El delantero suma un punto trascendental

Aimar sigue vivo

mano el delantero de goizueta, acompañado de un gran untoria, suma un punto trascendental ante unos combativos ezkurdia y merino

Domingo, 26 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Aimar Olaizola golpea la pelota durante el partido de ayer en el Labrit.

Aimar Olaizola golpea la pelota durante el partido de ayer en el Labrit. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Aimar Olaizola golpea la pelota durante el partido de ayer en el Labrit.

“Desde el inicio tanto Álvaro como yo hemos hecho un buen partido” “Han sido mejores. Hay que felicitarles y pensar en el último partido”

Olaizola II-Untoria 22

Ezkurdia-Merino II 16

Duración 79:20 minutos de juego.

Pelotazos 713 pelotazos a buena.

Tantos en juego 11 de Olaizola, 9 de Ezkurdia y 1 de Merino.

Errores 3 de Olaizola, 6 de Ezkurdia, 3 de untoria y 5 de Merino.

Marcador 0-1, 1-2, 3-3, 4-3, 4-4, 5-4, 6-5, 7-6, 7-7, 8-7, 8-8, 11-9, 12-9, 13-1014-10, 16-11, 17-12, 19-13, 20-14, 20-15, 21-16 y 22-16.

Incidencias Partido correspondiente a la 13ª jornada de la liguilla de cuartos de final del Parejas de Primera de la LEP.M disputado en el Labrit de Pamplona ante 950 espectadores.

pamplona- A los grandes campeones como Aimar Olaizola les aflora el instinto de supervivencia cuando se encuentran en situaciones de extrema peligrosidad.

El partido de ayer en el Labrit podría haber sido una trampa mortal para el goizuetarra, obligado a sumar para no despedirse del Parejas. Y en una situación tan adversa, ofreció una excelente actuación.

No obstante, es de justicia resaltar el trabajo de su guardaespaldas, Álvaro Untoria, que firmó uno de sus mejores encuentros del campeonato. El de Nájera derrochó energía, se mostró seguro -ningún fallo- y se incorporó adelante para ayudar a Olaizola cuando la ocasión lo requería.

La pareja de Asegarce tuvo delante a Ezkurdia-Merino, una dupla que si bien contaba con un triunfo más -seis puntos-, no escatimó ni un gramo de esfuerzo. Los azules mantuvieron el tipo en los primeros compases pero se fueron diluyendo con el devenir de los tantos.

El duelo comenzó con una igualdad extrema, con seis empates en el marcador antes de que alguien llegara al cartón 10. Con el 8-8, Aimar tuvo un ataque de genialidad, un brote que solo padecen los genios y firmó tres ganchos consecutivos que, en un choque tan parejo, establecieron la primera renta mínimamente destacable (11-8).

Un pelotazo de Merino, que se perdió irremediablemente en la contracancha, propició el primer descanso de la tarde con 12-9 para los de Asegarce. Ventaja que se amplió con al reanudación hasta el 16-10.

Los de Aspe siguieron apretando, Ezkurdia y Merino han demostrado a lo largo de este Parejas que son un dúo que sabe sufrir y renacer de sus cenizas. No obstante, Untoria, que ayer todo lo abarcaba, no dio alas a los conatos de reacción de sus adversarios.

El zaguero najerino respondió todos los cañonazos del de Villar de Torre, e incluso tuvo que lanzarse varias veces al suelo para rescatar algún que otro cuero.

Una pelota de Merino al colchón puso la máxima 19-12. Una diferencia sólida y que se podía presuponer suficiente dada la experiencia que acumulan Olaizola-Untoria.

Sin embargo, los de Aspe estaban dispuestos a vender cara su piel y ofrecieron un arreón final protagonizado por el delantero de Arbizu.

Un gancho, una dejada y un dos paredes de Ezkurdia pusieron el 20-16 y devolvían la esperanza de un final apretado a un Labrit que de nuevo volvió a lucir un aspecto inmejorable. Dicha esperanza desapareció cuando Ezkurdia mandó una pelota abajo, dejando la victoria a Olaizola-Untoria al alcance la mano.

De todos modos, los cuatro pelotaris se guardaron lo mejor para el final. El último tanto del partido fue una oda a este deporte. Tras un bonito intercambio, Untoria se lanza de rodillas para responder una dejada, se levanta para devolver una pelota que andaba más atrás del nueve y con un Ezkurdia ya derrengado, Aimar lanza un certero gancho que cierra el tanto, el partido y certifica la victoria.

Colosal esfuerzo de los cuatro manistas en un duelo a tumba abierta, físico, de desgaste y que cayó del lado de la pareja que hizo más méritos durante los 79 minutos de acción en el recinto pamplonés.

Aimar aún no dice adiós al torneo, tiene siete vidas, o quizá, alguna más. - I. Munárriz

Cto. de Parejas de la LEP.M

DECIMOTERCERA JORNADA

Sábado (25 de febrero), Labrit (Pamplona): Olaizola II-Untoria, 22;Ezkurdia-Merino II, 16

Domingo (26 de febrero), Astelena (Eibar): Irribarria-Rezusta;Artola-Albisu

Lunes (27 de febrero), Beotibar (Tolosa):Urrutikoetxea-Imaz;Elezkano II-Zabaleta

Martes (28 de febrero), Beotibar (Tolosa):Bengoetxea VI-Larunbe;Altuna II-Barriola


CLASIFICACIÓN

g p tf tc p

1. Irribarria-Rezusta 10 2 257 196 10

2. Elezkano II-Zabaleta 6 6 234 194 6

3. Ezkurdia-Merino II 6 7 255 234 6

4. Olaizola II-Untoria 6 7 245 241 6

5. Bengoetxea-Larunbe 6 6 216 229 6

6. Artola-Albisu 6 6 201 219 6

7. Urrutikoetxea-Imaz 5 7 218 252 5

8. Altuna III-Barriola 4 8 177 238 4

Más sobre Pelota

ir a Pelota »