Comienzan las obras de los contenedores soterrados en la calle Mayor de Lodosa

Van con semanas de retraso porque los vecinos rechazaron la anterior ubicación

María San Gil - Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los operarios trabajando ayer en la instalación de los contenedores.

Los operarios trabajando ayer en la instalación de los contenedores. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

Los operarios trabajando ayer en la instalación de los contenedores.

lodosa- Con semanas de retraso y después de meses de estudios, este lunes por fin comenzó la segunda fase de la instalación de contenedores soterrados en Lodosa, concretamente en la calle Mayor, una ubicación que se buscó después de que el Ayuntamiento y la Mancomunidad de Montejurra tuvieran que desechar la idea de colocar los contenedores en plaza la Cruz, junto al Paseo, debido al malestar que mostraron los vecinos.

Los trabajadores de la empresa adjudicataria, Cárcaba, ya han comenzado a colocar tres depósitos en esta calle, justo en la trasera de la casa consistorial, y acto seguido se desplazarán a la calle del Aire para instalar allá otros tres contenedores soterrados.

La idea de separar estos dos puntos es eliminar los seis contenedores en superficie que hay en la avenida de Navarra y que impiden la visibilidad de coches y peatones, así como los depósitos de los otros dos puntos (hasta un total de 14 en superficie), puesto que a veces aparecen voluminosos por el suelo, tal y como apuntaban desde el Consistorio. Además, en la calle del Aire se ganarán aparcamientos.

Se trata de contenedores con una capacidad de 5 metros cúbicos cada uno, más del doble de lo que ofrecen los actuales, y son más vistosos estéticamente hablando. Las obras, que culminan la actuación que la empresa llevó a cabo junto al polideportivo municipal, en la calle Azuda, se alargarán durante los próximos días.

El Ayuntamiento de Lodosa financiará el 30% del presupuesto de toda la actuación, cerca de 37.500 euros, mientras que la Mancomunidad de Montejurra afrontará el 70% restante, en torno a 87.500 euros.