Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Anima a “recuperar” un partido “creíble"

Sánchez reivindica un PSOE de izquierdas frente a la “gran coalición”

Anima a “recuperar”, a diferencia del modelo de la gestora, un partido “creíble y coherente en el que la militancia decida”

Iván Pastor Patxi Cascante - Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Pedro Sánchez aplaude a los cerca de 500 asistentes a la Casa de Cultura de Burlada.

Pedro Sánchez aplaude a los cerca de 500 asistentes a la Casa de Cultura de Burlada. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Pedro Sánchez aplaude a los cerca de 500 asistentes a la Casa de Cultura de Burlada.

pamplona- Pedro Sánchez animó ayer a “recuperar” un partido “autónomo, creíble y coherente con la palabra dada” y reivindicó un Gobierno que “luche contra la corrupción y no contra los fiscales que la combaten”.

En una Casa de Cultura de Burlada abarrotada, el candidato a la Secretaría General del PSOE alentó a reivindicar un partido de izquierdas, aunque “parezca que a alguien le moleste que lo digamos”. “Reivindicamos el rojo del PSOE”, afirmó ante los aplausos del público asistente.

Sánchez aseguró que no quieren un Gobierno que “en vez de perseguir la corrupción, persigue a los fiscales que la combaten”, y añadió que “la democracia tiene un problema” si el presidente de Murcia “sigue en su cargo y el fiscal que lo persigue no”.

El Congreso que elegirá al nuevo secretario general de la formación es “decisivo” para el aspirante a secretario general, ya que los socialistas “están en una encrucijada”. Por ello, Sánchez señaló que solo existen dos caminos, un PSOE “autónomo, de izquierdas, alternativa al Partido Popular y en el que la militancia decida, o el modelo de la gestora”.

El candidato socialista advirtió al PP que “no confunda gobernar con chantajear” y aseguró que, si él gana las primarias del PSOE “no va a haber votos socialistas para políticas de derechas”. “El verdadero enemigo es el neoliberalismo y el conservadurismo del Partido Popular”, esgrimió el aspirante socialista.

Sánchez evocó a la transición y comparó la evolución que tuvo que llevar a cabo el PSOE con la situación actual, en el que los socialistas tienen que adaptarse a “un espacio político más fragmentado”, en el que, según su opinión, su partido es “imprescindible para vertebrar el cambio político en España”.

“Solo el PSOE tiene la capacidad de diálogo con todos y llegar a los grandes consensos de este país”, afirmó Sánchez, que propuso una gran alianza de fuerzas progresistas en España y en Europa frente al modelo de la gran coalición, que para Sánchez ha traído “más populismo y xenofobia”. “La gran coalición ha dejado huérfanos a los que creían en la socialdemocracia y han abrazado la ultraderecha”, afirmó el ex secretario general socialista.

En su propuesta por abrir el partido a la militancia, Sánchez abogó por incluir en los estatutos del partido la consulta obligatoria a las bases de los pactos postelectorales, y criticó que los militantes del PSC tengan que votar en las primarias mediante el voto rogado, lo que aseguró que será la “primera y última vez que suceda”.

“No queremos aliviar las políticas neoliberales sino combatirlas. O somos de centro con sensibilidad social o somos de izquierdas”, sentenció Pedro Sánchez.

apoyos del psn

Santos Cerdán: “Tenemos que recuperar el PSOE con un proyecto de izquierdas coherente y creíble, y que mejor forma que cumpliendo lo que uno dice. Pedro tiene mucho mérito porque no lo ha pasado bien en lo personal, le han acusado de dividir a la militancia y ha recibido ataques de los poderes mediáticos que quieren un partido dócil con el PP. Al PSOE no hace falta reinventarlo porque nacimos como partido de izquierdas”.

Maite Esporrín: “La ilusión que tenemos por el cambio la perdimos cuando la gestora tomó el mando para entregar el Gobierno al Partido Popular. En Navarra lo estamos pasando mal, con un cuatripartito en el que EH Bildu tiene el peso político y solo gobiernan para sus votantes con sus políticas identitarias. Trabajan para lo que nos separa en vez de para lo que nos une”.