referidos, aparte de a Bankia, a otras entidades como Catalunya Caixa o Novacaixagalicia, entre otras. - D.N.