segunda b

Osasuna promesas visita el sardinero

machada los de josé manuel mateo juegan hoy (17.00h) en uno de los campos más complicados de la categoría

Domingo, 26 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Nuha en la ida.

Nuha en la ida. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Nuha en la ida.

pamplona- Osasuna Promesas se mide hoy al Racing de Santander (17.00h) en El Sardinero, en un choque donde los de Mateo buscarán la victoria en uno de los campos más difíciles de toda Segunda B.

El filial rojillo se desplazó ayer hasta a la capital cántabra para enfrentarse a uno de los equipos más míticos del fútbol español. “Nos enfrentamos a un grandísimo equipo de perfil muy alto y con mucha historia. Será un partido muy duro para nosotros”, afirma el entrenador, José Manuel Mateo.

Un Racing de Santander que desplegó su mejor fútbol en el partido de ida disputado en Tajonar, donde venció al conjunto navarro. Los pupilos de Mateo lucharán por voltear aquella situación y volverse con los tres puntos. “Será un plus de motivación para los chavales el jugar en un césped tan importante y ante tanta gente. Mis jugadores tienen que disfrutar en el ‘verde’, no pueden salir condicionados, ya que no les dejaría desplegar toda su calidad. Tenemos una plantilla con un gran desparpajo, sin duda harán un gran partido”, apunta el entrenador de Osasuna Promesas.

“Será un partido muy duro para nosotros, nos enfrentamos a un grandísimo equipo”

josé manuel mateo

Entrenador de Osasuna Promesas

Dieciocho son los jugadores que han viajado a Santander en una convocatoria en la que José Manuel Mateo cuenta con todos los jugadores, a excepción de Diego Rubio, Perea y Antonio Otegui, con molestias, y Aitor Buñuel, al cual el entrenador ha decidido dejar fuera para darle descanso. - D.N

las claves

Tres derrotas. Acumula el Racing de Santander en todo lo que va de campeonato, uno de los equipos menos derrotados de la categoría.

14 goles encajados. La escuadra menos goleada de la categoría, los de Ángel Viadero tienen un cerrojo en su área, donde apenas encajan goles.