cartas al director

Estella-Lizarra y sus apuros económicos . Alquiler de plazas públicas de aparcamiento

Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El embrollo en el que está inmerso el Ayuntamiento de Estella-Lizarra con el proyecto (puesto que no pasó de ahí) de la ciudad deportiva de Oncineda tiene, como todo, un comienzo, que es lo que le sigue. ¿Cómo se contaría este culebrón si la alcaldesa saliente no hubiese firmado documento alguno (más aún estando en funciones) y a sabiendas de que la alcaldesa entrante ya se había pronunciado contraria de forma tajante y pública?

Lo que le sigue a todo este embrollo da para un guión cinematográfico de auténtico suspense y a, a la vez, tiene tajo para los juristas. Estellicas de temple sin igual, olé, olé, olé las fiestas, viva los/as espabiladicos/as.

Francisco Javier Martínez Laplaza

Si, como parece, el Ayuntamiento de Estella se decide por alquilar las plaza que todavía no ha vendido del aparcamiento de la plaza de la Coronación, alrededor de 90, creo que se pueden conseguir cosas muy buenas y que habría muchos beneficiados. El primer beneficiado sería sin duda el Ayuntamiento, que al final somos todos, ya que recaudaría unos cuantos miles de euros cada año (90 plazas por 40 euros por 12 meses) y dejaría de tener que poner otros tantos (13.000 euros según la prensa) cada año por el mantenimiento de esas plazas que están vacías. Mientras no se vayan vendiendo, está claro que esa es la mejor opción.

Pero es que si salen en alquiler a 40 euros al mes (IVA incluido), como publicaba DIARIO DE NOTICIAS, creo que serán muchos los interesados en alquilarlas, porque es un precio muy bueno y que además rompería el mercado de Estella, cuyos precios están muy hinchados.

Hay gente que conozco que paga ahora mismo hasta 70 euros al mes por una plaza de aparcamiento (otros 50 euros), lo que a mí me parece bastante exagerado, ya que no estamos ni en Pamplona, ni en Madrid, ni en San Sebastián. Y si estas se ofrecen a un precio de 40 euros en pleno centro de Estella, más de uno y más de dos seguro que las deja y obligan a los propietarios a bajar los precios si ven que se les quedan vacías.

En definitiva, creo que sería una buena medida a tomar y que debería hacerse más pronto que tarde, ya que es una cuestión solamente de querer, y no de hacer una gran inversión, pues ya está hecha y sin recoger los frutos a cambio. ¿Por qué esperar más? Además, son plazas por lo que recuerdo muy cómodas y anchas, nada que ver con algunas que me ha tocado ver por ahí en algunos garajes privados donde te juegas rayar el coche cada vez que coges una curva.

M.L.