“Dentro de 50 años Sastre será más conocido y reconocido que hoy ”

Paco Azorín dirige la nueva versión de una obra que “parece escrita ayer”

Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

PAMPLONA- “Es uno de los textos más importantes de la dramaturgia española del siglo XX y está escrito por uno de los autores imprescindibles de nuestra literatura dramática”. Así de tajante se muestra Paco Azorín, director de la nueva versión de Escuadra hacia la muerte, que no alberga ninguna duda sobre el papel que corresponde a Alfonso Sastre en el mundo de las artes escénicas.

El montaje que hoy recala en el Teatro Gayarre es una coproducción del Centro Dramático Nacional (CDN) y Metaproducciones. Se estrenó el año pasado en el Teatro María Guerrero de Madrid, el mismo en el que fue censurada por antimilitarista a los tres días de su estreno en 1953. Ha sido bastante representada en el ámbito del teatro amateur y universitario, pero no se ha programado mucho en círculos profesionales, por lo que Azorín cree que es una ocasión única para disfrutar de “uno de los pilares de la dramaturgia”.

Unax Ugalde, Julián Villagrán, Jan Cornel, Iván Hermes, Carlos Martos y Agus Ruiz forman el elenco actoral de este drama ambientado en una III Guerra Mundial que acontece en un futuro cercano. Interpretan a seis soldados encerrados en un búnker -en la versión original de Sastre era una cabaña en el bosque- que mientras esperan a un enemigo que no llega se plantean “las preguntas fundamentales” del ser humano: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Qué es el tiempo? ¿Por qué pasa tan rápido? ¿Qué entendemos por la muerte desde el punto de vista biológico y ético?

“Es el thriller perfecto, el búnker se convierte en una olla a presión en la que se suceden las envidias, las venganzas, los celos y el asesinato del superior de los soldados. Supongo que la censura vio ahí un aliento del tiranicidio y de matar a Franco”, sugiere Azorín, quien no obstante, tilda la obra de “grandísimo alegato pacifista”, pues el texto defiende que “con la violencia de las armas y de las palabras no se va a ningún sitio”.

Con permiso de Sastre, el director ha “limado” el texto para adaptarlo al lenguaje actual y lo cierto es que por su vigencia “parece escrito ayer y no hace 65 años”. Con Stanley Kubrick y George Orwell como referentes reconocidos, Escuadra hacia la muerteplantea desde una óptica “futurista” una “crítica feroz” al mundo actual, en el que “el dinero es la única ideología” y por ella se puede matar, violar y cometer todo tipo de atrocidades. Sin embargo, el director garantiza al público una “inyección importante de ideas positivas” porque confía en que dentro de medio siglo el mundo “será absolutamente mejor que el actual”. “Yo soy optimista. Al final de la Edad Media, Petrarca escribió al Papa diciéndole que se acercaba el fin del mundo y al poco tiempo llegó el Renacimiento. Ahora podemos estar en una era tecnológicamente avanzada pero en lo humanístico vivimos en una segunda Edad Media, pero estoy convencido de que otro Renacimiento va a llegar, como apunta uno de los personajes que se presenta como el luminoso fundador del nuevo mundo”, sostiene.

ReconocimientoAzorín exhibe idéntico optimismo al referirse a la poco representada obra de Alfonso Sastre. “España es un país terriblemente conservador, lo lleva en su ADN, y Sastre ha pagado muy caro el precio de ser consecuente consigo mismo al apostar por un teatro experimental, de investigación, que proponía preguntas nunca planteadas antes”, opina. Y remata: “Además, ha sido un personaje controvertido que no se ha cortado un pelo en la expresión de sus ideas. Dentro de 50 años, cuando se evalúe exclusivamente la singularidad de su trabajo, Alfonso Sastre será mucho más conocido y reconocido que ahora. Su obra vivirá un resurgir seguro porque es teatro de calidad y con mayúsculas”. - Juan G. Andrés