fútbol sala primera división

Alberto Ramírez sustituye a José Luis Ruiz al frente del Aspil

Su predecesor dimitió el martes, superado “por tanta injusticia y poco reconocimiento”

D.N. - Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

tudela. Alberto Ramírez Arregui será el nuevo presidente del Aspil-Vidal Ribera Navarra FS tras la dimisión de José Luis Ruiz el pasado martes. El directivo tudelano, de 46 años, contó con el apoyo del resto de miembros de la junta gestora y afronta así esta nueva etapa al frente de la entidad. Al nuevo mandatario le acompañará un equipo gestor con cinco directivos: Óscar Ibarra (vicepresidente), José Manuel Alves (secretario), Javier Igea (tesorero) y Luis Miguel Buñuel y Javier Ruiz (vocales).

Tras la toma de posesión de su nuevo cargo, Ramírez declaró que “vamos a continuar trabajando como se hacía hasta ahora. Sé que nuestra gente va a seguir de la misma forma y, entre todos, continuaremos luchando por el que fuera en su día un sueño y el que ya hace años se convirtió en realidad. A la afición le pedimos que siga como hasta ahora, demostrando que es la mejor y siendo el sexto hombre cada quince días en el Ciudad de Tudela”. Por último Ramírez agradeció “el respaldo de los patrocinadores que confían en este proyecto.

RENUNCIA El nuevo mandatario toma el mando del club después de que José Luis Ruiz presentara su dimisión esta semana. Según explicó este último en una nota, “entiendo que no debo seguir ni un día más vinculado a la dirección de este club por el bien del mismo, de sus directivos, de sus colaboradores, de sus jugadores, de su cuerpo técnico, de sus patrocinadores y, en definitiva, de todos los aficionados que representan a esta gran familia”.

Cabe recordar que Ruiz realizó diversos comentarios en twitter tras el partido con el Barcelona en los que arremetió contra políticos, empresarios, la Liga Nacional de Fútbol Sala y los árbitros del encuentro. Aseguró también que se ha visto superado “por tanta injusticia y tan poco reconocimiento”. Sobre sus comentarios hacia la LNFS quiso rectificar para señalar que “durante estos seis años ha permitido al equipo jugar en un pabellón que no reúne los requisitos para la Primera División. No obstante, y a nivel personal, mis discrepancias han existido y sobre todo a nivel extradeportivo. Por mi forma de ser y por mi forma de reaccionar ante ciertas situaciones, no he estado a la altura del cargo que representaba”.