Las voces de quienes cuidan

La Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la Zona de Los Arcos ha impulsado la realización de un estudio que valora el papel de las personas que cuidan y hace visible ese trabajo .

- Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Participantes en la presentación del estudio hace unos días en Los Arcos

Participantes en la presentación del estudio hace unos días en Los Arcos (Foto: cedida)

Galería Noticia

Participantes en la presentación del estudio hace unos días en Los Arcos

La Casa de Cultura de Los Arcos fue escenario hace unos días de la presentación del estudio Las voces de quienes cuidan. Los costes no visibles de los cuidados, un trabajo que trata de mostrar y hacer visible el trabajo y el papel en la sociedad de las personas que cuidan a otras, cuidadoras que en su mayoría son mujeres. La Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la Zona de Los Arcos ha impulsado la realización del trabajo en el marco del Pacto Comarcal por la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal. Según explican desde el Servicio Social de Base, se trata de “un buen estudio , real y trabajado en la zona con mucho detalle y cariño”.

Para su realización se ha contado con tres grupos de trabajo, integrados por profesionales que trabajan en torno al cuidado, cuidadores familiares y cuidadoras contratadas. Con el estudio se trata de hacer visible “que los cuidados son una parte central e imprescindible para la sostenibilidad de la vida, más en un territorio como el nuestro, con un índice de envejecimiento tan alto”, explican desde la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la Zona de Los Arcos. De esta forma, se ha tratado de reconocer el trabajo de cuidados “a través de las experiencias de las personas que cuidan en nuestra zona, que son fundamentalmente mujeres”.

La presentación de hace unos días contó con la presencia entre otros del presidente de la Mancomunidad de Servicios Sociales de base de la Zona de Los Arcos, el alcalde arqueño, Javier Chasco, así como con la autora del estudio, la socióloga Sara Ibarrola, y también la subdirectora de programas del Instituto Navarro de Igualad, Nerea Álvarez.

El estudio ha dado voz a las cuidadoras mostrando sus testimonios directos

reconocimientoEl trabajo recuerda cómo “el pasado mes de agosto el Pleno municipal de Bargota decidió que fuese una mujer que trabaja cuidando a personas mayores, en representación de todas aquellas que lo hacen quien, junto con otras siete que realizan funciones similares, tirara el cohete que da inicio a las fiestas. Este hecho representa un hito simbólico de gran calado para la historia de la zona, porque de forma colectiva, por primera vez, se reconoce públicamente a quienes cuidan”, señala el documento.

En el estudio se recuerda además la importancia de este reconocimiento. “Hacerlo, además, contribuye a reparar la invisibilidad desde la que las mujeres desempeñan estos trabajos, a darles valor y a empoderar a quienes tradicionalmente vienen ocupándose de la sostenibilidad de la vida”, explican.

Asimismo, se relata que “desde hace diez años, y en el marco del Pacto Local por la Conciliación de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la Zona de Los Arcos se vienen impulsando numerosas actuaciones para que los doce Ayuntamientos que la integran, junto con agentes sociales y económicos, empresas, instituciones que intervienen en el territorio y, sobre todo, las mujeres y hombres que habitan este espacio, reflexionen sobre cómo transformar la organización social de los cuidados”.

Este estudio busca, a través del análisis de los testimonios de las personas que desarrollan en la zona de Los Arcos trabajos de cuidados, poner voz a sus experiencias y vivencias. Así, se trata por un lado de reconocer los trabajos de cuidados, “que no son visibles y se naturalizan en las mujeres, condicionándoles sus vidas”. También se trata de “dar valor a los cuidados, como un elemento central para la sostenibilidad de la vida” y, así como “contribuir a resignificar los cuidados, para poder sentar las bases de otro modelo social”.