Sólo ha contado con 6 artistas navarros

ARCO 2017, el arte se recupera

La 36ª Feria de Arte Contemporáneo, que sólo ha contado con 6 artistas navarros y dos galerías vasconavarras, cierra hoy las puertas con un repunte de las ventas y multitud de negociaciones para proyectos futuros

Un reportaje de Gorka Alonso (corresponsal en Madrid). Fotografías Gorka Alonso - Domingo, 26 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un hombre observa la pieza "22.enero.2017"del navarro Rodríguez Caballero.

Un hombre observa la pieza "22.enero.2017"del navarro Rodríguez Caballero. (GORKA ALONSO)

Galería Noticia

Un hombre observa la pieza "22.enero.2017"del navarro Rodríguez Caballero.

Sigue teniendo una salud delicada aunque poco a poco va recuperando fuerzas. Las transacciones de arte, en otro tiempo millonarias, han vuelto a coger impulso en ARCO 2017, una cita de referencia en el sector, pero en la que cada vez ganan más importancia el buen talante, los contactos y los acuerdos de colaboración para proyectos futuros. Cuando las ventas fallan, hay que reinventarse y no centrarse en lo puramente monetario e inmediato.

Tan sólo seis artistas navarros han tenido presencia en ARCO 2017, la 36ª Feria Internacional de Arte Contemporáneo que hoy echa el cierre en Madrid. Aunque reducida, la presencia vasconavarra en la feria ha sido de calidad, y así han querido dejarlo claro tanto galeristas como autores.

Aunque ninguna galería con sede en la Comunidad Foral ha acudido a esta edición de ARCO, el galerista navarro Moisés Pérez de Albéniz, asentado ya en Madrid, se ha posicionado una edición más como uno de los fieles a la feria. Una cita en la que ya “no todo son ventas”, sino que “son días para conocer a los artistas e iniciar negociaciones para realizar exposiciones y trabajos con ellos”, señala Pérez de Albéniz. El veterano galerista reconoce animado que en el sector se “está recuperando el cliente medio, un tipo de cliente que la crisis nos había retirado”. “Si esto sigue así, será una recuperación completa, ya que ese cliente medio es muy importante en las galería”, añade.

A falta de pocas horas para que los pabellones de Ifema empiecen a vaciarse y recuperen su silencio habitual, Pérez de Albéniz no da por concluida la feria, ya que “ARCO continúa semanas e incluso un par de meses más, pero ya en las galerías”. “Hay una gran cantidad de operaciones que hemos iniciado en la feria y que nos las llevamos a la galería, cuando empieza la postferia, que es tan importante o más que la feria”, recalca.

Tras cuatro días intensos, la galería ha logrado colocar en el mercado piezas de los 15 artistas con los que se ha presentado en ARCO 2017. “Hemos tenido ventas en diferentes formatos, desde los más pequeños, por valor de 1.300 euros, hasta otras de mayores dimensiones que han alcanzado los 85.000 euros”, añade Pérez de Albéniz. Además, las negociaciones para proyectos a largo plazo han dado sus frutos y “un museo se ha interesado por el trabajo de Miren Doiz y le han ofrecido hacer un workshop con su departamento de diseño mobiliario”, comenta.

Seis navarros

Galerías nacionales e internacionales

Doiz es una de esa media docena de artistas navarros que han tenido alguna de sus obras expuestas. En su caso, la galería de Moisés Pérez de Albéniz ha contado con la obra 2, una composición a base de moqueta, tela, bastidores y hierro.

Comparte espacio con la obra Relative states of matter 1, de Carlos Irijalba, el resultado de un trabajo de más de tres años. Se trata de un “estudio geográfico a través de unos gráficos que analizan las muestras de sal de un mar subterráneo que existió en Holanda”, tal y como explica el propio autor, quien se ha dejado ver desde el miércoles por la feria. Irijalba, además, ha hecho doblete, ya que otra de sus obras, Walls, ha llegado a ARCO de la mano de la galería santanderina Juan Silió. Se trata de una pieza realizada “en Colombia y que refleja las paredes de la selva colombina que flanquean una carretera que va desde Bogotá hasta Manizales. Hace énfasis en ese vector que es la carretera y que corta la selva, y la persistencia de ambos en una especie de batalla por prevalecer y quitarle terreno el uno al otro”, explica el navarro, para quien la feria “no se trata únicamente de ventas, sino que es el momento en el que muchos críticos y comisarios hablamos los unos con los otros y generamos contexto”.

Otro de los artistas navarros presente ha sido el corellano Álvaro Gil, quien ha presentado una instalación en la galería mallorquina L21. La obra de Gil ha sido, además, parte del stand de la galería, ya que la instalación 282+gris estaba compuesta por 282 cuadrados y una cenefa gris que recubrían todas las paredes del stand a modo de “perchero donde se puedan colgar obras de arte del resto de artistas”, explica Óscar Florit, responsable de la galería. Además, el navarro ha contado con otras tres esculturas, “dos de reciente creación, en 2017, que recuerdan a un logotipo, y otra triangular perteneciente a una serie de esculturas donde el tetraedro, los trapecios y el toroide estaban muy presentes”.

Dos habituales

Aquerreta y Rodríguez Caballero

Entre los artistas que no podían faltar a la feria se encuentran Juan José Aquerreta y David Rodríguez Caballero, presentes ambos en la galería Marlborough Gallery. En el caso de Aquerreta, la galería internacional presenta “uno de sus paisajes, Camino de la Morea, con un paisajismo muy realista”, explica Violan Porter, directora de la galería Marlborough de Barcelona.

En el caso de Rodríguez Caballero la galería ha apostado por “una de sus últimas obras, 22.enero.2017, titulada con el último día de ejecución de la obra”, apostilla Porter. “Este tipo de obra, realizada en aluminio y cobre, se caracteriza por ser un dibujo en el aire a medio camino entre la escultura y lo pictórico”, explica.

Greta Alfaro, presente en la galería valenciana Rosa Santos, cierra la lista de los navarros en ARCO 2017. A través de su obra Comedias a honor y gloria 4, Alfaro ha llevado a la feria “el resultado de documentación de una performance que realizó en Valencia en verano de 2016, donde el público podía participar disparando a una serie de copas de vino colocadas en un octógono neutro y blanco. De ese proyecto lo que queda es una serie de fotografías y el vídeo de las cámaras de seguridad”, explica la galerista Rosa Santos.

Carreras Múgica

Solo una galería vasca

La conocida galería bilbaína Carreras Múgica se ha convertido en esta edición de ARCO en la única representante de la CAV, lo que ha conllevado una menor presencia de autores vasco. No obstante, la selección que hasta hoy está presente en el espacio gestionado por Carreras Múgica sirve “de gran escaparate de aquellos autores que han tenido o van a tener una exposición institucional este año”, explica Ignacio Múgica, responsable de la galería.

“En este caso traemos obras de Txomin Badiola, que está en el Museo Reina Sofía con una exposición retrospectiva espectacular. Contamos con creaciones de Asier Mendizabal, que ha elaborado proyectos interesantes relacionados con la capitalidad cultural de San Sebastián. También tenemos otras piezas de Juan Pérez Agirregoikoa, Jon Mikel Euga, Sergio Prego, un poco de nuestros habituales”, explica Múgica.

Una de las novedades que ha ofrecido este año la galería ha sido una serie de piezas de Oteiza. En palabras de Ignacio Múgica, la galería ha tenido “la fortuna de encontrar a un particular coleccionista que ha cedido para exhibición una Piedad elaborada por Oteiza”.

La valoración de Múgica, al igual que la de Pérez de Albéniz, es “muy positiva”. “Veníamos con las expectativas bajas pero nos hemos llevado una sorpresa agradable. Hemos cerrado varias operaciones con gente diversa, desde instituciones hasta coleccionistas extranjeros, como un inglés que ha conocido aquí la obra de Oteiza y ha comprado una pieza. Esto es lo que más nos gusta, ver que viene gente de todo tipo, que hay movimiento y te gusta porque al final da sensación de vida”, concluye.

Obras del respetado Jorge Oteiza también han estado presentes en la galería catalana Marc Domenech, donde destaca Caja vacía. Conclusión experimental nº1(A).